Apuntes de un becario

Sergio David González: ¿ése es el cambio prometido?

Hay ciertas cosas que, por mucho que las reflexione, no las entiendo. La última se ha producido  hace unos días. Al repasar los nuevos nombramientos de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural he tenido una sorpresa poco agradable. El nuevo viceconsejero de Medio Ambiente será Sergio David González. ¿Les suena este nombre? Efectivamente, era el delegado en Guadalajara de la Consejería de Medio Ambiente durante el incendio de 2005. En aquel momento fue muy cuestionada su gestión y tuvo que haber dimitido. Sin embargo, no fue así. En su lugar, diez años después, le han ascendido dentro de la jerarquía de la administración. 

 

Había muchas esperanzas en el nuevo ejecutivo autonómico, sobre todo tras el cuatrienio que acabamos de finalizar. Una legislatura –la que concluyó hace unas semanas– caracterizada por contar con un gabinete, el de Cospedal, que basó su política en destrozar el Estado de Bienestar y en alejarse de la regeneración democrática y de la ciudadanía en su conjunto. Así que las promesas de transformación lanzadas por los socialistas eran muy esperanzadoras. Unos compromisos que se comenzaron a cumplir, por ejemplo, con la restitución de las escuelas rurales en los pueblos más pequeños de Castilla La Mancha.

Sin embargo, con nombramientos como el de Sergio David González se  da un paso atrás muy importante. Todo ello, además, después del paréntesis del mandato del PP en Fuensalida. Por ello, estoy atónito ante decisiones de este calibre. ¿No hay más gente en el PSOE que sepa sobre entorno natural? ¿No se dan cuenta que con medidas como éstas defraudan a un electorado cada vez más crítico? Desde luego, por este camino y con nombramientos como el mencionado no se están dando los pasos acertados, aunque aún hay tiempo de rectificar.

 

Guarros
Gobernar para la minoría