Mahou San Miguel y WWF repueblan la ribera del río Henares

Mahou San Miguel y WWF repueblan la ribera del río Henares

Mahou San Miguel, compañía 100% española, líder del sector cervecero en nuestro país y que cuenta desde 1993 con una planta en Alovera (Guadalajara), tiene el objetivo de convertirse en la empresa del sector de Alimentación y Bebidas con menor huella ambiental en 2020, meta que exige el compromiso de todos sus profesionales. En este reto se enmarca “Juntos por el Planeta”,  un acuerdo estratégico a tres años que la cervecera firmó con WWF en noviembre 2015 con el objetivo de trabajar de forma conjunta en proyectos de conservación ambiental, y que incluye jornadas de voluntariado medioambiental como la celebrada este sábado en el río Henares, en la que han participado profesionales de su planta aloverana y sus familiares, junto al equipo de WWF y personas del Proyecto Labor. Asimismo, la actividad contó con la participación de Francisco José Úbeda, Concejal de Medio Ambiente.

De este modo, se ha dado continuidad a una iniciativa realizada el año pasado para mejorar la biodiversidad de esta zona recuperando ambientes distintos de la cuenca del río. Así, además de revisar y mejorar los trabajos de repoblación ya acometidos, se han plantado nuevas especies autóctonas, como álamo blanco, olmo, fresno, encina, zarzamora o rosal silvestre.
 
Tanto para Mahou San Miguel como para WWF, la restauración de los bosques de ribera es un objetivo fundamental, puesto que son ecosistemas que regulan el cauce de los ríos, son el hábitat de una gran variedad de especies y sirven como corredor ecológico. Además, reforzar estos entornos contribuye a la filtración del agua y ayuda a mantener la calidad del cauce.
 
Más allá de un gesto puntual, el acuerdo entre Mahou San Miguel y la organización medioambiental evidencia el impulso que Mahou San Miguel está otorgando a un modelo de negocio que, además de crecimiento económico, genere valor social y proteja el entorno. Así lo demuestra, por ejemplo, la inversión de 36 millones de euros dirigida a proyectos medioambientales realizada por la compañía en los últimos cinco años.
 
Esta inversión ha contribuido a que la cervecera haya mejorado de forma constante sus indicadores ambientales. Así, durante 2016 y a pesar de haber aumentado su producción en un 3,9%, su consumo de agua ha disminuido un 1,2% gracias a la optimización de los equipos y procesos. Es más, desde el año 2000, Mahou San Miguel ha reducido un 40% el consumo de este recurso, lo que equivale a 3,5 millones de m3.
 
El ámbito energético es otra de las áreas en la que la compañía está haciendo un especial esfuerzo, algo que le ha permitido reducir su consumo el pasado año en un 3%. En esta línea, destaca el hecho de que el 100% de la energía eléctrica consumida en sus centros y sedes de España procede de fuentes renovables.
 
Además, la organización al completo mantiene un firme empeño por reducir de forma progresiva las emisiones de CO2, que en 2016 han experimentado un descenso del 5%; voluntad que se evidencia incluso en la relación con sus proveedores. En este sentido, mantiene un acuerdo con CHEP, referente mundial en sistemas pooling de paletas y contenedores, para introducir en el canal de Alimentación la media paleta de plástico, un sistema que evita la emisión a la atmósfera de 280 toneladas de CO2 al año.
 
La implicación de Mahou San Miguel con el cuidado del entorno encuentra también su reflejo en la gestión sostenible de sus residuos. La cervecera recicla el 99,8% de los mismos y se ha marcado el objetivo de que esta cifra alcance el 100% en 2020. Asimismo, el 40% del material empleado para envasar y embalar sus productos es reutilizable y el 60% restante, reciclable.
 
Gracias a la implementación de medidas de ecodiseño en la fabricación de sus envases y embalajes, en 2016 ahorró 2.013 toneladas de materia prima, mientras que el 100% de sus etiquetas de papel procedió de bosques certificados por Forest Stewardship Council (FSC).
 
Un compromiso transversal
 
La responsabilidad con el entorno es una línea transversal en la actividad de Mahou San Miguel, tal y como demuestra su Política Ambiental o su Sistema de Gestión Ambiental certificado según las normas ISO 14001 y el Reglamento EMAS, reconocido en 2016 con el Premio Europeo de Medio Ambiente a la empresa en su sección española que otorga la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
 
La compañía también colabora activamente con distintas iniciativas, forma parte del Comité Ejecutivo de la Red Española de Pacto Mundial de la ONU y colabora con The CEO Water Mandate de Naciones Unidas, para garantizar la sostenibilidad de los recursos hídricos. Todo ello, con el objetivo de ser la compañía con menor huella ambiental del sector de Alimentación y Bebidas en 2020.

Visto 1075 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.