Durante su encuentro, Ribera y García-Page han abordado también la propuesta de declaración del Alto Tajo como parque nacional. Durante su encuentro, Ribera y García-Page han abordado también la propuesta de declaración del Alto Tajo como parque nacional.

Cabañeros y Tablas de Daimiel serán competencia de la Junta y el Alto Tajo avanza hacia parque nacional

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, han visitado hoy Cabañeros con motivo del 25º aniversario de su declaración como parque nacional. El encuentro ha servido para acordar la culminación de las negociaciones sobre el traspaso de competencias de gestión de este parque nacional y de Tablas de Daimiel, los dos espacios que ostentan la máxima figura de protección en Castilla-La Mancha y que son los dos únicos parques nacionales de la Red cuyas competencias aún no han sido transferidas.

En la actualidad, ambos parques son gestionados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) a través del Organismo Autónomo Parques Nacionales y esta previsto que sean transferidos el próximo año.

La asunción de las competencias de gestión de estos espacios por parte del Gobierno castellano-manchego supondrá la homogeneización del estatus de todos nuestros parques nacionales, que quedarán así bajo gestión de las Comunidades Autónomas en las que se ubican, y permitirá una mayor coherencia y consistencia en la gestión de la Red de Parques.

Este procedimiento cumple con lo previsto en la Ley de Parques Nacionales de 2014 y con el Real Decreto por el que se aprueban las normas de traspaso de servicios del Estado a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha y el funcionamiento de la Comisión Mixta prevista en su Estatuto de Autonomía de abril de 1983.

Teresa Ribera ha reconocido la labor de la Red de Parques Nacionales y su alineación con los objetivos de conservación y recuperación de ecosistemas de la Estrategia de la Unión Europea sobre Biodiversidad para 2030. Durante la visita, la vicepresidenta ha destacado que este traspaso de competencias es un paso importante para normalizar la gestión autonómica los parques nacionales, consagrada por el Tribunal Constitucional en el año 2004, y "nos permitirá avanzar en la consolidación de la Red como un sistema homogéneo y coherente de protección de las mejores muestras de la naturaleza española".

En este contexto, y ante una destacada representación de los trabajadores del Parque Nacional de Cabañeros, el presidente García-Page ha lanzado un mensaje de “tranquilidad” a los empleados, sobre la premisa de que “para nosotros, lo primero es conservar, defender y amparar a toda la gente que se ha dejado la piel para que esto sea un magnífico símbolo para toda la Comunidad Autónoma”, ha explicado. “Las cosas solo pueden ir a mejor”, ha concluido el presidente castellanomanchego en relación a la transferencia de las competencias.

El Alto Tajo propuesto para Parque Nacional

Durante su encuentro, Ribera y García-Page han abordado también la propuesta de declaración del Alto Tajo como parque nacional. Esta iniciativa deberá cumplir los exigentes requisitos que la ley de Parques Nacionales establece realizando los estudios científicos y de representatividad así como los necesarios consensos de la población del entorno para promover su declaración como Parque Nacional.

Los dos parques nacionales castellano manchegos destacan por ofrecer un alto grado de servicios ecosistémicos. El Parque Nacional de Tablas de Daimiel es el único representante del ecosistema de tablas fluviales, una formación que se produce por el desbordamiento de los ríos Guadiana y Gigüela debido a la escasez de pendiente en el terreno. Este entorno posibilita la supervivencia de numerosa avifauna que utiliza estas zonas como área de invernada, mancada y nidificación.

Por otro lado, Cabañeros es una magnífica representación del bosque mediterráneo español asentado sobre un relieve en el que conviven las zonas montañosas con las grandes extensiones de las rañas. Entre sus principales valores naturales están los bosques y matorrales mediterráneos: encinas, alcornoques, quejigos y melojos, que en las inmediaciones de los cursos de agua son sustituidos por formaciones riparias: sauces, fresnos y alisos. En el parque conviven más de 200 especies de aves, entre las que destacan grandes rapaces como el águila imperial y el buitre negro, y destaca también por la presencia de mamíferos como el ciervo, el jabalí y el corzo.


Medios

Visto 281 veces