Tauromaquia

Destacado 

La Tauromaquia, solo se defiende en las trincheras

 

Y a las pruebas me remito… porque ni tan siquiera sobre 24 horas que transcurrieron, desde el gatillazo de Sevilla, para que se anunciase a unos 300 kms de La Maestranza una de las posibles mejores combinaciones de carteles de la temporada presente; en Villanueva del Arzobispo. Una trinchera de 3ª categoría que la empresa Tauroemoción ofrece a los aficionados el próximo 24 de abril, demostrando que sí era posible haber dado Sevilla. Y si no alcanzan a creer, se lo pueden preguntar a: Santiago Domecq, Diego Urdiales, Emilio de Justo y Juan Ortega, que forman el cartel. 

La bofetada que este representa, resuena por todas partes, porque demuestra que se conocían muy bien las artes e intrigas sobre la anunciada feria de Sevilla de 2021, desde que se conocieron las condiciones empresariales para su celebración. Y que algunos bien se lo olieron, eso es palmario; y con su buen gesto dejan al descubierto las debilidades de quienes solo buscan, en los peores momentos, no exponer ni tan siquiera un euro. Aunque Sevilla y todos queden sin toros… y tan campantes se lo pasan a septiembre. Tal vez no sepan que ese mes son múltiples los festejos y que solo tiene 30 días…

En ese embate a los políticos, se ve claro la mano del estado mayor, porque la feria de Sevilla afecta a todos los grandes prebostes taurinos. Ahora, tienen el desafío de Madrid en Las Ventas y Vistalegre y ahí será el quid de la cuestión. Lo de Madrid tiene su aquel, porque de trampantojo está La Comunidad y el acuerdo con la actual empresa, de dar un festival benéfico el 2 de mayo, a solo dos días de las elecciones… 

Un acuerdo muy resbaladizo para La Tauromaquia de todos, que ya se estigmatiza por los antis de ambas cosas: cuernos y política. Sobre todo para un inmediato después, con independencia de los resultados electorales, si no se programan una serie de festejos en junio y julio como mínimo; aunque solo sea para disimular…  

Las batallas casi siempre se pierden cuando el estado mayor de la tropa no sabe dilucidar si son galgos, podencos o donde atacar al enemigo. Por lo que solo nos compensa, para seguir creyendo, las guerras ganadas por la fiel infantería que asalta al enemigo cuando puede, desde su trinchera, jugándose el pellejo en la lidia de toda la camada cinqueña que hay en el campo bravo. A cambio, posiblemente, de unos mínimos de mínimos y el poder declarar a los cuatro vientos… que son ellos, en las plazas de 3ª categoría, los que llevan el peso de la reconstrucción tan cacareada y tan dejada a su suerte por los que: pinchan, cortan y dan oxido a su cacareada labor.

En nuestra Comunidad; y más en concreto en nuestra provincia, lo comprobamos desde el comienzo de este purgatorio taurino. Han sido solo los Ayuntamientos de los pueblos, junto con los modestos empresarios y decididos toreros, los que se han puesto a trabajar para que haya toros. Eso sí, con el inestimable apoyo de la TV regional; eso también, porque si no… y así lo veremos en: Almoguera, Cifuentes, Mondéjar, Brihuega…

En una sola palabra: si esta última citada, planea un cartel de feria grande y se están celebrando con semejante calidad de toros y toreros: Sanlúcar de Barrameda, Mérida, Villanueva del Arzobispo y lo que viene… entonces: ¿por cuáles intereses y de quiénes, no se dan toros en Sevilla y tanto, además, se marea la perdíz con el resto de las ferias?. 

Esta lamentable situación se está llevando por delante muchas pasiones taurinas de los viejos y jóvenes aficionados; y han borrado el interés de un tipo de público, más que necesario, que son solo espectadores intermitentes de las plazas, sin pasión alguna. No se dan cuenta, quienes viven de esto, de lo que está pasando. Guadalajara está a 64 días de que en el hemisferio norte finalice la primavera y venza la obligación de la empresa, que explota Las Cruces, para cumplir con el mandato contractual de dar toros en tal estación; pues desde el 9 de mayo ya no habrá estado de alarma. 

 

Estamos, por tanto, los aficionados, a la espera… a la espera de que el alcalde asuma su responsabilidad. A la espera… de que los festejos que se anuncien, estén a la altura de un coso de segunda. A la espera… de que el 31 de mayo día de la Comunidad, a celebrar en Guadalajara, si se programa festejo, no se aproveche como moneda de cambio para el cumplimiento del contrato; y estamos a la espera… del nombramiento de un nuevo presidente, que sea libre y competente en el trabajo a desarrollar, tal como se indica en la sentencia firme sobre la sanción propuesta por La Junta. Estamos a la espera…   

 

Para salvar La Tauromaquia, como actuación general, hay que sanear el circuito de las contratas que se admiten a licitación, llenas de empresas que solo son franquicias que favorecen los monopolios de los grandes. Y en ello tienen su gran responsabilidad los Ayuntamientos, que parecen casi negociar, con estos, los Pliegos de las adjudicaciones, sin hacerles luego seguimiento de sus exigencias contractuales. Por lo que es de extrañar el que no se investiguen los problemas de los adjudicatarios con Hacienda o si existen deudas con la Seguridad Social… y por ello, los consistorios, terminan rehenes de los mismos por verse envueltos en una posible prevaricación y tráfico de influencias… o sea, corrupción. 

Los datos de la prudencia
El descontrol