De manera puntual, el ozono sólo ha aumentado en las estaciones de fondo rural de Campisábalos (Guadalajara) e industriales de Aldea del Rey y Barriada 630 (Comarca de Puertollano). De manera puntual, el ozono sólo ha aumentado en las estaciones de fondo rural de Campisábalos (Guadalajara) e industriales de Aldea del Rey y Barriada 630 (Comarca de Puertollano).

El ozono troposférico ya afecta también a Campisábalos

Durante el año 2022, se han recopilado los datos de 27 estaciones de control de la contaminación, pertenecientes a las redes de vigilancia atmosférica de la Junta de Castilla-La Mancha, de EMEP/VAG/CAMP* y de distintas instalaciones industriales, éstas últimas no consideradas por el Gobierno autonómico en su evaluación de la calidad del aire.

Las conclusiones del informe que ha elaborado Ecologistas en Acción apuntan que incluso en Campisábalos, que presume de tener el aire más limpio de Europa, ha aumentado el ozono. Estas conclusiones están matizadas por lo siguiente:

- Aceca, en el Norte de Toledo y Guadalajara han registrado porcentajes de captura de datos inferiores a los mínimos establecidos por la normativa.

- Los datos de la estación industrial de Villaluenga de la Sagra han sido suministrados en periodos quinceminutales y hasta el 15 de agosto, lo que dificulta su gestión.

- Conviene señalar que en el último año han cambiado de ubicación varias estaciones que venían registrando valores elevados de ozono. Es el caso de las estaciones Azuqueca de Henares y Talavera de la Reina, de la red de la Junta de Castilla-La Mancha, que en los últimos años superaron los valores objetivo para la protección de la salud y la vegetación. Registrando en sus nuevas ubicaciones menos ozono que en las originales.

- Por otro lado, la página Web de calidad del aire autonómica sólo ofrece datos en tiempo real de la última hora, y carece de información sobre las estaciones de las redes privadas que miden ozono, que tampoco se transmite al visor de calidad del aire del MITECO. Resulta elemental por ello que la Junta de Castilla-La Mancha se esfuerce por mejorar la medición y la información de la calidad del aire en su Comunidad.

Tras finalizar las restricciones de movilidad y actividad económica derivadas de la lucha contra la COVID-19, el ozono troposférico ha seguido afectando a todo el territorio castellano-manchego, con casi todas las estaciones registrando numerosas superaciones del valor recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque al igual que en 2020 y 2021 los niveles de ozono han sido en Castilla-La Mancha significativamente más bajos que en años anteriores, pese a las elevadas temperaturas alcanzadas durante este verano.

De manera puntual, el ozono sólo ha aumentado en las estaciones de fondo rural de Campisábalos (Guadalajara) e industriales de Aldea del Rey y Barriada 630 (Comarca de Puertollano), en los últimos dos casos posiblemente en relación a las emisiones de compuestos orgánicos volátiles del polo químico de Puertollano.

En todo caso, una cuarta parte de las estaciones que miden este contaminante ha registrado superaciones de la guía OMS en más de 75 días durante el 2022. Si se atendieran los criterios de este organismo y siendo el máximo legal de superaciones admisibles de 75 en TRES AÑOS gran parte de la región debería tomar medidas para reducir a menos de una tercera parte la emisión de este gas. La estación industrial de Aldea del Rey en la Comarca de Puertollano ha tenido la peor situación, con 99 días de mala calidad del aire.

Por último, las estaciones Campo de Fútbol y Rampas Mecánicas en la Comarca de Puertollano han sufrido sendas superaciones del umbral de información a la población, en dos episodios de alta contaminación industrial, frente a los que la Junta de Castilla-La Mancha se ha limitado a difundir avisos rutinarios. Se trata no obstante del menor número de superaciones de dicho umbral en Castilla-La Mancha durante la última década.

El cuadro general que presenta Castilla-La Mancha es el de dos zonas con una elevada contaminación: una situada al norte, caracterizada por contener una gran actividad industrial y un elevado número de kilómetros de carreteras y autovías con una gran intensidad de tráfico (y en cuyo interior existen importantes núcleos de población como Guadalajara, Toledo, Azuqueca de Henares y Talavera de la Reina), y otra al sur delimitada por el área industrial de la Comarca de Puertollano. La contaminación emitida desde ambas zonas y desde la Comunidad de Madrid se extiende por el resto del territorio en la forma de ozono troposférico, afectando a lugares alejados de estos focos de emisión, como las zonas rurales del interior, especialmente a sotavento de los grandes focos emisores de los contaminantes precursores del ozono.

Como consecuencia, y pese a la significativa mejora de la calidad del aire, toda la población castellano-manchega ha respirado en 2022 un aire perjudicial para la salud, según las recomendaciones de la OMS. Las dos zonas donde en el trienio 2020-2022 se ha incumplido el objetivo legal para la protección de la salud en al menos una estación (Norte de Toledo y Comarca de Puertollano) suman 650.000 habitantes, el 32% de la población de la Comunidad, afectando la mala calidad del aire a la totalidad del territorio regional.

Durante el verano de 2022, el sistema de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III ha identificado en Castilla-La Mancha 343 muertes atribuibles a las elevadas temperaturas, por encima de las estimaciones en años anteriores, situación agravada por la exposición al ozono durante las olas de calor. Este mismo organismo estimó en 48 los fallecimientos prematuros anuales en la Comunidad atribuibles a los episodios de ozono ocurridos entre los años 2000 y 2009.

Hasta la fecha, la Junta de Castilla-La Mancha no ha aprobado ningún plan de mejora de la calidad del aire referido a las superaciones en la última década de los valores objetivo de ozono para la protección de la salud y/o de la vegetación en todas las zonas de la Comunidad, persistiendo en el incumplimiento de la legislación ambiental en esta materia. Tampoco se cuenta con ningún plan de acción a corto plazo para hacer frente a los episodios de ozono en la Comarca de Puertollano, recurrentes en los últimos años. Ecologistas en Acción ha solicitado al Gobierno regional en cuatro ocasiones la adopción de estos planes en las zonas afectadas, sin recibir respuesta.

*Las siglas corresponden a los programas:
-Programa Concertado de Vigilancia y Evaluación del Transporte a Larga Distancia de los Contaminantes Atmosféricos
-Vigilancia de la Atmósfera Global
-Programa Integral de Control Atmosférico

Visto 382 veces