Tauromaquia

Comenzó la temporada en el Teatro de Las Ventas

Y digo Teatro, porque el panorama nos aproxima tanto a un sainete como a un drama de inescrutable desenlace, puesto que el telón se levanta sin programa para toda ella, tras 2 largos años de espera. Lo cual no deja de ser un fallo de época, que señala con dedo acusador a las cabezas directoras del CAT madrileño y que, democráticamente hablando, deberían rodar hasta la… concha del apuntador.

Porque no se entiende. No se entiende semejante desbarre administrativo que deja al coso, sin programación, desde el venidero 6 de junio del presente año a sus 00:00:00 h y que demuestra una gestión impropia del coso, desde siempre, referencia universal.

Y lo mejor, es que no pueden alegar ignorancia, porque ya era conocido, lo ocurrido en otras plazas de igual o inferior categoría, con las diferentes denuncias de sus pliegos, ante los tribunales, por el letrado José Montes, experto en Derecho Administrativo, además de: matador de toros, apoderado, empresario, ganadero de bravo… y que ya lleva muchas muescas en su revolver, tantas como la sentencias favorables contra la arbitrariedad, que siempre, mas o menos bien escondidas, viven en los entresijos de los Pliegos de Licitación, cual germen de los posibles compadreos, influencias o corrupción. ¡¡Si lo sabremos en Guadalajara!!.

Y para el arranque de la temporada 2022, se celebró una novillada con seis ejemplares, cuatreños en abril, de Los Chospes de muy buena presentación y trapío que no veremos en algunas de las corridas isidriles. El juego de las reses tuvo alta nota y al 5º Lechuguillo, si se le hubiera premiado con honores, nadie se hubiera mostrado disconforme. Salvo 2º y 4º que bajaron algo en calidad, el ganadero debe estar satisfecho por el conjunto.

De su lidia se encargaron Carlos Aranda, que para su anunciada alternativa en julio pareció necesitar una puesta a punto que refleje más confianza en su labor. Con el percal no vimos, en su manejo, decisión ni voluntad, con una actuación en que el toreo, sobre las piernas y por la cara, acaparó todos sus intentos, tal fue el grado de dudas que mostró; y con la franela anduvo despegado con la derecha y cicatero con la izquierda, sin que aquello llegase al tendido de manera clara. En su segundo, en verdad desabrido por soso y algo gazapón, no es exigible nivel de tipo alguno, por la dificultad en su lidia.

En el tercer lugar se acarteló el sevillano de Gerena, Uceda Vargas, con un expediente que no rebasa los cinco festejos con picadores y con tan escaso bagaje dejó constancia de una gran voluntad y poseer cierto empaque, que lógicamente necesita su rodaje para que fructifiquen los apuntes que dejó entrever. En su primero alcanzó el interés del tendido en series iniciadas de lejos, que luego al torear con exceso de cercanías, desenceló al novillo, llegando la cosa a menos. Y en el último, con menos calidad de acometida, cubrió el expediente.

La diferencia en la tarde la puso Víctor Hernández, que además de ser el más placeado mostró el mejor estilo, haciéndolo presente en su quite al primero de la tarde, con un manejo del capote con primor y justeza de tiempos. El saludo a su primero con un farol de rodillas y varias verónicas con mando y cierto temple, predispuso al cónclave a su favor. Un espejismo, porque el animal viró su comportamiento a un esaborío gazapón y el ajuste en el toreo de muleta no se logró.

En el excelente 5º, que desde salida al ruedo dejó clara su gran condición, acometiendo al percal con entrega y raza, ratificada en un sobresaliente tercio de varas con romaneo y derribo en la primera y entrega con fijeza en la segunda; Víctor alumbró una faena de muleta que en sus comienzos logró el mando sobre el animal y luego alcanzó muy alta nota con dos series con la izquierda que puso a todos de acuerdo, porque aquello fue el TOREAR de alguien que posee el porte, temple, corazón y ganas para demostrar que, ser torero, es su meta.

El pero, del irse del toro dándose un largo tiempo antes de volver a la faena, realizado por dos veces, rebajó el entusiasmo en su enemigo y la emoción en los tendidos, que no entendieron la no continuada ligazón en una faena perfecta en su desarrollo. Y es que, una relación apasionada solo puede tener, como mayor demostración de arte, el de su continuidad hasta el lance final, para evitar discrepancias en el tendido. Téngalo en cuenta, porque esa es la antesala de la grandeza de su obra. Madrid le espera, pues tiene suficientes motivos, de este torero, para que sea esperado.

 

Ficha del Festejo: plaza de Las Ventas, 27/3/2022. Menos de ¼ de entrada y tarde fresca.

Novillos de Los Chospes de excelente presentación y buen juego. El 5º excelente.

Carlos Aranda: delantera desprendida y 3 descabellos; silencio. Estocada baja. Silencio.

Víctor Hernández: 3 pinchazos, entera, aviso; palmas. Tendida; 2 orejas protestadas.

Uceda Bargas: estocada; silencio. Estocada; vuelta al ruedo.   

Resurrección en… Domingo de Ramos
La Federación Taurina Provincial de Guadalajara y ...