Durante toda la semana, voluntarios y voluntarias de Telefónica y jóvenes participantes de la Fundación Cepaim trabajan en el Alto Tajo. Durante toda la semana, voluntarios y voluntarias de Telefónica y jóvenes participantes de la Fundación Cepaim trabajan en el Alto Tajo.

Vacaciones solidarias recuperando un chozón sabinero en el Alto Tajo

La Asociación Micorriza, Fundación Telefónica y Fundación Cepaim se unen un año más para trabajar por la conservación del Patrimonio Natural del Alto Tajo y la cohesión social a través del voluntariado corporativo.

El programa Vacaciones Solidarias de Fundación Telefónica vuelve al Parque Natural del Alto Tajo para continuar el proyecto de restauración de parideras y chozones sabineros que se inició en 2015. Desde el pasado lunes, y durante toda la semana, voluntarios y voluntarias de Telefónica y jóvenes participantes de la Fundación Cepaim, unirán sus esfuerzos para que la agrupación de chozones de Escalera sea, si cabe, todavía más llamativa.

Los chozones sabineros son construcciones populares del este de la provincia de Guadalajara y sur de Soria, hechos con muros de piedra seca, vigas de madera de sabina y un tejado formado por una barda de ramas de sabina superpuestas. Perfectamente integrados en el paisaje, estas construcciones albergaban al ganado y servían como refugio del mismo. Sus orígenes datan como mínimo de la Edad Media, cuando el ganado inundaba nuestros montes con su presencia. Siendo la continua despoblación del mundo rural y la pérdida de la ganadería como actividad tradicional las principales causas del abandono y deterioro de este patrimonio etnográfico.

En esta ocasión, se contará con la presencia de jóvenes de entre 12 y 16 años provenientes de Beniaján y Molina del Segura (Murcia) en el marco de un programa con menores y familias que lleva a cabo La Fundación Cepaim en dichas localidades  y que tiene como objetivo  garantizar la igualdad de oportunidades y  mejorar las condiciones de vida de sus participantes. Además, como en la edición del año pasado,  se ha contado con la colaboración del Centro de La Fundación Cepaim en Molina de Aragón.           

Las personas que forman parte  de éste  proyecto tendrán la oportunidad de conocer durante esta semana un patrimonio cultural único, así como el Parque Natural del Alto Tajo en el resto de actividades medioambientales y culturales programadas para las tardes.

La organización de este campo de trabajo ha sido llevada a cabo por la Asociación Micorriza, que desde su fundación en 2013 persigue la conservación y preservación del patrimonio natural, etnográfico y cultural que se están perdiendo con la despoblación del mundo rural. Realizando la mayoría de sus esfuerzos en la Comarca de Molina de Aragón, esta segunda restauración de un chozón sabinero es un paso más en sus objetivos por preservar el gran patrimonio etnográfico de esta región, que ya se inició con la recuperación de fuentes y manantiales o, sin ir más lejos, con el trabajo realizado en el chozón del año pasado.

Visto 2754 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.