La Junta regula la recolección de setas con límite de 5 kilos

La Junta regula la recolección de setas con límite de 5 kilos

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha publicado una Orden que regula la recolección de setas silvestres en los montes de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

La Orden, que se publica hoy en el Diario Oficial de la región, explica que, durante los últimos años, la recolección de setas se ha convertido en una actividad que tiene cada vez mayor aceptación, tanto desde el punto de vista recreativo y turístico como en el plano puramente comercial. reconoce la recolección de setas como una actividad tradicional en las áreas forestales de la región con destino al autoconsumo.

También señala que su objetivo evitar las distintas problemáticas que se vienen repitiendo en algunas comarcas de la región cada temporada, como consecuencia de prácticas y comportamientos de los recolectores en ausencia de una regulación específica.

La Orden regula la recolección de las especies de setas silvestres comestibles o con usos medicinales, mientras que en el caso de otras setas con fines científicos, divulgativos y educativos se tendrá que autorizar su recolección. Con carácter general, la recogida de setas en los montes de Castilla-La Mancha será de carácter libre y episódico, siendo sus características el destino para el autoconsumo, el carácter recreativo de la actividad, sin ánimo de lucro, e inocuo ambientalmente. El límite máximo de este tipo de recolección por persona y día, es de 5 kg de setas, o un volumen aparente de 10 litros.

La Consejería establece que se podrán recoger las setas que hayan alcanzado su tamaño normal de madurez, respetando los ejemplares pasados, rotos o alterados, y las setas recolectadas por error o alteradas deberán dejarse en el terreno, en su posición natural.
Los sistemas y recipientes utilizados para la recolección y el traslado de las setas por el monte deberán permitir su aireación y la caída al exterior de las esporas. Las herramientas utilizadas para la recolección de setas serán navajas y cuchillos.

El terreno deberá quedar en las condiciones originales, debiendo rellenarse los agujeros producidos en la extracción, en su caso, con la misma tierra extraída. Las setas deberán ser recolectadas y transportadas de forma que permitan su correcta identificación taxonómica.

La Junta prohíbe prácticas como remover el suelo, la recogida durante la noche y el uso de bolsas y cubos de plástico para transportarlas. La Orden de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se ocupa también de la comercialización de setas y especifica que está prohibida la compraventa y el comercio ambulante.

Otro apartado explica cómo es la compatibilidad con otras actividades de aprovechamiento como la caza o la madera. De tal modo que no se podrán recolectar setas donde se estén celebrando monterías, que deben avisarse sobre el terreno con dos días de antelación, o donde hay estracción de madera con maquinaria.

En el capítulo de infracciones y sanciones, señala que el régimen sancionador será el establecido en Ley de Montes y Gestión Forestal Sostenible de Castilla-La Mancha, además, las setas recolectadas de manera fraudulenta podrán ser decomisadas, así como los medios utilizados.

Por último la orden establece  un plazo hasta el  31 de diciembre de 2017, para que los Ayuntamientos puedan adaptar sus ordenanzas municipales a lo dispuesto en la presente Orden.
Visto 1395 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.