300 nuevos árboles en Castillejos con Mahou y WWF

300 nuevos árboles en Castillejos con Mahou y WWF

WWF y Mahou San Miguel han celebrado esta mañana una actividad de voluntariado medioambiental para potenciar la biodiversidad del río Henares. Así, cerca de 50 voluntarios han plantado en la finca de Castillejos 300 árboles de especies típicas de los bosques de ribera como el álamo blanco, taray o fresno, pero también con otras especies autóctonas como majuelo, zarzamora, salvia, rosal silvestre y romero.


En la jornada, que ha contado con la presencia de Francisco José Úbeda, concejal de Medio Ambiente de Guadalajara; Isabel Nogueroles, concejal de Promoción Económica y Turismo de Guadalajara; Diana Colomina, coordinadora de Restauraciones Forestales de WWF España; Miguel Cuevas, director del Centro de Producción de Mahou San Miguel en Alovera; y Beatriz Herrera, directora de RSC de la cervecera, han participado tanto profesionales de la compañía y sus familias como vecinos e integrantes del Proyecto Labor, centro especial de empleo que trabaja por la integración social de las personas con discapacidad intelectual. Un grupo diverso y heterogéneo unido por un fin común: la conservación del entorno natural.

En palabras de Beatriz Herrera, Directora de Responsabilidad Corporativa de Mahou San Miguel, “éste tipo de iniciativas nos permiten implicar a nuestros profesionales en el respeto y cuidado de los entornos naturales y estrechar nuestros lazos con los vecinos de Guadalajara, una zona de especial importancia para la compañía ya que contamos con un centro de producción en la provincia”.  

Según Diana Colomina, Coordinadora de Restauraciones Forestales de WWF España,  “recuperar la finca de Castillejos es una oportunidad para conseguir un punto de biodiversidad y un pulmón cerca de la ciudad de Guadalajara. La colaboración de Mahou San Miguel en la puesta en valor de este entorno, que soporta un uso intensivo, demuestra la importancia del papel que pueden jugar las empresas en el cuidado del medio ambiente”. 

Tanto para Mahou San Miguel como para WWF, la restauración de los bosques de ribera es un objetivo fundamental, puesto que son ecosistemas que regulan el cauce de los ríos, son el hábitat de una gran variedad de especies y sirven como corredor ecológico. Además, reforzar estos entornos contribuye a la filtración del agua y ayuda a mantener la calidad del cauce.

Compromiso medioambiental

Esta jornada se enmarca dentro de “Juntos por el Planeta”,  un acuerdo estratégico a tres años que Mahou San Miguel firmó con WWF en noviembre 2015 con el objetivo de trabajar de forma conjunta en proyectos de conservación ambiental. Con él, la compañía refuerza su compromiso con el medio ambiente y reafirma su objetivo de ser la empresa con menor huella ambiental del sector cervecero en 2020. Como muestra de dicho compromiso, invirtió en 2014 más de 3,5 millones de euros en iniciativas para mejorar sus indicadores ambientales. Gracias a este esfuerzo, ha reducido desde 2000 un 38% su consumo de agua, un 43% su consumo de energía y un 43% sus emisiones, a pesar de que su producción aumentó en ese mismo periodo un 42%. En la actualidad, el 99,5% de sus residuos son revalorizados.

{module Robapaginas Google}

Visto 1667 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.