Aviso Gorra

Guadalajara no lo merece

b2ap3_thumbnail_123-2_20170401-104141_1.jpg

Cuando se apela al espíritu deportivo, más allá de la superación y el esfuerzo personal, se apela a lo que subyace en la práctica del deporte de trabajo en equipo como metáfora de la misma evolución de la especie humana, la adhesión a unos valores comunes y la capacidad de trabajar hombro con hombro, por conseguirlos.

Por eso resulta totalmente incomprensible que este viernes, en el Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara, lo que tenía que ser una declaración institucional y unánime de apoyo a la candidatura de Guadalajara como “Ciudad Europea del Deporte 2018”, se quedase como una declaración en solitario del alcalde de Guadalajara, Antonio Román.

El título de “Ciudad Europea del Deporte”, no es un título para ningún equipo de Gobierno, sino como su nombre indica es para una ciudad, para sus deportistas, para sus vecinos, para quienes día a día trabajan directamente por el deporte y también para quienes de manera indirecta, consiguen un impulso económico, ya sea vendiendo camisetas deportivas, sirviendo menús o recogiendo pelotas.

Pero más allá del beneficio económico y social de este título, que puede traer o no subvenciones y o apoyos institucionales y privados para mejorar instalaciones, crear nuevas o impulsar eventos y competiciones, desde la base hasta la élite, ser Ciudad Europea del Deporte, creo que es una cuestión de orgullo y autoestima.

Mala imagen da Guadalajara al resto de Europa en su espíritu deportivo, si sus políticos no son capaces de trabajar en equipo por esta causa, y anteponen sus propios colores al morado de una ciudad, que a pesar de ellos, se siente orgullosa de su deporte y de sus deportistas.

No vale la excusa de estar de acuerdo en el fondo de la declaración, que no en las formas, como aludía el PSOE, quejándose de una falta de negociación en la propuesta de dicha declaración institucional, ni tampoco decir que uno es más del deporte de base que del de élite, como argumentaba Ahora Guadalajara, porque todo esto se dice antes, para determinar sin ambages, si se apoya o no, que Guadalajara sea candidata a Ciudad Europea de Deporte.

Valga como ejemplo lo que ocurrió en Talavera, similar en su composición del Pleno Municipal, donde sí que hubo apoyo unánime para la candidatura de esta ciudad como "Ciudad Europea del Deporte".


Esta es la declaración institucional que se proponía y yo me pregunto cuántos ciudadanos de Guadalajara están dispuestos a suscribirla, que es en definitiva lo que debían haberse preguntado quiénes nos representan, antes de hacer pasar a Guadalajara por este bochorno que no se merece.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

Guadalajara siente una histórica vocación deportiva que se remonta a muchas décadas atrás. Con casi un millón de usuarios en sus instalaciones  el deporte se ha convertido en un punto de referencia para sus habitantes.
La apuesta realizada para lograr que el deporte sea un estilo de vida para la mayoría de los vecinos de Guadalajara está obteniendo sus frutos. El camino para lograrlo no ha sido fácil. Ha requerido de mucho trabajo, esfuerzo y entrega.
Hemos mejorado y creado nuevas instalaciones, estamos al lado de nuestros deportistas y de nuestros clubes, promocionamos el deporte base y atraemos eventos que permiten a nuestros vecinos y visitantes contagiarse del sano espíritu que desprende este ámbito.
Guadalajara cuenta con la experiencia en la organización de grandes eventos, instalaciones de calidad  y estrategias de promoción deportiva para involucrar en actividades físicas a todos los ciudadanos, que le han llevado a ser un referente de ciudad en el deporte nacional e internacional.
Guadalajara, por todo ello,  espera lograr la calificación de “Ciudad Europea del Deporte”. Esta distinción  es un importante sello de calidad y la puerta de entrada al grupo de ciudades europeas donde el deporte constituye una herramienta para conseguir mejor  calidad de vida, lograr el bienestar físico y la integración social de sus ciudadanos, consiguiendo que la ciudad sea cada vez mejor.
Estamos convencidos de que los méritos deportivos alcanzados por Guadalajara, en cuanto a la promoción del deporte entre sus ciudadanos y la organización de eventos nacionales e internacionales que sirven de incentivo, y la red de instalaciones deportivas con que cuenta la ciudad ayudarán a conseguir el ansiado premio.

   Por todo ello, el Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara ACUERDA:
Apoyar la candidatura de Guadalajara como “Ciudad Europea del Deporte 2018”
Apoyar el deporte como factor de integración en la sociedad, que mejora la calidad de vida y la salud de quienes lo practican.
Apoyar la práctica deportiva en las políticas de ciudad con numerosas iniciativas encaminadas a promocionar el deporte como instrumento que favorece la educación, la integración, la calidad de vida, la salud y la inclusión social de sus vecinos.
Apoyar el deporte base y las escuelas deportivas como verdaderas canteras de hábitos saludables y valores que cimientan una sociedad mejor.
Apoyar la promoción de todo tipo de eventos deportivos, en sus diferentes modalidades, como elementos dinamizadores y de reclamo que inciten la práctica deportiva.
    Por todo ello, se manifestamos la voluntad clara e inequívoca del Ayuntamiento de Guadalajara, de apoyar la Candidatura de Guadalajara como CIUDAD EUROPEA DEL DEPORTE 2018.

CARACA: LA JOYA OLVIDADA DE LA ALCARRIA
“Mens plana in corpore sano”