Tauromaquia

Caerán tus muros..; pero permanecerán su historia


FESTIVAL EN ROMANONES EL 16/2/1916

Con el horizonte cercano de los 130 años del nacimiento de Saleri II en Romanones el próximo 19 de junio; un grupo de aficionados taurinos del Foro nos citamos en la villa alcarreña para comprobar la noticia recibida que nos anunciaba, que la casa donde nació el gran torero alcarreño estaba en ruina...; y resultó ser verdad. Una ruina cercada por vallas señalizadoras del peligro que representa su inestable estado, desangrado por las heridas del tiempo; y, también, por el palmario y triste olvido de su historia…

Se eligió para regresar a verla, la fecha que hizo eco en el mundo taurino de la época y que cumplía este 16/2/2020 exactamente 104 años de su celebración. De lo ocurrido ese día, todas las revistas del mundo del toro dejaron constancia en las linotipias del magno festival que Saleri II celebró en la plaza mayor de su pueblo para que, de manera gratuita, pudiera disfrutar todo el paisanaje de los buenos resultados de su temporada primera como matador de toros: la de 1915.

Fue aquella una jornada de luz tan límpida como la que estábamos disfrutando; y les señalaba a mis amigos… que allí mismo, en esa plaza, estaba la centenaria y venerable olma, inmortalizada por el gran Baldomero, regalando cobijo durante las capeas a los más arriesgados y enseñoreando su majestad sobre la misma fuente que tocábamos con nuestras manos. También les dije que si volvieran su mirada.., contemplarían la casa, ahora en ruinas, que le abrigó en su primera docena de años; y desde donde él recibió las primeras llamadas, para ser algo en el mundo del toro, contemplando las capeas que a las puertas de su casa se celebraban.

Fue un festival taurino de primer orden al que acudieron ilustres políticos locales y todos sus paisanos a los que se unieron otras gentes de los pueblos colindantes. Se lidiaron varias reses; y se pudieron contemplar las mejores habilidades del gran Vicente Pastor, su padrino de alternativa, así como el mejor hacer del hijo predilecto de la villa; también la actuación de Posadero y la de Nicolás, el hermano de Julián, que en aquel entonces se anunciaba como Saleri III. Se pudo ver al torero Saleri II, abriendo plaza, en la variante artística de rejoneador; una debilidad que el de Romanones nunca se atrevió a dar a conocer en compromisos mayores.

El regocijo de toda aquella celebración duró hasta que se fue el día y ayudó a ello, el gran banquete que se organizó en la plaza para para disfrute de los que quisieron. Como nota curiosa del reportaje del entrañable evento se dejó constancia del regalo de las canales de las reses, a los más desfavorecidos.

Al devenir de los muchos años de esa fecha y de los hongos de la grafiosis, la centenaria olma, santo y seña de la historia en las plazas mayores de los pueblos alcarreños, fue sustituida por el actual pino de buen porte, que parece fuera hasta allí deslizado por sus numerosos familiares, de los muy cercanos montes que dominan la localidad, para así tomar posesión de la continua historia de la plaza y seguir montando guardia junto a la sobria centenaria fuente; cual notario y vigía del transcurrir por la entrañable villa.


ESTADO ACTUAL DE LA CASA DONDE NACIÓ "SALERI II"

Es difícil predecir el tiempo que la casa donde nació Julián Sáiz pueda mantenerse en pie; pero mucho me temo que cualquier día anuncien su derribo. No cabe duda de que es la ley de vida de todo lo abandonado… a su suerte; no sería tan mala esta, si llegado el momento, al menos, el Ayuntamiento o la Diputación tomara la decisión de salvar la placa de cerámica que en la actualidad luce en su fachada desde el mes de abril de 1962, cuando los aficionados y la Peña Taurina Alcarreña dejaron constancia, para el resto.

Recolocarla en la nueva edificación que se levante, es de muy obligado cumplimiento para que se perpetúe la memoria de quien, desde su baja cuna, luchó como un titán por hacerse hueco, además con un reconocido prestigio, en la historia de La Tauromaquia durante sus años más trascendentes e importantes: su Edad de Oro. Propagando con tal motivo el nombre de Romanones desde México hasta el mismo Perú y desde París hasta Casablanca.

Propuse después continuar la visita hasta los altos del pueblo donde se levanta, cual alegoría de cíclope, la gran iglesia de La Asunción y poder contemplar su baptisterio, donde el 21/6/1890 el párroco de la misma, a la sazón perteneciente al Obispado de Toledo, D. Eusebio Gutiérrez lo bautizó. Pero… como casi todas del ámbito rural, estaba cerrada al culto a la espera de su misa dominical.

Al abrigo y amparo de la misma, existe el cementerio donde una desordenada alineación de sobrias tumbas, nos muestran la identidad de los restos yacentes. Y de la lectura de varias de ellas, una gran curiosidad nos inundó a todos; especialmente a uno, aficionado magnífico, un muy sagaz y perseverante investigador taurino, además de manoletista confeso. Porque el apellido Lopesino, estaba cincelado en varias de ellas sobre el frío granito de la losa; y ante la mirada requisitoria e interrogante de mi buen amigo… solo pude indicarle con cierta ilusión, la orientación NE para señalarle… Sayatón.

Esta sorpresa tan interesante, la tengo que investigar a conciencia… amigo; ¡¡ ya lo creo y ya lo sabrás…!!. Mejor dicho: lo sabremos… palabra de D. Juan Salazar.

TODOS LOS DÍAS DEL AMOR SON SAN VALENTÍN
El año de “El Gallo” y cuando todos eran debutante...