El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha trasladado hoy en el Parlamento Europeo en Bruselas la necesidad de que en la nueva reforma de la Política Agraria Común (PAC) para el periodo 2021-2027 no se pierdan fondos y las negociaciones vayan encaminadas a que se blinde el presupuesto actual, algo que desde Castilla-La Mancha se va a defender “con uñas y dientes” para que se mantenga el “presupuesto suficiente”, que es el que hace posible que la región cuente con 120.000 agricultores y ganaderos y una industria agroalimentaria que ya supone el 15 por ciento del PIB de la región.

Publicado en Campo