García-Page y  García Molina expresan su disposición a llegar a un acuerdo

García-Page y García Molina expresan su disposición a llegar a un acuerdo

El candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el secretario regional de Podemos, José García Molina, han manifestado hoy su disposición a llegar a un acuerdo, aunque no de gobierno, que permita la investidura del líder socialista.

García-Page y García Molina se han pronunciado así en declaraciones a los periodistas antes de comenzar su primer encuentro tras las elecciones autonómicas con el que han dado inicio de manera oficial al proceso de negociación.

"Confío en un acuerdo sostenible, entendible y muy transparente", ha afirmado el candidato socialista a presidir el Gobierno de Castilla-La Mancha, mientras que el líder regional de Podemos ha dicho que espera que pueda "haber puntos de acuerdo esenciales".

Ambos, no obstante, han dejado claro que no será un acuerdo de gobierno, si bien Podemos tendrá grupo parlamentario en las Cortes regionales con dos diputados al haber conseguido al menos el 5 por ciento de los votos válidos en el conjunto de la región, tal y como establece el Reglamento de las Cortes.

García-Page ha planteado que su intención es lograr "un escenario tranquilo y razonable", donde se puedan "combinar ideas de unos y de otros", pero "no sólo de Podemos y del PSOE, también del resto de formaciones políticas".

Todo ello, ha subrayado, con la "prioridad número uno" del empleo.

A su juicio, el proyecto socialista es "el único con visos de estabilidad" para gobernar en Castilla-La Mancha, pues un gobierno del PP sería "inestable".

"Los ciudadanos han hablado claro en las urnas. Aunque va a ser difícil voy a pedir el esfuerzo de todos para poner los cimientos de la recuperación y recuperar la cultura del pacto", ha aseverado García-Page.

Ha insistido en que el objetivo es "recomponer todo lo que ha destrozado el Gobierno de Cospedal durante los últimos cuatro años" y, en especial, "la sanidad, la educación y los servicios sociales", unas "políticas de fondo" en las que dice que hay indicios para llegar a un acuerdo con Podemos.

Preguntado por si el PSOE está radicalizándose, García-Page ha respondido que "ese discurso del miedo no cuela" y ha defendido que el espacio del PSOE es "el de centro izquierda, el de la socialdemocracia, moderado en las formas y muy radical en los valores y principios que defiende".

Por su parte, García Molina ha explicado que el acuerdo tiene que pasar por acordar unas líneas básicas "que tienen que ver con la transparencia, con medidas anticorrupción, con medidas de regeneración política y con un rescate ciudadano decidido".

Además, ha señalado que es "una prioridad absoluta" la reforma del Estatuto de Autonomía, pero "no de manera partidaria ni partidista sino abriendo el debate y la conversación a la sociedad civil".

Con ello, ha dicho que su intención es conocer si va a encontrarse con "un PSOE que no sólo quiere gobernar sino tener el coraje y la valentía que este tiempo necesita para gobernar directamente para una mayoría".

También ha sido preguntado por si Podemos es "un partido radical de izquierdas", a lo que García Molina ha respondido que "está claro que no", que son "un partido de orden y seguridad", que quieren "dar la seguridad a los ciudadanos de que los servicios públicos funcionan".

{module Robapaginas Google}

Visto 676 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.