El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha resaltado que se trata de “una importante inyección de liquidez” vinculada al medio ambiente de la que se beneficiarán 15.000 agricultores y ganaderos que cumplan con los compromisos agroambientales. El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha resaltado que se trata de “una importante inyección de liquidez” vinculada al medio ambiente de la que se beneficiarán 15.000 agricultores y ganaderos que cumplan con los compromisos agroambientales.

63,3 millones de euros para agricultura ecológica y otras ayudas "verdes"

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha se han aprobado más de 63,3 millones de euros para ayudas a la agricultura ecológica, ayudas de apicultura para mejora de la biodiversidad, ayudas en zonas de montaña y las ayudas para la reforestación y creación de superficies forestales, a las que se suman las de bienestar animal para pequeños rumiantes y las de apoyo a las razas autóctonas en peligro de extinción. En total, se espera alcanzar a alrededor de 15.000 beneficiarios.

Según ha explicado el consejero, desde Castilla-La Mancha estamos “absolutamente comprometidos con Pacto Verde europeo” que se sustenta a través de la estrategia de Biodiversidad y la del Campo a la Mesa.

Estas líneas de ayudas, ha resaltado Martínez Arroyo, contribuyen a compatibilizar la actividad agraria y la conservación del medio ambiente, y contribuyen también a mantener la ambición ambiental del actual Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha durante el periodo transitorio 2021-2022, hasta que entre en vigor el nuevo periodo de programación de la PAC.

De forma desglosada, ha pasado por el Consejo de Gobierno, la modificación de las bases reguladoras y las convocatorias de prórroga para el año 2021 de las ayudas de agricultura ecológica, por 35,2 millones de euros que beneficiarán a alrededor de 500 agricultores con compromisos adquiridos en 2015 y 2016. Ésta, ha dicho, es la ayuda “más importante”, y ha resaltado que llega a 6.200 agricultores y ganaderos de la región; en la que se han destinado 251 millones de euros desde 2015. Esta cifra la posiciona como la línea más importante del desarrollo rural y sitúa a Castilla-La Mancha como la región europea que más fondos destina para la agricultura ecológica.

A estas se suman, las ayudas de fomento del pastoreo, con 5,4 millones de euros más en la convocatoria de 2015, suponiendo alcanzar los 37,8 millones de euros en este caso, para alrededor de 1.000 beneficiarios de la medida.

Se ha aprobado, además, una nueva convocatoria para dos años de los compromisos de las ayudas de apicultura para mejora de la biodiversidad con un presupuesto estimado de 5,2 millones de euros, de la que se podrán beneficiar 500 apicultores. En este caso, existe la opción de que nuevas personas puedan acogerse a estos compromisos durante los años de transición de la PAC, 2021 y 2022, ha recordado el consejero.

A estas ayudas, se les unen, una nueva convocatoria de 6,5 millones de euros para ayudas en zonas de montaña para agricultores y ganaderos a la que se espera puedan optar alrededor de 3.000 solicitantes y la publicación de 7,7 millones de euros para atender las primas anuales para este 2021 correspondientes a cerca de 3.000 expedientes con compromisos vigentes, de las ayudas para la reforestación y creación de superficies forestales.

Además, aunque de menor importe pero de gran relevancia, se encuentran las ayudas para las razas autóctonas en peligro de extinción, que se prorrogan para los que adquirieron compromisos en 2015, con más de 540.000 euros para este año 2021.

Las prórrogas para ayudas de agricultura ecológica, pastoreo y razas autóctonas en peligro de extinción, beneficiarán a 8.200 agricultores y ganaderos que ya han recibido 328 millones.

Se le une en el bloque de políticas para agricultura y ganadería, las del bienestar animal para pequeños rumiantes. Se trata, ha explicado Martínez Arroyo, de una prórroga de los compromisos para los beneficiarios que los han mantenido durante los tres años que ha durado la convocatoria (de 2018 a 2020), con un importe de más de 2,8 millones de euros para alrededor de 900 posibles beneficiarios.

En total, ha finalizado, se trata de una inyección de liquidez vinculada al medio ambiente de 63,3 millones de euros, con 15.000 beneficiarios, agricultores y ganaderos que cumplan con los compromisos agroambientales. Es una “apuesta decidida del Gobierno de Castilla-La Mancha que da continuidad y garantía para los años transición de la PAC” y comenzar en 2023 con la nueva programación de Desarrollo Rural con la agricultura ligada directamente al medio ambiente.

Visto 346 veces