Herreros y otros trastos viejos

Perseidas y deseos

Ya están aquí las Perseidas, ese bello fenómeno que permite ver cientos de estrellas fugaces en un par de noches. Es un momento interesante tanto para amantes de la astronomía como para románticos, unos pueden observar un fenómeno astronómico; otros, hincharse a pedir deseos.

Recuerdo haber subido varios años al Sotillo para ver la lluvia de estrellas. Muchos arriacenses nos reuníamos allí, huyendo de las luces de la ciudad para poder ver las estrellas, tan caras de observar por estos lares. Mejor las ven en cualquier otra zona de la provincia no tan contaminada lumínicamente.

Me aficioné a estas noches de vela en agosto cuando era muy pequeña, aunque entonces desconocía de dónde salía tanta estrella y sólo estaba pendiente de tener un deseo en la punta de la mente. La inocencia siempre está cargada de esperanza, la de que los deseos que pides a un fenómeno astronómico se cumplan.

Ahora, podemos volver a la infancia y pedir nuestros deseos. Los habrá del tipo “aspirante a miss” que desearán la paz en el mundo (tan necesaria como improbable). El tipo “sin noticias de Gurb” deseará no caerse en alguna de las múltiples zanjas abiertas a cuenta de las obras del casco histórico.

Seguro que uno de los más requeridos a las estrellas será el tipo “Kit, te necesito”, porque la falta de aparcamiento cada vez más acuciante que sufrimos en Guadalajara nos hace a muchos desear un coche fantástico que se vaya por su cuenta a buscar sitio, mientras nosotros tratamos de aprovechar el día para otros menesteres.

El tipo “viaje al fondo de la Tierra” deseará que a este lugar se vaya el Euribor, para que las hipotecas bajen al ritmo de los salarios. Y el deseo tipo “Oliver Twist” será el que tengan en mente aquellos que no quieren volver a las condiciones laborales del siglo XIX, que a este paso y con tanto ERE no parece muy lejano…

Luego, está el deseo del “disputado voto del Sr. Cayo”, que querrá que los políticos se acuerden de su pueblo en alguna otra época que no sean las elecciones para, por ejemplo, poner alguna gasolinera en el Señorío de Molina o en la Sierra, porque como te pierdas ahí, querrás ver alguna Perseida para tener el deseo “Crusoe”: que haya suficientes guardia civiles patrullando para que me encuentren, ya que, cobertura para llamar por el móvil, tris-tras, ahora viene, ahora se va.

También, está el deseo tipo “indio Pies Negros”: que llueva que llueva la Virgen de la Cueva, porque a este paso, en Entrepeñas y Buendía, más que reclamar otra escuela de vela, van a pedir que vayan alfareros, por transformar el barro en algo bonito…

Se puede desear también del tipo “vente a Alemania Pepe”, que será donde algunos deseen encontrar trabajo, ya que, por Europa sí ven brotes verdes en la economía, mientras que aquí, si sale alguno, llega el pirómano de turno y lo prende fuego.

Y luego, está el tipo “cadena perpetua” para los indeseables que en vez de irse de vacaciones tratan de fastidiar las de los demás con asesinatos. El tipo “autopista hacia el cielo” lo tendrán todos los futboleros apenados por el fallecimiento de Jarque.

Y cómo no, el deseo “verano azul”, no porque quieran que vuelva la mítica serie, sino por conseguir veranear, aunque sea en la piscina. El del tipo “full monty” desea no tener que hacer strep-tease (como en la película) por llevar demasiados meses en paro y no encontrar nada de trabajo.

Habrá quien desee del tipo “cuando ruge la marabunta” para saber cómo contener los líos que montan afiliados, ex afiliados, potenciales afiliados y otros animales políticos. El tipo “la hoguera de las vanidades” será el elegido por las (ups, que lapsus), los/las postulantes a cargo, por ejemplo, alcaldía en próximas elecciones.

Y, para no liar más, se puede proponer el deseo tipo “urgencias”, por volver a ver a un fantástico George Clooney como doctor, pero también para que la Gripe A pase de largo sobre nuestras cabezas.

Con esto ya acabo, el deseo tipo “agarra la pasta y corre”, que podría hacerse efectivo tras cualquier sorteo de la bono loto o en la suerte que reparte el calvo cada Navidad.
Comarcalización para evitar el despoblamiento rura...
La extrema derecha llama a la puerta

Related Posts