La Delegación de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha enviado una carta a 90 ayuntamientos de la provincia para mostrar su disposición a mantener encuentros informativos, el primer encuentro ha tenido lugar en Villel de Mesa. La Delegación de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha enviado una carta a 90 ayuntamientos de la provincia para mostrar su disposición a mantener encuentros informativos, el primer encuentro ha tenido lugar en Villel de Mesa.

Ronda de reuniones para explicar el nuevo decreto de concentración parcelaria

En Villel de Mesa ha tenido la primera de las reuniones que el delegado de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Santos López, mantendrá tanto con agricultores y propietarios de fincas agrícolas y forestales de la provincia con el fin de darles a conocer el nuevo decreto por el que se regulan los procedimientos de concentración parcelaria de Castilla-La Mancha.

En la provincia de Guadalajara hay 90 municipios en los que aún no se ha realizado la concentración parcelaria en sus términos municipales. Por ello, desde la Delegación provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural se ha enviado una carta a todos estos ayuntamientos, dando a conocer esta nueva herramienta y los medios y ayudas para la ordenación territorial que pone a su disposición el Gobierno regional, quedando abiertos a la celebración de encuentros o reuniones con las personas interesadas para ofrecerles asesoramiento y resolver cuantas dudas puedan surgir sobre la nueva normativa y su tramitación. 

Según ha explicado el delegado de esta área, el tamaño de las parcelas agrícolas y su dispersión son condicionantes que impiden el desarrollo de nuevas producciones, que requieren de mayores superficies para su rentabilidad o para su mecanización. Por ello, “se hace imprescindible emprender acciones que intenten incrementar el tamaño de las parcelas de las explotaciones, permitiendo así optimizar el tiempo de trabajo en las labores agrícolas”, ha señalado López.

La concentración parcelaria es la ordenación de las fincas rústicas con la finalidad de promover la constitución y el mantenimiento de explotaciones agrarias y forestales de estructura y dimensiones adecuadas, que permitan su mejor aprovechamiento, incrementando la rentabilidad de su actividad, efectuando para ello las deducciones y compensaciones que resulten necesarias y por los medios que se establecen en este decreto.

El interés que representa la concentración parcelaria para el sector agrario en términos económicos, sociales y medioambientales en Castilla-La Mancha se justifica porque en zonas ya concentradas el número de personas jóvenes que se incorporan a la actividad agraria y las inversiones privadas para modernizar las explotaciones son mucho mayores que en zonas sin concentrar. En este sentido, la concentración parcelaria conlleva la mejora de la rentabilidad de las explotaciones, aumenta la posibilidad de diversificar producciones, mejora el ahorro energético y la calidad ambiental. Asimismo, el procedimiento regulado en este decreto es coherente con otros dos objetivos claves para la comunidad autónoma, como son la protección de los recursos naturales y culturales, de forma que durante el proceso concentrador se deben respetar los valores ecológicos, paisajísticos, ambientales y culturales de la zona de actuación.

Visto 484 veces