Tauromaquia

Nota de prensa municipal, cuasi autoinculpante…

 

Crónica de un fracaso anunciado...(II)

El tratamiento que el consistorio capitalino está dando a su total fracaso de licitación de la feria taurina de 2021, está llegando casi al paroxismo y no duda en comunicar a los medios locales sus medias verdades y que, en este caso concreto de la nota de prensa última, casi no llega ni tan siquiera a dicha cota…

Apela esta, al logro de la razón, por medio del TACRC, al consistorio, sobre la legalidad del concurso público de licitación llevado a cabo en julio. Nada más lejos de la realidad jurídica del tema… puesto que lo recibido por el consistorio no es sino: la notificación del levantamiento de la medida cautelar ante la petición de desistimiento del licitante del recurso al Pliego. Y eso es, ni mas ni menos, lo que ya dijimos, en el anterior artículo, podría suceder como una clara maniobra jurídica del licitante y que va a permitir al consistorio el que otee, en el horizonte más o menos cercano, nubarrones cárdenos de tormentas con su correspondiente generoso aparato eléctrico, de varias reclamaciones patrimoniales compensatorias… al tiempo Miquelarena, al tiempo.

Oculta la nota de prensa, deliberadamente, el que el licitante al concurso ha recurrido el 16/08/2021 su adjudicación, ante el mismo tribunal, pidiendo que se retrotraigan las actuaciones al acto de adjudicación provisional del concurso, en la que se lleve a cabo la valoración de la oferta presentada y según resultase esta, permitirse el poder litigar por lo que entendería como una palmaria lesión de sus derechos… vamos, lo que en términos taurinos, a esta patraña de la nota de prensa, le podemos aplicar el dicho tan campechano del: ¡¡ojo que hasta el rabo… toooo es toro!!.

Llamativo, en la nota de prensa, el errar de nuevo en el concepto básico de la aplicación de las cláusulas del Pliego cuando se hace alusión a la poca solvencia de la empresa licitadora, porque, la misma, se ha de demostrar en el plazo establecido, de los diez días siguientes a la adjudicación provisional del concurso de licitación; lo mismo que ocurre con los compromisos contractuales con los profesionales y ganaderos relacionados en la oferta; entre otras exigencias.

Pero lo más llamativo de este despropósito de nota informativa, para quien les informa, es la señalización que hace el consistorio del único licitante: empresa no vinculada a la provincia… ya que no existe en las condiciones del Pliego, ninguna alusión o exigencia sobre esa necesaria vinculación. Lo grave, mejor dicho: lo mucho más que muy grave, es que tal especificidad aparezca ahora, porque se puede entender, por los mal pensados, que pudiera ser valorable por el denominado Comité de Expertos, como una puntuación extra añadida fuera de las exigidas por el Pliego. Y claro, ante semejante hipótesis, estaríamos hablando una palmaria PREVARICACIÓN.

Pero como soy biempensante, me acojo al posible brindis al sol del consistorio en favor de calmar las iras de los empresarios locales que han sido ninguneados en este aquelarre de manera casi insultante; logrando con semejante referencia, el mayor ridículo político en tiempos ha; y que ahora, eso se llama memoria histórica. Pues eso… ni tan siquiera, en aquella época. Seguiremos informando.

Sacedón y la Tauromaquia periférica socialista..
Agosto