Aviso Gorra

Qué Fuerte

 

Lo primero que hay que aclarar al lector es que el Gobierno de Castilla-La Mancha no va a invertir nada en el Fuerte de San Francisco, sino que lo que hace es devolver una parte de lo que aún debe por el beneficio que ya obtuvo por la venta de terrenos de El Fuerte, en una compensación que está contemplada en el Plan Singular de Interés del Fuerte de San Francisco aprobado en 2005 y ratificado en el convenio que se firmó en 2010 entre el Ayuntamiento de Guadalajara y la Junta de Comunidades.

Hasta la fecha, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido o compensado unos 17 millones de euros ese monto que rondaba los 60 millones que se habían calculado, porque en 2008-2010 ya abordó la rehabilitación de las naves del TYCE, y antes el 50% de las obras de restauración de la Iglesia de San Francisco y la cripta de los Mendoza, pero desde 2010, la Junta se lleva haciendo la remolona sin soltar ni un duro más.

Con estos 2,7 que ahora "invertirá", casi alcanzará a devolver un tercio, de lo que debe, así que la cosa tampoco es como para echar cohetes, ni para presumir, con consejero incluido, debajo de la techumbre de la nave de Forja del Fuerte, en la que además deja a la Junta al aire con sus vergüenzas, porque se puede apreciar perfectamente en la "original" foto los desconchones del techo y las goteras, de esa dejación que el Gobierno regional viene haciendo de sus obligaciones, desde 2010, en firme con el cronograma previsto.

Y es una dejación de sus obligaciones no porque lo diga yo, o lo diga el PP, o lo diga toda la oposición municipal al unísono, sino porque lo dicen los tribunales en reiteradas sentencias, que aún así la Junta ha seguido incumpliendo. Y es que el Ayuntamiento de Guadalajara tuvo que acudir a los tribunales, ya desde 2014 a exigir que la Junta cumpliera, porque ni siquiera se encargaba del mantenimiento. Y ni aún así.

Las excusas de la Junta primero fueron los inquilinos del Fuerte, y los tribunales dijeron que "no puede servir de pretexto que la Junta de Comunidades no fuera propietaria de los terrenos objeto del convenio y no pudiera asumir la obligación de desalojo de los ocupantes de los pabellones del complejo donde se iban a llevar a cabo las correspondientes actuaciones urbanísticas porque aun no siéndolo y consciente de ello, en el convenio complementario de 2010 se pactó expresamente esa obligación como propia ".

Luego que había que revisar los usos, porque había pasado una década, cuando en realidad los usos iniciales que se definieron para las dos naves que ahora parece que por fin se van a rehabilitar, siempre fueron dotación cultural, aunque ahora se concrete en Biblioteca y Escuelas municipales.

¿He dicho ahora?, no, que el ahora, lo dice el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, haciéndose el sueco, de que él nunca oyó que Román propusiera los mismos hace tres años. Y digo haciéndose el sueco, porque hoy, ni corto ni perezoso ha mostrado su sorpresa cuando se lo recordaban desde el PP, "tuvo poco recorrido público la idea, porque uno que lleva mucho  en la vida pública no lo he oido, seguramente lo dijo de rondón en algún sitio, por no negar la mayor".

 Si se asoma Rojo a la web municipal del propio Ayuntamiento de Guadalajara, o la hemeroteca de cualquiera de los periódicos locales es fácil encontrar la referencia, que no sólo era Biblioteca y Escuelas Municipales sino incluso algo más ambicioso:

"Dicho anexo data de 2010 y, tal y como ha mostrado el alcalde públicamente, se detallan los fines que se deben dar a cada uno de los edificios y naves. Fines eminentemente culturales, educativos y sociales. Entre otros, albergarían la biblioteca municipal, todas las escuelas culturales de La Cotilla (actualmente parte ya están en el Fuerte, pero quedan varias por trasladarse) y el museo de la ciudad. También sería la sede del centro asociado de la UNED y las viviendas tendrían como destinatarios a universitarios y otros colectivos". Y aquí el link por si el alcalde no maneja bien la web municipal: https://www.guadalajara.es/es/noticia/roman-la-sentencia-es-un-varapalo-monumental-a-la-jccm-y-una-victoria-de-guadalajara-frente-a-page.html?idCategoria=10051&fechaDesde=&texto=Fuerte&fechaHasta=

Y esto lo pone la web municipal, a raíz de una de las sentencias en contra de la Junta, pero es que además, Román, lo reiteró cuando se reunió poco después con la consejera de Fomento, entonces Agustina García, en noviembre de 2018. Y resulta que quien era delegado de la Junta, en esa fecha era Alberto Rojo, o quizás estaba en la reunión de rondón, vete tu a saber.

Y digo yo que también conocería Rojo como delegado de la Junta el proyecto del Plan de Bibliotecas que presentó Román con la Biblioteca del Fuerte como principal y otras satélites, porque fue consensuado con los técnicos de la Junta, aunque quizás lo consensuó de rondón, vete tu a saber.

Pero es que el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, también ha dicho "que nunca se ha hecho más en el Fuerte de San Francisco que este año", obviando todo lo anterior hecho por la Junta, y cuando en realidad ahora sólo se han definido unos usos que ya estaban y se va a redactar un proyecto que como pronto estará a final de año.

Polémicas políticas o de declaraciones aparte, a mí, como ciudadana de Guadalajara lo que me gustaría saber es cuando la Junta va a "invertir", compensar, devolver el resto, de lo que debe por el Fuerte, que es más que el arreglo estas dos naves, para que lo que hay  y está obligada a rehabilitar, no acabe en el suelo. Y es que está obligada a rehabilitar  las 15 viviendas, que iban a ser casa para artistas o universitarios, el edificio de la compañía que está catalogado como BIC, el cuerpo de guardia con sus torreones y almacenes, o la casa del jardinero. También saber qué se va a hacer con la maquinaría del taller de forja que ya era en sí un museo.

Eso, y saber si el alcalde de Guadalajara va a saber defender los intereses de esta ciudad o prefiere seguir defendiendo los de la Junta en claro  servilismo. Que sentencias hay, totalmente firmes, y posibilidad de pedir que se ejecuten también.

Cuando Rojo consiga, que la Junta cumpla, mejor por las buenas que por las malas, ya que tienen buena relación, y cuando además las obras que ahora anuncian estén acabadas, yo estoy dispuesta a mostrar tanto entusiasmo o más que el que este lunes tenía el alcalde, por casi nada, por mucho que lo titulen "El Ayuntamiento de Guadalajara y la Junta de Castilla-La Mancha inician la construcción de una biblioteca y una sede para las escuelas municipales en el Fuerte de San Francisco". Un presente muy atemporal, que ya merecía ser histórico, porque anda que no llevamos mareando El Fuerte.

CRISTÓBAL COLÓN ¿ALCARREÑO?
Santiesteban empequeñecido