El Gobierno regional ultima una Estrategia de Bioresiduos

El Gobierno regional ultima una Estrategia de Bioresiduos

El Gobierno regional está ultimando una estrategia de bioresiduos en la que se establecerán las líneas a seguir para alcanzar el objetivo marcado por la Unión Europea de llegar al año 2020 con unas cifras de reciclaje de residuos domésticos del 50 por ciento. Así lo ha señalado hoy el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, que ha participado en la jornada de presentación de resultados del proyecto ‘Henares Agrocomposta’, impulsado por la Mancomunidad de la Vega del Henares y que cuenta con el apoyo del Gobierno regional.


Según ha señalado el viceconsejero, en la futura estrategia de bioresiduos se establecerán dos métodos fundamentales para avanzar en el reciclaje doméstico. Por un lado, una recogida selectiva de residuos mediante la instalación de un quinto contenedor, que separe lo orgánico del resto, y por otro lado, una recogida puerta a puerta, en la que la ciudadanía pueda depositar los residuos orgánicos. De este modo, toda la parte orgánica se podría convertir en compost para ser utilizado posteriormente como fertilizante agrícola, tal y como se está haciendo ahora en el proyecto piloto ‘Henares Agrocomposta’.

Además de esa estrategia de bioresiduos, el Gobierno regional está elaborando la primera Ley de Economía Circular de España, que se espera pueda ir a Consejo de Gobierno en marzo de 2018. Tal y como ha señalado el viceconsejero de Medio Ambiente, esta ley promoverá, entre otros muchos aspectos, la reutilización de los residuos domésticos, entre ellos la fracción orgánica. “Para ello, tenemos pensadas diferentes cuestiones, entre ellas, la instauración de un canon de vertido”, ha explicado Agapito Portillo, que ha añadido que “para impulsar el reciclaje es necesario que sea más rentable reciclar que verter en vertedero”.

El viceconsejero ha conocido hoy de primera mano los resultados de la primera fase del proyecto piloto ‘Henares Agrocomposta’, en una jornada a la que han asistido medio centenar de personas y en la que ha participado junto al presidente de la Mancomunidad Vega del Henares, Santiago Casas; el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo; y el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Santos López.

La presencia del viceconsejero ha tenido como fin comprobar el funcionamiento de esta experiencia, para valorar si es extrapolable a otros puntos de la región. “Sobre todo, saber si los agricultores están contentos y dispuestos a utilizar este compost como fertilizante”. Este último aspecto ha sido verificado durante la jornada por el secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) Castilla-La Mancha, Ángel Galve, que participa en el proyecto y que ha puesto de manifiesto la predisposición de los agricultores de esta organización a utilizar este fertilizante.

Del mismo modo, el responsable de Medio Ambiente ha valorado los aspectos positivos de ‘Henares Agrocomposta’ tanto desde el punto de vista medioambiental como educativo, ya que buena parte de la recogida de residuos orgánicos se lleva a cabo en centros educativos. “los niños son los que con su educación implantarán un sistema de separación de los residuos domésticos que hará, no sólo que cumplamos la normativa, sino que tengamos un futuro mejor y más sostenible para todos los ciudadanos”, ha afirmado.

Sobre el proyecto ‘Henares Agrocomposta’

‘Henares Agrocomposta’ es una experiencia piloto impulsada por la Mancomunidad de Residuos de la Vega del Henares, en colaboración con la asociación Economías BioRegionales, la empresa de inserción AFAUS, y COAG. Se basa en el modelo de Economía Circular, ya que en ella se une a productores, distribuidores y consumidores, y se enlaza a estos últimos con los primeros a través del reciclaje.

Mediante este proyecto se ha establecido un sistema de recogida separativa de orgánicos en los comedores de centros escolares, residencias y empresas asociadas, que posteriormente se entregan a agricultores vinculados al proyecto para su agrocompostaje. Hasta la fecha se han recogido un total de 13,1 toneladas de modo selectivo en contenedores marrones en siete colegios de la Mancomunidad en las localidades de Azuqueca de Henares, Alovera Marchamalo, Cabanillas del Campo y Yunquera de Henares. Esos orgánicos son trasladados y tratados mediante técnicas de pequeño agrocompostaje en dos huertas agroecológicas de Cabanillas y Galápagos.

Además de su vertiente ambiental, este proyecto tiene un marcado carácter educativo, ya que el trabajo de separación de residuos orgánicos se realiza en centros educativos. Hasta el momento, cinco de los siete colegios que participan en ‘Henares Agrocomposta’ han instalado, además del quinto contenedor, composteras comunitarias. Además, el proyecto incluye la realización de talleres en los colegios y la visita a las huertas para que el alumnado conozca el ciclo completo de la materia orgánica.

Visto 375 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.