Los Agentes Medioambientales seguirán la reproducción de especies protegidas en Castilla-La Mancha

Los Agentes Medioambientales seguirán la reproducción de especies protegidas en Castilla-La Mancha

El medio millar de agentes medioambientales de Castilla-La Mancha van a participar en las labores de seguimiento de la época de reproducción de las principales especies protegidas de fauna que habita en nuestro país, según ha avanzado hoy APAM-CLM.

Y es que la región es,  sin duda una de las comunidades más ricas en cuanto a diversidad faunística se refiere de todo el Estado español. Entre estas especies cuenta con algunas aves de las más emblemáticas que hoy habitan en el territorio nacional, como puedan ser las Águilas imperial y real, Águila perdicera, Halcón peregrino o la Cigüeña negra.

En los primeros meses del año, todas estas especies comienzan su época reproductora, que se inicia, en el caso de las aves, con los espectaculares vuelos nupciales y, tras la elección, arreglo de los nidos y puesta de los huevos, culmina con el nacimiento de los nuevos ejemplares que pasarán a engrosar las poblaciones de por sí mermadas de estas especies incluidas en el Catálogo de especies amenazadas.

Con la llegada de estos meses, el Cuerpo de Agentes Medioambientales comienza la realización de numerosos servicios de seguimiento, no sólo de éstas, sino también de las poblaciones de otras muchas especies.  Detectar la presencia de estas especies, localizar el nido que usarán para la reproducción, constatar que la puesta se realiza con éxito y comprobar que los nuevos individuos se desarrollan en condiciones ideales y vuelan del nido, son los principales objetivos establecidos para los 500 agentes que colaborarán en el seguimiento. 

El lince ibérico será protagonista en Toledo y Ciudad Real y el lobo ibérico en Guadalajara

En cuanto a las poblaciones de mamíferos, sin duda alguna el lince y lobo ibéricos centrarán los mayores esfuerzos de los Agentes Medioambientales. Poblaciones ambas en peligro de extinción, requieren de un importante esfuerzo y especialización para la obtención de datos fiables.

El seguimiento de estas especies es una tarea compleja, que conlleva la necesidad de ostentar la capacidad legal de acceder a terrenos tanto de carácter público como privado y a la vez poseer amplios conocimientos técnicos sobre la biología de esta especie y del terreno a inspeccionar, debido a los grandes desplazamientos que estos animales son capaces de realizar en pocas horas.  Es ahí donde los Agentes Medioambientales se constituyen como un colectivo único en nuestro país, al ostentar una dualidad de funciones técnicas y policiales que les permiten ser doblemente efectivos para ejercer una completa protección medioambiental.

Recordemos que ambas especies se encuentran catalogadas en la categoría “en peligro de extinción”, habiendo luchado por su supervivencia durante muchos años, por lo que los agentes están redoblando esfuerzos para tratar de erradicar de nuestros montes todas aquellas artes y medios prohibidos por la legislación vigente y que puedan ser dañinos para los ejemplares, como pueda ser el uso de venenos u otros métodos masivos y no selectivos (lazos sin freno, cepos, cajas trampa…), métodos contra los que está luchando de forma contundente la Unidad de Investigación de Venenos (UNIVE). 

 Conocer para proteger

La obtención de datos sobre el estado y reproducción de las diferentes especies es una tarea clave para poder llevar a cabo una protección eficaz de nuestras especies con poblaciones más frágiles, ya que sólo de esta forma es posible llegar a conocer los factores que las causan daño para poder posteriormente erradicarlos o al menos minimizarlos.

Del mismo modo, el seguimiento de estas poblaciones contribuye a un mayor control del furtivismo de especies protegidas, de su expolio o del uso de medios de captura ilegales en el medio natural, muchos de ellos detectados durante este tipo de servicios. 

Igualmente, la temprana detección de problemas que pudieran sufrir los nuevos ejemplares resultantes de la reproducción, es indispensable para su recogida y traslado temprano a un Centro de Recuperación de Fauna, contribuyendo así a garantizar su supervivencia y, por lo tanto, al mantenimiento de la especie.

 

Visto 629 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.