La gallina negra castellana es la raza española de gallinas por excelencia. La gallina negra castellana es la raza española de gallinas por excelencia.

Programa agrario para reintroducir la gallina negra castellana en Guadalajara

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha impulsado la reintroducción de la gallina negra castellana, una raza en peligro de extinción, y muy buena ponedora, en el medio rural, a través de un programa de recuperación que se desarrolla desde el Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo, en la provincia de Guadalajara, dependiente del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (IRIAF) de la Administración agraria.

Desde aquí,  se trabaja en la recuperación, conservación y potenciación de determinadas razas ganaderas presentes en la región que se encuentras, en la actualidad, en grave regresión o en peligro de desaparición, estando catalogadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente como Razas Autóctonas en Peligro de Extinción, como es el caso de esta gallina de plumaje negro, patas de color pizarra, que pone unos huevos blancos de enorme calidad y que se adapta perfectamente a la climatología de la provincia de Guadalajara.

El proyecto de recuperación partió con tan solo diez gallinas y se centra en incubar huevos a pequeña escala para posteriormente distribuir los pollos de tan solo un día de vida de forma gratuita, sobre todo a nivel rural, para repoblar el medio rural con estos animales que en su día fueron sustituidos de las explotaciones por otras razas híbridas menos adaptadas al territorio y climatología. 

Desde el inicio del programa de recuperación, se han repartido ya más de 6.000 pollos y cerca de 1.400 huevos engallados para su incubación, a cerca de 500 personas interesadas en recuperar esta especie en sus explotaciones, en 183 localidades de la provincia de Guadalajara.

Una vez se consolide en esta zona de la región, se continuará el trabajo ampliando la reintroducción de estos ejemplares al resto de la Comunidad Autónoma.

Desde el Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo, se está también en contacto con organizaciones que desarrollan una labor similar a nivel nacional, como es Ganeca, para lograr la recuperación, mejora y divulgación de la gallina castellana negra.

Una raza muy ponedora

La castellana negra es una raza española de gallinas originaria de la región castellana. Se incluyó en el programa de conservación de razas españolas de gallinas (1975-2000) del departamento de genética animal del INIA.

La gallina castellana negra es una de las razas europeas de gallinas más antigua. Se cuenta que Cristóbal Colón viajó con ellas por expreso deseo de la reina Isabel la Católica, que tenía especial simpatía a estas inquietas gallinas. Y que viajó hasta Flandes cuando era dominio español en tiempos de Carlos V. Muchas de las actuales gallinas de color negro que existen en Europa proceden de la castellana negra. Esta afirmación, popular entre aficionados y criadores, se ha visto confirmada por los estudios genéticos que se han realizado en los últimos años. Prueba de esa antigüedad es que su estándar se definió en 1926 por D. Enrique P. de Villamil, siendo una de las primeras gallinas europeas en tenerlo.

En la primera mitad del siglo XX fue una de las razas de gallina más utilizada en España para la obtención de huevo de color blanco. En esos años existían estirpes seleccionadas de castellana negra, llegando a dar producciones anuales de 220-225 huevos.

Es la raza española de gallinas por excelencia, la de más rancio linaje ya que no se le conoce influencia extranjera ninguna. A la reina Isabel la Católica le agradaban mucho estas gallinas negras tan activas y cacareadoras. A partir de ella se crearon razas de aves como la menorca, española cara blanca y andaluza, mundialmente conocidas y definidas en los estándares internacionales.

La castellana negra es una excelente ponedora de huevos de medio tamaño y cáscara muy blanca.

Visto 352 veces