Tauromaquia

Esperando la publicación de los Pliegos de Condiciones…

 

Porque, de lo conocido hasta hoy mismo, por la prima entrega, para la salida a licitación de la feria taurina de septiembre; poco podemos analizar con total certeza. Pero sí, al menos, debemos realizar un comentario de lo que se espera ver, según propuesta de la Memoria Justificativa del Contrato, después de su especial y sorpresiva publicidad… 

Porque el anterior pliego, que era un corte y pega del existente desde hacía años y que no se pudo llevar a cabo por el recurso estimado en los tribunales. Solo tuvo una oferta y, pudieron ser más, si no se hubiera sabido lo anterior. Pero claro, a ver quién era el guapo que quisiera meterse en líos. También ocurrió, por subirse a la parra a por 32.000 uvas, el titular de una ganadería muy preferida del alcalde. O sea que, además de dos líos, era el dinero de cada uno que quisiera licitar. Y claro… ahí te quedas.

La oferta económica de este pliego, era de un máximo a pagar, por el Ayuntamiento, de 15.000€ al año y un valor de contrato de 315.000€, todo ello por los mismos festejos, menos el encierro y suelta de reses, de los que ahora se exigirán. Y por razones que deben ser poderosas y se deberán explicar. Lo que se anuncia ahora, asignado su cargo a la cuenta 3380 22698 del presupuesto municipal de 2022, es un total de 200.000€. 

Sin embargo, en la Memoria Justificativa presentada se fija una aportación a las fiestas taurinas de 250.000€ anuales y un valor de contrato de 610.000€ y con lo que está cayendo, tal cantidad de euros resulta una muy buena y mucho más que sabrosa tarta de bizcocho borracho salpicado de canela fina… para los antis y animalistas. Prepárense. 

Y esa diferencia de 50.000€ con lo fijado por el presupuesto, más lo que se anuncia para 2022, claramente dejan ver que se esperan ofertas, (que las habrá), muy a la baja. Y si hay un sobrante… en la explicación que se dé, no vale decir que se mejorará esto o lo otro. Porque en las repetidas renovaciones de contrato a las anteriores magníficas empresas, ya se contó con todo ello y luego resultó ser un auténtico chasco. No, no quieran engañarnos. Este dineral que se anuncia, no es conocido por estos lares, desde los 20 años a Matilla por la ampliación del coso. Claro, que… a lo mejor. Vaya Ud. a saber.

Tampoco nos vale el que nos digan que servirá para otros eventos, pues tendrán que ser a dedo, para el ganador del contrato. Como bien pudiera ser un festejo en abril del año venidero, aprovechando que serán elecciones…o sea. Un dinero público, que es de TODOS y que debe quedar muy claro, su posible destino o renuncia de inversión.

Un tema ya definido, parece ser el de presentar el contrato de festejos populares del encierro y suelta de reses, junto al de los de lidia ordinaria, como un solo lote. Y esto sí que lo debemos denunciar. Porque el no licitarlos por separado, es una incongruencia administrativa y, si me apuran, una ofensa a la esencia de la tauromaquia, puesto que son eventos no comparables y, además, incompatibles en su desarrollo y sus objetivos. 

Cada uno de ellos se rige por su oficial, vigente y diferente reglamento; tanto nacional como autonómico, con el concurso de muy distintas cualificaciones profesionales, con animales no equiparables, ni en su selección, ni en su crianza, ni en su cometido, ni en su integridad anatómica… y, sobre todo, con un valor de mercado, por su función, muy inferior a las reses del clásico festejo taurino, por razones más que obvias. No, no es  asimilable; y se puede regular por un pliego de muy fácil elaboración administrativa.

Y, en el caso de esta tierra, tal unificación, representa, por no poder licitar, la condena de un buen número de ganaderos locales de bravo, especialistas en las contratas de estos eventos con los Ayuntamientos; y que se verían obligados a ser una simple y mera subcontrata, (tan denostada, en lo laboral, por el PSOE, UP, Cs…), del licitante ganador. El cual, no tiene, como misión principal de su labor, ni los encierros ni la suelta de reses.

Sería una exclusión en toda regla, que la misma Sara Simón lo denunciaba en voz alta y en directo, en el ya fallido contrato anterior. Pues aquí tiene la oportunidad de rectificar, para luchar por los ganaderos de esta provincia, que están hartos de contratar y dar encierros y festejos populares año tras año y que, por su trabajo, son muy valorados en todos los sitios. Pues oiga… a remangarse, a tomar nota y a rectificar; que es de sabios.  

Porque el tema ya lo pusimos en conocimiento en diciembre de 2019, cuando reflejamos que La Casa de Misericordia de Pamplona y su feria fetiche, a imitar en lo taurino, según nuestro alcalde, liquidó a la empresa Chopera la cifra de 47.580€ por los gastos de los 8 encierros nocturnos y 8 mañaneros en sus sanfermines. Cuando aquí se asignaban casi 120.000€ para los 4 días y la suelta de reses; las cuales, por sí mismas… un espectáculo. 

Como conclusión, el unificar en un solo lote los festejos populares y las clásicas corridas; no es, sino hacer la burda trampa del ocultar la subvención a estas, alegando que los encierros y suelta de reses, cuestan una barbaridad de dinero; y… NO es así. NO es así. 

LEYENDAS DE GUADALAJARA: LA ALAMINILLA
Sara Simón avista un pliego y Morante… se fuma un ...