Tauromaquia

Feria de Abril y más; ¿un consentido ménage à trois?

PRIMER CARTEL DE LA FERIA DE ABRIL CON SOLO DOS LOGOS...Y SEGUNDO CARTEL DE LA FERIA DE ABRIL CON TRES LOGOS.  

Ya pronto estará en la calle el cartel de la Feria de Abril. Ya está aquí, sí… ya muy pronto por las linotipias, las redes sociales, las ondas hercianas, las pantallas de TV, los paneles de publicidad, las esquinas de los edificios okupas, los bares..; sí, por todos los sitios. Para que nos enteremos… eso; para que nos enteremos…

Si en el anuncio de la feria del inmediato septiembre pasado, la empresa y el consistorio necesitaron de cuatro cartelerías diferentes para concretar la oferta de los festejos; en esta ocasión solo han necesitado de dos; vamos progresando. Pero sin embargo la artimaña en ese modo de anunciarlos no ha variado. Si antes fue el baile de toreros y ganaderías; en esta nos envía una subliminal modificación por entregas. A saber…

Un primer cartel donde figura el escudo del Ayuntamiento y el logo de la UTE, empresa adjudicataria; y un segundo que se reenvía por esta, a todos los medios y que más abajo de los signos mencionados, presenta el logo de quien vemos resulta ser más que un invitado… un patrocinador (¿?). Ni más ni menos que Plaza Uno. O sea, para los menos entendidos: Nautalia y Simón Casas, actuales empresarios de Las Ventas.

O sea… que nos enteramos ahora que nuestra pobre y maltratada plaza de Las Cruces, tiene tres novios de los que presumir: el Ayuntamiento y su colaboración empresarial muy generosa de siempre; la actual empresa Coso de Las Cruces, que ha venido a ser como su histórica gran desgracia; y un último osado Don Juan disfrazado de Plaza Uno que patrocina su amor por ella, cual Inés del alma mía… y que, al decir del gran José Zorrilla, también es capaz de sacar rédito de sus embriagadores susurros. Hay otro noviete merodeando por ahí todavía, que lo único que hace es el canelo… y ella piensa, con acierto, que no vale la pena ni mentar.

O sea lo que se dice un ménage à trois que no sabemos si es consentido; por lo que debemos solicitar aclaración del consistorio para que la luz reine sobre las tinieblas; creo que me explico. Porque llama y mucho la atención el ver anunciadas dos empresas taurinas en un mismo cartel para obtener o no, un lucro legítimo sobre una actividad adjudicada solo a una de ellas por contrato administrativo. En este caso la UTE.

Todo este batiburrillo de logos taurinos se supone viene al caso, por el planteamiento empresarial que se encuentra la adjudicataria al preparar la feria de abril, que no es un tema baladí, porque: el repetir la tradicional corrida de primavera, teniendo ya conocido el cartel de Brihuega, que le es imposible de mejorar y menos repetir, lleva consigo el fiasco seguro en taquilla. Por lo que se obliga a la lógica petición de árnica a la propiedad, proponiendo una feria de menos costos y unos mínimos riesgos. Aunque eso sí, cayendo a estas alturas de la larga explotación del coso, con una gran perspicacia, en que lo que

hay que hacer de una vez por todas es apostar por el futuro… ayudando, con esas dos novilladas, a los que empiezan y dejándolo impreso en el cartel, para que no se olvide…

Y para la cuadratura del circulo de ese fin… acuerdan que sería muy bueno el poner unos precios, como única entrada general, de 18€ para el festejo con picadores y 12€ sin ellos. Menos mal que se crea un abono de 20€, pero se tiene el fatal olvido de que los chavales acompañados, como bien ocurre en muchos de los sitios donde se dan festejos menores, entran gratis, al menos, en la de sin caballos. Señor, señor de mi vida y corazón…

El consistorio, ya lo hemos dicho muchas veces, aún no ha dado explicación alguna sobre los méritos empresariales contraídos para la prorroga del contrato en 2020; y eso parece devenir en una deferencia, otra mas, para con la UTE… pues bien, ahora suponemos que acepta echarle una mano con el ferial que le proponen, que se diseña en contra de lo tradicionalmente ya establecido en la categoría de los festejos de abril. Y se supone le pide entonces el poder acordar una compensación, digamos artística, para otro próximo evento. Por tanto, entonces..; entonces, ya solo queda echar la imaginación a volar y ver desde arriba el feliz panorama que se vislumbra para todos los actores implicados…

Porque no es de olvidar que el venidero 31 de mayo es la fiesta de nuestra Comunidad y es segura tradición una corrida de toros televisada, sobre todo para escaparate de los que gustan mostrarse, en el coso de la capital donde se celebre. En este caso ya saben dónde. Y no hay mucho que explicar para comprender que la empresa que explota Las Cruces tiene casi todas las papeletas para organizarla por los condicionantes de su contrato.

Pero Madrid, en esa fecha, tiene su serial en ebullición y Plaza Uno, tiene ya programada otra corrida que pueda resultar ser una competencia cierta. Así que siendo fiel al axioma de: con el enemigo, la paz y únete con el… yo apuesto porque ese día 31, casi seguro habrá un festejo de rejones o corrida de perfil muy bajo en Las Ventas y un patrocinador visible o no en Guadalajara, con el anuncio de un atractivo festejo difícil de alcanzar sin su concurso. Y que sin duda tiene ese reto, que puede verse en lontananza, del hacer méritos para la nueva y próxima licitación de la explotación del coso alcarreño…

Por tanto y siendo considerado este planteamiento, es mas que lógico el llegar a pensar que ganando todos: consistorio y también el público, eso es cierto, con el logro de un muy buen cartel para el 31 de mayo; la UTE evitando palmarias pérdidas, que es ganar mucho; y Plaza Uno poniendo una pica en Las Cruces y un ojo en la taquilla… pues, ¡¡Tutti Felici...Tutti Felici!!; como tanto les gusta decir a ciertos peculiares personajes italianos de novelesca ficción, del genial cineasta de Detroit, Francis Ford Coppola…

El Señorío ganadero, del adiós de Rodolfo Ortega
El día que el gran “Joselito” debutó en Guadalajar...