ASAJA asegura que hay que aumentar la producción agraria para garantizar alimentos y suministros. ASAJA asegura que hay que aumentar la producción agraria para garantizar alimentos y suministros.

La crisis tiene que cambiar el sentido de las políticas agrarias

El Comité Ejecutivo Regional de ASAJA Castilla-La Mancha ha insistido en que es necesario un cambio de rumbo en las políticas agrarias para permitir aumentar la producción de cereales y oleaginosas y poder así garantizar el abastecimiento de alimentos para humanos y de piensos para el ganado.

Así lo han asegurado los miembros del Comité que se reunieron en Toledo con tres puntos destacados en el orden del día: la sequía, la invasión de Rusia a Ucrania y la movilización del mundo rural el próximo 20 de marzo en Madrid.

La crisis del campo está dejando en evidencia las políticas que atentan contra el sistema productivo. Las políticas conservacionistas defendidas por quienes gobiernan reducen la capacidad productiva y aumenta la dependencia a Terceros Países, lo que, según ASAJA Castilla-La Mancha, siempre ha rechazado esta organización.

En este sentido se pronunciaba el secretario general de la organización agraria, José María Fresneda, asegurando que “los mismos que defendían ese modelo productivo son los que ahora empiezan a entender que era el incorrecto y los que deben poner en marcha medidas urgentemente para sacar a los agricultores y ganaderos de la crisis”.

Sequía

Las últimas lluvias no serán suficientes para compensar la sequía que arrastra el campo no sólo en Castilla-La Mancha sino también en toda la península. La falta severa de agua en los últimos meses puede dañar los rendimientos de los cultivos de secano hasta en un 80% si no llueve de forma significativa en las próximas semanas. Ahora, ha asegurado la organización, la proximidad de la campaña de regadío hace que vuelvan a saltar las alarmas entre los agricultores. Y lo mismo ocurre con los ganaderos, pues esta situación les afecta sobremanera dado que no pueden sacar a los animales a pastar y tienen que recurrir a los piensos.

Para ASAJA CLM, todo apunta a que estamos ante una sequía extraordinaria que requiere actuaciones urgentes, como es la activación por parte del Gobierno de España del Decreto Ley de Sequía, además de otras acciones complementarias que se pueden desarrollar en Castilla-La Mancha.

En este sentido, desde ASAJA de Castilla-La Mancha han solicitado medidas como reducciones fiscales especiales para las actividades agrarias afectadas, el anticipo de la PAC a partir del 16 de octubre y la exención del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza rústica. 

No obstante, y como herramienta útil para garantizar la renta de los agricultores y ganaderos, esta organización ha urgido mejoras en las condiciones del seguro agrario. Al respecto, considera necesario aumentar la cobertura e incrementar su presupuesto, de tal forma, que se reduzca su coste y así aumentar su contratación.

Otra medida beneficiosa sería una ayuda de minimis a determinadas explotaciones agrarias y ganaderas que se encuentran en comarcas agrarias afectadas por la sequía para paliar las dificultades económicas por efecto de la misma.

Invasión de Rusia a Ucrania

Por otro lado, a esta situación hay que sumar la dependencia de España de Terceros Países, especialmente, de cereales y oleaginosas procedentes de Ucrania y cuya situación hace peligrar la campaña de este año.  Tras analizar la coyuntura del sector, los responsables de la organización han explicado que tendremos que acudir a otros mercados como Estados Unidos, Canadá, Argentina o Brasil para satisfacer las necesidades. Aunque más allá del problema de oferta, los responsables agrarios temen el precio al que se obtendrá, pues el desmesurado incremento de las materias primas, unido a la especulación, ha provocado que el precio de los cereales se dispare.

En este sentido, el secretario general de la organización ha explicado que “esta crisis debe cambiar las tendencias de las políticas agrarias actuales. El objetivo pasa por mantener nuestras explotaciones, la demanda social y la estructura de la cadena alimentaria”. Para ello, habrá que replantearse, entre otras cuestiones, las medidas de la PAC que restringen aún más la superficie de cultivo exigiendo mayores extensiones de barbecho, rotaciones obligatorias y un sinfín de condicionantes ambientales que merman la productividad. “Y lo mismo con todas las políticas que atentan contra el sistema productivo”, ha concretado Fresneda. 

Movilizaciones

Con todo ello, el Comité Ejecuto ha asegurado que Castilla-La Mancha estará presente en la manifestación del mundo rural el próximo 20 de marzo en Madrid, donde se pretende llenar las calles para que la sociedad en general escuche las necesidades de los agricultores y ganaderos, muestre su apoyo y el Gobierno presente la atención y cuidado necesario a quienes ocupan el 84% del territorio.

Visto 321 veces