Aviso Gorra

Destacado 

Pocas luces

 

Vaya por delante la consideración de que creo necesaria una iluminación de Navidad para la ciudad de Guadalajara, porque en estos tiempos, es más obligado que nunca mantener la ilusión y apoyar al mismo tiempo al comercio local que las está pasando canutas.

Espero que esta premisa anule el primer debate de luces sí, o luces no, y podamos centrarnos en el segundo que también es importante. El Ayuntamiento de Guadalajara se va a gastar 225.000 euros, impuestos incluídos, en ese alumbrado de Navidad. 

Es casi el doble de lo que el Ayuntamiento se gastó en 2019, no sólo para iluminar la Navidad, sino también el Carnaval y las Ferias y Fiestas. Si los 120.000 euros de iluminación de 2019, se dividen entre tres (confieso que no se si se ponen más o menos luces en una fiesta que en otra), resulta que el gasto sale a unos 41.666 euros por fiesta. Esto significa que en realidad nos vamos a gastar no el doble, sino hasta más de cinco veces más en luces de Navidad que ningún otro año.

Y no, no parece que se vayan a poner más luces, según se desprende del pliego de adjudicación, solo que las de este año van a ser más bonitas y más seguras con el covid-19, nos dicen, porque en la Plaza Mayor, en vez de figuras volumétricas sobre el suelo, van a colgar leds en lo alto y que así la gente no se arremoline.

Valga como ejemplo la vecina localidad de Alcalá de Henares, con más del doble de población y presupuesto que Guadalajara, que se gastará 122.414 euros en iluminación festiva, pero son para cuatro citas anuales, donde además de la Navidad se incluyen las fiestas patronales y otras dos fiestas locales.

No se a ustedes, pero a mí este incremento de gasto, se me hace mucho gasto y poco justificado, para cualquier año, cuánto más para un año de pandemia, en el que no sólo el comercio local, sino muchos ciudadanos, están con el agua al cuello.

Cáritas Guadalajara nos acaba de decir que han atendido en los 10 primeros meses de 2020 a casi 1.500 familias, en situación de pobreza en Guadalajara, lo que supone más del triple que en todo 2019.

Y quien piense que esto es hacer demagogia, que se pare también a pensar que gastándose la mitad en luces, estas familias podrían gastarse unos 100 euros cada una por Navidad, con cheques de ayuda, que eso también incentiva el comercio local, y pondría algo de luz a su oscura Navidad.

Aún atendiendo estas necesidades de las familias sin recursos con otras partidas, les digo que me seguiría pareciendo un gasto excesivo en luces de Navidad. Porque  si hay que gastar se gasta, pero gastar por gastar, pues que va a ser que no. Luego ya si eso hablamos de sostenibilidad.

Una viene contemplando que en los municipios de alrededor de Guadalajara, como Marchamalo o Cabanillas, no dejen de tener ideas imaginativas para apoyar a sus vecinos en esta pandemia, como fabricar mascarillas, contratar a jóvenes en las tareas de concienciación ciudadana, ofrecer formación online,  ofrecer apoyo psicológico a las familias, o campañas de apoyo al comercio local y la hostelería que arrancaron allá por el mes de mayo.

Debe ser que en el Ayuntamiento de Guadalajara tienen “pocas luces” para acometer iniciativas similares o incluso mejores, que para algo es un Ayuntamiento grande y con más recursos y personal, soluciones que vayan más allá de las convocatorias sociales o de ayudas a empresa, que han llegado sí, pero más tarde que en ningún otro sitio. Que tengan imaginación para aportar ideas y soluciones, que vayan más allá de licitar un chiringuito de verano en la Chopera.

Así que, ójala sirva este gasto exagerado en luces navideñas, que lo van a hacer sí o sí,  para que se iluminen nuestros responsables municipales y se pongan las pilas, porque el problema de llegar tarde en una crisis como ésta, es que cuando se llega, muchos de los que están con el agua al cuello ya se han hundido.

P.D: Lo de la cabalgata navideña de Guadalajara, que no es cabalgata sino pasaje real, pero lo llaman también cabalgata, no lo acabo de ver. Espero que solo sea un problema de comprensión del método a aplicar y de las soluciones. También espero que esta cabalgata, ni la sorpresa que guarda la concejala Sara Simón, nos cueste cinco veces más que la del año pasado, que todavía escuece lo que costó  adornar el árbol de la Plaza Mayor con esos copos de nieve de diseño, 14.800 euros.

PD2: Tampoco acabo de ver lo del concurso de Villancicos en el Buero Vallejo. Que no es un concierto de un grupo, sino un grupo tras otro, cantando sobre el mismo escenario, en un espacio cerrado, sin posibilidad de ventilación, cuando todos los expertos dice que en eso del canto, como en lo de hablar a voces, está el mayor riesgo de contagio del covid-19. Supongo que habrán consultado a las autoridades sanitarias, supongo.

¿Adónde vas, España?
EL GUADALAJAREÑO MÁS ANTIGUO DE LA HISTORIA