SANTIAGO VIVANCO, bodeguero

Santiago Vivanco amplía su sonrisa cuando se le pregunta por un vino para tomar estas Navidades. “El que más le guste a cada uno, pero que tomen vino”, ríe. Al menos una botella para estas fiestas en las que la cerveza, el champán y la sidra compiten también por hacerse un hueco en la mesa. “Mi padre dice, y es verdad, que no hay ningún vino malo, todos son buenos”, asegura el hijo de Pedro Vivanco, el patriarca actual de una dinastía de bodegueros que comenzó su andadura en 1915 y que ahora mismo se encuentra en su apogeo.

Publicado en Entrevista
Hace tan solo un año que Cogolludo recuperó en parte su tradición vitivinícola, con la llegada de una nueva e innovadora bodega que apostó por los vinos de calidad y recuperó en el paraje del Río Negro el cultivo de la viñas, rozando los mil metros de altitud, con el Ocejón y el Alto Rey como vigías, sobre un suelo pobre, arcilloso y difícil.
Publicado en Reportaje
Página 3 de 3