Agentes Medioambientales en la investigación de un incendio. Agentes Medioambientales en la investigación de un incendio.

Acuden a los incendios forestales tocando el claxon

La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM) ha denunciado hoy que los agentes han iniciado la campaña de incendios forestales con “graves carencias” en sus herramientas de trabajo, viéndose obligados a acudir a dirigir la extinción de los incendios “tocando el claxon para alertar al restos de conductores de que circulan en servicio de urgencia”.

APAM-CLM vuelve a poner de manifiesto la falta de rotativos luminosos azules en los vehículos de los agentes. Y es que, “lejos de haber adoptado soluciones al respecto, el Gobierno de Emiliano García-Page sigue jugando a la ruleta rusa con la integridad física de los Agentes Medioambientales”.

Los agentes recuerdan que los rotativos que instaló el Gobierno del socialista José María Barreda fueron retirados por el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal. Y, un año después de haber sido elegido como presidente Emiliano García-Page, “los rotativos siguen sin instalarse”.

Para APAM-CLM éste es un hecho “incomprensible”, ya que Castilla-La Mancha cuenta desde el año 2011 con autorización de la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior para instalar rotativos V-1 azules en los vehículos asignados al Cuerpo de Agentes Medioambientales, dada su condición de policía medioambiental y judicial. “El entonces director general de Política Forestal, Darío Dolz, promovió la consecución de la citada autorización para dotar a sus funcionarios de medios de seguridad adecuados, a diferencia de la gestión llevada a cabo en la actualidad basada en el inmovilismo y la falta de voluntad política”, recuerdan desde APAM-CLM.

El hecho de que los Agentes Medioambientales sigan sin disponer de estos medios no sólo implica un riesgo para su integridad física o para la del resto de usuarios, sino que, en cuanto a sus funciones de Directores de Extinción, retrasa su llegada al incendio provocando que los medios de extinción tengan que actuar sin la presencia de un mando con la condición de funcionario que les diga cómo hacerlo. “A nadie se le ocurre que un policía de ciudad tenga que acudir a una emergencia sin rotativos que le permitan llegar con premura al lugar de los hechos. Sin embargo, esta situación se da  día a día con los Agentes Medioambientales en el entorno rural”.

BIIF. Por otro lado, desde APAM-CLM recuerdan que, tras más de 20 días de que se iniciara la Campaña de Alto Riesgo por Incendios Forestales,  no se han recuperado las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales como unidades especializadas con un protocolo de actuación operativo, lo cual está suponiendo que algunos incendios no se investiguen o la investigación se haga de forma muy deficiente.

Pese al anuncio de la Administración de recuperar las BIIF, la realidad es bien distinta. APAM-CLM considera que “se trata de una política continuista a la impuesta por el anterior Ejecutivo que somete la investigación de incendios forestales a criterios nada claros y que no dependen de los propios agentes”.

En su origen, estas brigadas investigaban el 100% de los incendios forestales ocurridos en Castilla-La Mancha, desplazándose con inmediatez y por iniciativa propia al lugar del siniestro. Estas unidades obtuvieron excelentes resultados que acabaron con algunos delincuentes en el banquillo de los acusados.

En la actualidad, los agentes destinados a investigar incendios forestales lo hacen con una mínima formación impartida por la Administración, sin apenas experiencia y dependen, además, de una orden superior para poder acudir a investigar el incendio. Si esa orden no se da, el agente no puede desplazarse a investigarlo, pese a tratarse de un presunto ilícito penal.

Desde la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha “volvemos a hacer patente el estado de abandono que sufre nuestro colectivo y que repercute directamente en una grave desprotección medioambiental”, insisten.
“Esta situación se deriva de una clara falta de voluntad política de los dirigentes de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, motivo que nos obliga de nuevo a pedir la adscripción del Cuerpo a la dirección general de Protección Ciudadana de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, con el único objetivo de poder desarrollar plenamente nuestras funciones y ofrecer un servicio público de calidad y una adecuada protección de nuestro preciado medio ambiente”.

Visto 1867 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.