Apuntes de un becario

¡No a los recortes en la sierra!

Parece que la crisis lo justifica todo. Desde los diferentes niveles de la administración, pero sobre todo los gobiernos nacional y regional, están empleando este argumento para meter la tijera hasta en los lugares más insospechados. Incluso, ha habido responsables políticos, como nuestro consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, que han utilizado curiosas afirmaciones para explicar sus “medidas de ajuste”. El guadalajareño ha llegado indicar que los médicos, los días que les tocan las guardias, se dedican a dormir. Y mientras hacía estas declaraciones, desde su departamento cerraban varias plantas del hospital de Guadalajara.

Sin embargo, ésta no ha sido la única decisión que se ha tomado contra el Estado del Bienestar. Se han despedido profesores, se han subido las tasas universitarias y se han restringido servicios de toda índole, a la vez que se incrementaban los impuestos. ¿Y todo ello para qué? Para alcanzar el déficit cero. Sin embargo, la consecución de este umbral se ha hecho a costa de los más débiles. Y, para muestra, uno de los muchos botones que se pueden encontrar últimamente. Sólo hay que ir a la Serranía de Guadalajara para observar la política errática que está desarrollando Cospedal de cara al ámbito rural.

En esta comarca guadalajareña, entre otras muchas medidas, se ha determinado el cierre de las Urgencias médicas de Hiendelaencina y Tamajón. Así, los centros de salud de estos pueblos sólo atenderán a los pacientes de ocho de la mañana a tres de la tarde. Fuera de ese horario, y ante cualquier eventualidad, los enfermos se deberán trasladar, en el primero de los casos, hasta Atienza, mientras que en el segundo, hasta Cogolludo. De esta forma, se prolongará el tiempo de viaje, con el incremento de los riesgos que ello supone en una zona en la que las carreteras son sinuosas y estrechas, y donde los inviernos son duros, con nevadas y heladas persistentes.

Con medidas como esta, a la que se debe unir el cierre de aulas escolares o la supresión de líneas de autobús, es lógico que surjan iniciativas como la Plataforma de la Sierra Norte. Aparecida hace apenas unos días en Galve de Sorbe, se trata de una coordinadora que agrupa a más de una veintena de municipios serranos y a diversas asociaciones de la zona. Entre sus objetivos se encuentra la defensa de los servicios públicos del entorno y protestar ante lo que consideran una supresión de las ya escasas prestaciones con las que contaban. Por el momento, han convocado una manifestación el próximo sábado, 10 de noviembre, en Guadalajara, que partirá de la plaza de Santo Domingo y que llegará hasta el Jardinillo. Una magnífica oportunidad para parar los pies al gobierno de Cospedal y gritar aquello de ¡No a los recortes en la Sierra!

“Vinajeras”
USO Y ¿ABUSO? DEL PUEBLO