Un zángano en el palmeral

ECOFAMA

Suele ser mal digerido el éxito cuando este ocurre de sopetón y quien lo logra experimenta lo sucedido sin pensar en las consecuencias. Ha ocurrido con la galápago protagonista de “Un oasis cercano” documental dirigido por Ramón Campoamor Martínez. El vídeo, rodado durante un año en el humedal azudense, la Reserva Ornitológica Municipal de Azuqueca de Henares, ofrece imágenes tomadas durante las cuatro estaciones del año.

Un repaso a la diversidad de aves, mamíferos y anfibios que la pueblan, que ha conseguido la admiración de propios y extraños. Se proyectó durante la celebración del día mundial de los Humedales en Azuqueca y la galápago de marras, indudable estrella del corto- aparece como la cicerone del paraje natural- tras ser citada para mil y una entrevista, lleva días oculta en el territorio cercano al río donde reside, sumida en un mutismo absoluto.  Guadaqué no ha dado aún noticia de todas estas circunstancias pero, por medio de algunas abejas alcarreñas que son mi fuente de información en la provincia, he llegado a saber de la depresión que afecta a la genial actriz.  La galápago está muy contenta con el resultado de la película y se felicita por la regeneración de la zona. Conviene actuar a favor de lo cercano para conseguir un medio ambiente de verdad disponible para todos. Pero contempla su futuro cercano como un rosario de compromisos socioculturales cuyo desenlace teme. No es la primera vez que la vorágine de la fama actúa como un tornado y hace de quienes están en su radio de influencia un amasijo de desesperación y fracaso. Medita cómo hacer frente a lo que se le pueda demandar y hasta que no esté seguro de lo que procede prefiere restringir sus apariciones en público… Y yo lo comprendo. Cuando me echaron del enjambre hubo televisiones, ruedas de prensa, libros a la venta y firmas en las ferias y grandes centros comerciales, en fin, un sin número de acontecimientos comerciales que concluyeron casi como se habían iniciado. Me llamaron luego para Gran Hermano, Operación Triunfo, Fama a Bailar, Mujeres Ricas y Esta Casa es una Ruina. La Milá ni siquiera me hizo caso, Jorje Javier Vázquez consideró que podría hacerle sombra- total el no es muy alto- y Jordi González me despidió al darse cuenta de lo insoportable que era yo al lado de María Antonia Iglesias, Enric Sopena y demás mastines de opinión. Total que del cielo al suelo de un día para otro aunque recibas el Goya al vuelo del moscardón: todo un hallazgo interpretativo si se piensa que fue un zángano quien lo realizó. Eso sí, por suerte, tengo sitio en este oasis levantino a pesar del malvado Picudo Rojo devastador de Palmeras, y puedo contarlo. Mañana ya se verá.

¿OTRA VEZ CONTRA EL LOBO?
Las listas

Related Posts