Han participado 11 restaurantes y casi una decena de expositores para dar a conocer los sabores y cualidades de este manjar gastronómico. Han participado 11 restaurantes y casi una decena de expositores para dar a conocer los sabores y cualidades de este manjar gastronómico.

Más de 1.200 personas disfrutaron de la VIII Feria de la Trufa

El Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo vivió una jornada con un intenso olor a trufa negra con motivo de la VIII Feria de la Trufa que viene de la mano de la Asociación de Cultivadores y Recolectores de Trufa de Castilla-La Mancha (Trufarc) y en la que han participado 11 restaurantes y casi una decena de expositores para dar a conocer los sabores y cualidades de este manjar gastronómico

El característico olor de la trufa negra ha impregnado el gran salón del centro cultural de San Francisco durante este fin de semana con motivo de la VIII Feria de la Trufa por la que han pasado más de 1.200 personas y en la que han colaborado 11 restaurantes del Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo, y casi una decena de expositores procedentes de Soria, Cuenca, Guadalajara, Teruel y Huesca.

Los visitantes de la Feria pudieron familiarizarse con el aroma característico de la “Tuber Melanosporum”; adquirir este preciado hongo o algunos de los productos disponibles en el mercado elaborados con este manjar como aceite, queso o incluso chocolate; aprender un poco más sobre el proceso de cultivo y los productos para favorecer una buena cosecha y degustar las diferentes propuestas gastronómicas que cocinaron los restaurantes del Geoparque para la ocasión.

Tras un acto inaugural sencillo en el que participaron el  presidente de la Asociación de Desarrollo Rural Molina de Aragón-Alto Tajo, Alejandro Atance, el presidente de Trufarc, Diego García, el gerente del Geoparque de la Comarca de Molina-Alto Tajo, Juan Manuel Monasterio, junto con la vicepresidenta de la Diputación Provincial, Ana Guarinos, la diputada de Medio Ambiente, Lucía Enjuto, la concejala de Bienestar Social, Régimen Interior y Asociaciones, Juana Dolores Morales y el coordinador provincial de Izquierda Unida, Julián Atienza, se agradeció su participación a restaurantes y expositores y se invitó a los asistentes a disfrutar de la jornada.

“La Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Castilla la Mancha quiere dar las gracias a todos los participantes de la VIII Feria de la Trufa de Molina de Aragón, así como felicitar al resto de organizadores”, afirma el presidente de Trufarc.

Desde la organización han valorado positivamente el desarrollo de las jornadas como un lugar de encuentro en el que dar a conocer los sabores y divulgar las cualidades de la trufa negra que se recoge en el Geoparque de la Comarca de Molina-Alto Tajo: “La fecha de celebración dotó a la Feria de un carácter más festivo, apropiado para que todo aquel que vino a la feria pudiera preguntar y aprender sobre el sector, dando un carácter divulgativo al evento. Desde Trufarc también queremos fomentar fomentar este aspecto ya que la Feria es y debe ser un lugar de encuentro de productores, aficionados a la trufa y vecinos de la zona en el que se aprende y se intercambian experiencias e impresiones”.

Para el gerente del Geoparque, Juan Manuel Monasterio, “dar un mayor protagonismo a la gastronomía en esta edición ha sido todo un acierto” y señala que desde el Geoparque “seguiremos apoyando todas las iniciativas que pretendan impulsar y dar a conocer los productos de calidad de esta comarca”. En este sentido recuerda que “ya estamos trabajando en la Feria de la Caza, Pesca y el Turismo Rural que se celebrará en el mes de abril y en la que se ha invitado a más de 80 expositores de estos tres sectores en toda España y pretende tener una presencia internacional”.

La gastronomía fue el plato principal de la velada con bocados para todos los gustos, desde los platos más tradicionales, como paella, guiso patatas cocidas y carne, ensaladilla, chistorra, croquetas de boletus o tortilla de patata a propuestas más transgresoras como tambores de aguacate con gambas, berenjena con miel y tempura, patata hojaldrada con remate de trufa y alioli  o tartaleta de remolacha, pasando por la fusión entre tradición e innovación como los vasitos de codorniz escabechada con crema de patata y mantequilla trufada. También hubo propuestas que supieron aunar la geología de los paisajes del Geoparque y la gastronomía como los aragonitos trigueros o los travertinos escalfados.

“La afluencia de público durante la mañana fue ciertamente elevada y estamos muy contentos de que tanta gente pudiera disfrutar del sabor de la trufa negra preparada por los restaurantes de la zona durante la celebración del I Concurso de Tapas. Esto nos animará a seguir trabajando en el mismo sentido en futuras ediciones. Dar a conocer la trufa a través de los restaurantes de la zona de una forma divertida permite difundir el sabor, aroma y riqueza de nuestro oro negro”, señala el presidente de Trufarc.

La tarde estuvo dedicada a la destreza de los olfateadotes caninos con el tradicional concurso de perros truferos que tuvieron que superar un circuito en búsqueda del oro negro. La feria se clausuraba a las 20.00 horas con la entrega de premios a los participantes en los dos certámenes.

El restaurante “Corrinche” de Alcoroches se llevó el primer premio del Concurso de Tapas, quedando en segunda posición “El Rincón del Gin Tonic”. En lo que se refiere al Concurso de Perros Olfateadores, la ganadora fue Jéssica Moreno y el segundo premio fue para Adrián Berzosa.

Visto 948 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.