Aviso Gorra

Las listas

Queda poco para que Magdalena Valerio presente su lista completa a la Alcaldía de Guadalajara, se comprometió a hacerlo en febrero, aunque si son ciertas las primicias de rumores que adelantan los compañeros del Dos Mil, a pesar de la gran renovación hay pocos motivos para el asombro. Ojo, no digo que no me sorprendan algunos nombres, un par de ellos incluso por total desconocimiento de su existencia, sino que la lista sonda no me provoca ninguna admiración, ni tampoco susto o espanto.

Me sorprende casi más el titular, que el contenido, pues con ese calificativo de lista de integración, una esperaba encontrar el nombre de algunos de los críticos, no ya el de Araceli Muñoz, pues Valerio ya dio por sentado que de eso nada, sino cualquiera de los históricos que plantó cara al otro lado en las primarias, que haberlos los hubo, como Ángel Padrino.

Pero no, resulta que lo que aquí se integra son sensibilidades políticas y sociales, como concluye el titular y explicita poco la noticia, más allá de apuntar el nombre de una inmigrante como posible candidata.

Lo que está claro es que a los tres mosqueteros, Sevillano, Alonso y Chaves, les han dado la jubilación anticipada, como a los maestros, pero sin gratificación extraordinaria, salvo la de poder fumar a hurtadillas en las escapadas de los Plenos, donde ya nunca tienen nada que decir.

Me parece un craso error el derroche que ha hecho el PSOE en esta legislatura aparcando la experiencia de unos concejales que se ganaron a pulso popularidad y votos en la pasada legislatura, aunque no bastaran para rematar la victoria. Al motoratón lo han dejado para podas e instantáneas, y al taurino para afeitados de cuernos y poco más. Y eso que de los once concejales socialistas que iniciaron el mandato en la oposición, que es poco mandar,  ya cayeron cuatro (Jesús Alique, Soledad Herrero, Marina Alba y Elena Martín)

Está muy bien eso de renovar las listas, pero en la política, como en cualquier oficio, la experiencia siempre es un grado, o debería de serlo. Vale que van Ambite y Tejedor, y que la propia Valerio esta bragada en estas lides, pero tres de once es menos de un tercio, si se cumplen los mejores augurios, que ya es difícil.

Sorprende también la escasa repercusión mediática que ha tenido este primer anuncio de la lista socialista. Un poco de pataleo en internet de los enemigos de José Luis Fernández Lanza, y poco más. Una vez más, es como si los periodistas negásemos que leemos otros medios o nos diera urticaria citar al prójimo. En las quinielas electorales un periodista se la juega, con mayor o menor soplo del auténtico corredor de apuestas, pero es lo que toca y el Dos Mil en eso, tiene amplia escuela.

Quien no parece dispuesto a soltar prenda sobre su lista es Antonio Román y aquí de momento hay más elucubración que datos. Román ya tiene la experiencia de que adelantar mucho las circunstancias de candidatos supone la deserción de los que se quedan fuera. En la memoria colectiva del PP está aquel trago del último Pleno de Bris como alcalde, con una minoría, tras las ausencias de Carmen Dorado y Milagros Freijo. Así que hasta abril, rumores mil, y preocupación de quienes van siendo descartados por la prensa, como María José Agudo, aunque el alcalde siga consolándolos.

Conociendo a Román estoy segura de que aspira a una renovación al cincuenta por ciento en los primeros 14 puestos de salida, aunque no lo tiene nada fácil con los descartes. Los internautas que visitan Guadaque y que votan en nuestra encuesta (320 votos), harían repetir seguro a Daniel Martínez, Isabel Nogueroles, Lorenzo Robisco y Carmen Heredia, y descartarían a De Las Heras, Agudo y Encarnación Jimenez, claro que no se si ellos hacen quinielas o se dejan llevar por sus simpatías, o hacen clics por encargo.

Y mientras en Guadalajara capital solo se trata de barajar nombres, en muchos pueblos de la provincia la lista está todavía sin cabeza, tanto para el PP como para el PSOE.

Dejando a un lado el morbo de Yebra, (¿Alguien duda a estas alturas que Juan Pedro repetirá como alcalde?, porque Porfirio no lo duda), están las batallas abiertas para el PP en Yunquera, Molina, Chiloeches o los tragos del PSOE en Fontanar, Mandayona, Cantalojas o Pioz.

Tampoco están confirmados los nombres de quienes optan al pasaporte para Toledo, donde yo estoy convencida que esta vez Barreda no salva los trastos, aunque lo va a intentar con ganas hasta el final.

Sabemos que María Antonia puede, pero no quiere, y que Guarinos tiene la reválida asegurada. También que Tierraseca necesita nómina y Antonio Marco una jubilación, pues le pasa como a Porfirio, que ya le cansa eso de viajar tanto a Toledo.

Esta vez, yo paso de hacer más apuestas en la quiniela, da igual, otras veces acerté el pleno al trece, y luego resulta que solo cobré el reintegro.

Solo una más, la que siempre vaticino para mi amigo Fran el alcalde de Sigüenza, pues desde hace diez años le digo que lo tiene muy difícil para ganar y siempre me equivoco. Él está convencido que mis malos augurios le traen buena suerte, pues por mí que no quede.

ECOFAMA
DIAGNÓSTICO