Apuntes de un becario

De acampadas y otras votaciones

 

«¡Esto es democracia y no lo de Sol!». La frase se pudo escuchar en la calle Génova, frente a la sede nacional del Partido Popular. ¿El momento? Cuando los seguidores del PP conocieron los datos de las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo, 22 de mayo, que concedían a su formación una incontestable victoria.

Desde luego que no es extraña la euforia de los conservadores. Pero detrás del cántico que proferían se esconde una concepción un tanto estrecha del gobierno del pueblo. ¿Acaso la democracia es únicamente el derecho al voto? ¿La posibilidad que nos confiere el artículo 21 la constitución a manifestarnos y concentrarnos pacíficamente no es una forma más de participación?

Es comprensible que en momentos de una gran alegría y optimismo se digan cosas que, cuando se atraviese un mayor sosiego, ni siquiera se planteen. Pero el caso es que lo gritaron y, antes de hacerlo, tendrían que haber reflexionado. El PP ha sido el gran beneficiario del mismo descontento que ha propiciado el Movimiento 15 M y, por tanto, deberían tener más en cuenta las reclamaciones expresadas en Sol. Unas protestas que desde el Gobierno de Rodríguez Zapatero tampoco tendrían que pasar por alto, ya que es el órgano que posee la capacidad ejecutiva a nivel nacional.

O es que asuntos como una ley electoral justa –en la que unos votos no valgan más que otros-, un sistema judicial con menor politización o una organización económica que erradique las desigualdades son propuestas excesivamente revolucionarias. Estos son unos postulados que comparte la mayoría de los ciudadanos españoles y que, por ende, deberían ser aplicados por el partido en el gobierno. Y también por el PP en aquellas comunidades autónomas y ayuntamientos en los que, desde hace unos días, tiene el poder.

Unas reclamaciones que, además, han surgido de un movimiento asambleario. ¿Y qué democracia es más real que la de las votaciones a mano alzada? Por ello me hace gracia aquellos que dicen que los que se han manifestado en plazas y calles de nuestro país eran una suerte de antisistemas. ¿Acaso a Pericles se le podía calificar de perroflauta?

PD1: Quiero dar la enhorabuena al Partido Popular por los magníficos resultados obtenidos en las elecciones. Desde luego que se esperaba que dicha formación ganase en sufragios, pero nadie podía imaginar que el vuelco alcanzase los niveles a los que ha llegado. Mis más sinceras felicitaciones.

PD2: Mucho ánimo a los miembros del PSOE tras el escrutinio de ayer. Sobre todo a personas como José María Barreda o a Francisco Domingo –hasta ahora alcalde de Sigüenza-, que, a pesar del buen trabajo realizado durante los últimos años, han perdido sus bastones de mando.

PD3: No quisiera terminar sin hacer una referencia a la Plataforma Más de un Ciudadano. Finalmente no han conseguido representación municipal en Guadalajara, pero han obtenido unos datos más que dignos. Un total de 1.153 votos gracias al boca a boca, ya que desde esta formación decidieron no gastarse grandes cantidades en la campaña. La originalidad y las ideas nuevas aun se siguen premiando, por lo que si continúan trabajando en esta línea, para las próximas elecciones –que se desarrollarán en 2016- entrarán sin problema en el Ayuntamiento arriacense.

CON O CONTRA EL TIGRE
Un sol de revolución

Related Posts