Ecologistas alerta de una macro granja porcina en Luzón

Ecologistas alerta de una macro granja porcina en Luzón

Ecologistas en Acción (EA) de Guadalajara ha alertado de un nuevo proyecto de cría intensiva de cerdos en la localidad guadalajareña de Luzón, promovido por un particular y con el beneplácito del Ayuntamiento, quien cederá una parcela municipal y la recalificará.

Este colectivo ecologista ha presentado alegaciones a este proyecto, sometido a información pública de Evaluación Ambiental, y que como viene siendo habitual "es presentado por los promotores con grandes carencias, obviando información y los graves impactos que provocan las macro granjas porcinas", ha informado en nota pública.

El proyecto se pretende llevar a cabo dentro de la Red Natura 2000, en la Zona de Especial Conservación 'Parameras de Maranchón, Hoz del Mesa y Aragoncillo e "incumple", según los Ecologistas, la normativa regional de Evaluación de Impacto ambiental al no presentar ninguna alternativa al emplazamiento elegido.

"A pesar de la cantidad de parcelas públicas y privadas en el término municipal de Luzón, sólo existe una opción, la propuesta por el promotor", han asegurado.

Como impactos generales, ha advertido, la granja provocaría una sobreexplotación de los acuíferos que abastecen a los municipios circundantes y los contaminaría por nitratos, además de que este tipo de instalaciones desprende fuertes olores y emite contaminantes como metano y amoniaco a la atmósfera.

Según el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la promotora de la explotación no está garantizado el suministro necesario de agua para la explotación. De hecho, en el documento reconoce que se realizará mediante un pozo que no especifica si existe, si tiene concesión y si cubrirá las necesidades sin mermar el caudal de manantiales o cauces públicos y el hipotético consumo sería de 7.280 m3/año.

La extracción mediante captación se realizaría sobre el acuífero Sigüenza-Maranchón y mermaría considerablemente el recurso hídrico en manantiales y puntos de abastecimiento de agua.

Asimismo, la cuenca de vertido en la que se pretende emplazar la explotación es la del río Blanco, un afluente del río Jalón, y la contaminación afectaría también a las comunidades vecinas de Castilla y León, siendo Layna la población más afectada, y de Aragón que es por donde discurre el río Jalón con lo que "el impacto sobre la red hidrológica sería irreversible".

La explotación generaría 4.300 m3 de purines al año, residuos ricos en nitrógeno que son el principal problema que han tenido y tienen las explotaciones intensivas porcinas.

La macro explotación, además, generaría uno de los gases de efecto invernadero más potente, el metano: más de 9.000 kilos al año a lo que se sumarían la generación de malos olores que perjudicarían la calidad de vida de una gran comarca que vive, en buena parte, del turismo.

Por todos estos motivos, Ecologistas en Acción de Guadalajara ha pedido a la Administración regional que impida la ejecución de este proyecto y modifique la legislación actual para evitar que la región sufra los graves problemas que ya afectan a las comarcas catalanas, aragonesas o murcianas por este tipo de explotaciones.

Igualmente, ha solicitado que los ayuntamientos afectados y toda la población se oponga a este proyecto por los graves impactos ambientales y económicos que supondría su puesta en marcha.

Visto 1232 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Guadaqué utiliza cookies para poder ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de cookies