Tauromaquia

 “La Muralla” y su cartel de gala para el 23 de abril

 

Y se organiza, para recibir a la primavera del 2022… para ilusión de los aficionados de varias provincias… para demostrar, al mundo taurino, que después de Resurrección, el calendario de la Fiesta, tiene una cita en el corazón de este País… para tomar el pulso desbocado de una temporada, que busca, desde el comienzo, el olvido del dolor y el logro de su ansiada normalidad. Pero, además, para mostrar el orgullo de ser un pueblo que halla en la Tauromaquia, su identidad cultural de siglos.

Ya se puso Brihuega el año pasado en boca de todos, con un cartel, que atrajo a la afición de Madrid y, en el devenir de la temporada, se repitió muchas tardes demostrando que sí… que la empresa modesta puede, si tiene ganas, ilusión y valor ante el riesgo, marcar el camino a los grandes prebostes taurinos. Porque la única razón, para su logro, se llama afición… y si luego el beneficio existe; les servirá para volverlo a intentar. Y este talante… hace mucho tiempo que no se ve; y hoy… mucho menos, con la que está cayendo.

Así que, en el día de la onomástica de San Jorge, se persigue de nuevo ese brillante fin,  del primer aldabonazo al alcance del Foro, con un cartel que, esta vez, solo lo veremos en plazas de primer orden. Porque, hacer coincidir, en el portón de cuadrillas, para hacer juntos el paseíllo, a Morante de la Puebla, Diego Urdiales y Emilio de Justo, recién celebradas las ferias de Castellón, Valencia y Resurrección de Sevilla. Pues como que no.

Y es que, si Morante está en una fase de tránsito existencial, como artista, ahora, a los 25 años de su alternativa… y es capaz de recuperar añejas estampas de hace un siglo, con apuestas estéticas, más que técnicas, con el posible riesgo de no ser asumidas por los más aficionados a la racionalidad, en el arte de Cúchares: no es menos cierto que Diego Urdiales, se mantiene en ese corte y gusto del hacer Bienvenida, para santo y seña a los mas jóvenes aficionados, que podrán contemplar la pureza de un hacer torero de exquisita personalidad; y de remate del cartel, se verá, además, en el hacer de Emilio de Justo la capacidad, dominio y poderío del que se muestra hoy, como el torero más completo y capaz, con diferencia, en el actual escalafón.  

Así que confiemos, en que los pupilos de El Torero, ganadería juampedrista con grandes altibajos de casta, que se anuncian y se espera se lidien, eleven aún más las exigencias en trapío de una plaza, que lo necesita con urgencia, para poder seguir escalando en la consideración de los auténticos aficionados. Porque si estos llegan, compran su entrada, que tiene su precio, lo ven y lo disfrutan… estos, sí son para quedarse y no por solo oír cuatro pamplinas marineras… con autobombo.

Allí estaremos para contárselo, porque el verlo en la TV, se antoja bastante difícil. Y para terminar ya, decirles, por otro lado, que de temas taurinos en la capital, nada de nada les puedo contar, salvo que se convierte en el mayor vocero de lo muy bueno que se programa en la provincia y se consuela solo con ello… pues les pasa, como con el anuncio de la tan inminente llegada de la gran fábrica, anunciada hace meses, que iba a ser más menos una bomba y tendría eco casi mundial… pero miren por donde, el tema pierde oxigeno y pienso ya, que hasta todo el hidrógeno imaginable… y nada, nada se sabe de ella. Pues lo mismo, que con las pendientes obras y anuncios taurinos, hace ya ni se sabe, por el consistorio. Así que, esperemos termine cediendo, el bicho, en su virulencia y nos pueda permitir disfrutar de lo programado en La Muralla, al menos, para seguir viviendo…      

 

Sara Simón avista un pliego y Morante… se fuma un ...
Comités de expertos y… sus dudas administrativas