Apuntes de un becario

Sobre el incendio de Guadalajara de 2005 y las ayudas a los familiares

Aun no termino de creérmelo. Acabo de enterarme por los medios de comunicación que el PP regional ha presentado una Proposición de Ley de compensación a las víctimas del incendio de La Riba de Saelices. Es decir, que si se supera el trámite parlamentario, los familiares de las 11 familias recibiremos un montante económico con motivo del fallecimiento de nuestros seres queridos en el fuego que arrasó los pinares del Ducado. Y digo recibiremos porque yo soy uno de esos familiares, ya que mi hermano, Marcos, falleció en aquella trágica tarde del 17 de julio de 2005.

Sin embargo, lo que no termino de entender es a qué viene ahora la mencionada compensación. El pasado verano hizo siete años de aquello y está completamente descontextualizado que, desde cualquier administración pública o entidad del tipo que sea, nos den una transferencia de dinero, por mínima que sea. ¿Se cree Cospedal que con euros se puede aplacar nuestro dolor? De ninguna manera.

Máxime en una situación de crisis como la que está atravesando España, en la que miles de personas se están viendo abocadas a poco menos que a la pobreza. ¿Acaso no estábamos en tiempos de austeridad? Si es así, sólo pido que se retire esta Proposición de Ley, y que el dinero previsto en la misma revierta en quienes de verdad lo necesitan. Aquellos que se están quedando sin casa, con niños pequeños o personas mayores a su cargo, sin trabajo, y que no pueden llegar a fin de mes.

Incluso, esta misma cantidad que ahora se nos pretende dar puede ir destinada a paliar los efectos del ERE que atraviesan los trabajadores del servicio de extinción de incendios de la región. De esta forma se podría conseguir que los empleados encargados de sofocar los fuegos vuelvan a hacer su labor durante todo el año, y que no sean fijos – discontinuos, como ocurre en este momento.

Porque el mejor homenaje que se puede hacer a las víctimas del incendio de 2005 es que no se vuelva repetir una desgracia de esas características. Algo que, desde luego, no se consigue ni dando miles de euros a los familiares, ni recortando las condiciones laborales de todos aquellos que se dedican a lo mismo que hacían nuestros seres queridos. Es decir, prevenir y apagar fuegos forestales para conseguir una provincia y un mundo mejor.

PD: Como decía al inicio de este blog, desde mi familia nos hemos enterado de esta noticia por los medios de comunicación. Como viene siendo habitual en los últimos meses, desde el gobierno regional no se nos ha comunicado nada. Si finalmente se aprueba la concesión de este dinero, nosotros lo donaremos automáticamente y en su totalidad a una organización no gubernamental. Así, estaremos ayudando a la gente que realmente lo necesita.

PD2: No me gusta emplear mi blog para asuntos personales, pero he visto conveniente, a través de este medio, dar a conocer mi posicionamiento y el de mi familia en torno a este tema.

UN BRINDIS
FUEGOS ARTIFICIALES