Ocho años siendo la banda sonora de Guadalajara: Sala Óxido

Despistaos celebraron su último aniversario en la Sala Óxido./ FOTO: Cedida por Sala Óxido. Nacho Izquierdo.Cuando abrió la Sala Óxido sus puertas fue sin duda un notición para la gente a la que le gusta la música en directo, ya que, en Guadalajara no había ningún espacio en el que celebrar esos conciertos de gira de invierno de los grupos importantes. Al principio, programaban más rock que otra cosa, pero desde hace unos cinco años, el abanico de grupos es tan amplio que va desde Los Chichos a Soziedad Alkoholika, desde Supersubmarina o Fuel Fandango a Obús o Siniestro Total, desde Klandestinos a Dj Zepo. Ahora, celebran su octavo aniversario.


Hablamos con Dani Pérez, que es el encargado de que la Sala Óxido siga programando, y le preguntamos si hay algo que celebrar después de ocho años. “Hay que celebrar que seguimos y que los grupos que vienen cada vez son mejores” responde con una sonrisa. Y eso que conseguirlo no es fácil.

Dani lo reconoce: “Está muy difícil. Los grupos vienen y están encantados. La gente viene, pero no tanto y lo que más te ayuda a recaudar que es la barra, cada vez es más escaso, porque la gente está tiesa como la mojama… Así que, seguimos, que no es poco”.

Y eso que, en cuanto a público, 2012 ha sido el mejor de la Sala en asistencia. Dani lo achaca a que ha mejorado la calidad de los grupos. “Grupos que antes iban a recintos más grandes, ahora están haciendo salas, porque los grandes no los llenan. Y es un orgullo que la Óxido sea una de las que está en el circuito” declara.

La Sala Óxido cuenta con un aforo de 500 personas, un aforo medio. De este tamaño, no hay muchas en España. Centrándonos en el Corredor del Henares, es la única, salvando Madrid. Pero estar en el circuito no es sólo porque sea la única, sino porque se ha invertido en equipos. “Ha sido costoso, pero se ha ido haciendo poco a poco” explica Dani que reconoce que está muy orgulloso de cómo está la sala.

“Los grupos que tocan aquí, se van contentos y los técnicos de sonido también. Si la situación económica fuera mejor, pues se podrían hacer mejoras, pero de momento estamos ahí, humildes, pero despuntando” resume.

Dani Pérez es el encargado de la Sala Óxido.Programación muy variada

La Óxido además ha asumido la responsabilidad de traer música para todos los gustos, por eso, su programación está siendo cada vez más variada. Reconoce que, desde el principio, querían que la programación fuera variada, cuando más mejor, aunque matiza que “es verdad que predomina el rock, porque hay más bandas de rock y porque es lo que más me gusta y a lo que más gente viene. Pero seguiremos con estilos diferentes, a lo mejor, el viernes viene Fuel Fandango y el sábado S.A.” apunta.

“Vamos a seguir con todos los estilos, porque todo el mundo no tiene los mismos gustos y queremos que la Sala Óxido sea la sala de conciertos para todo el mundo y no solo para los roqueros. El mes tiene 8 fechas y si se hace una de cada estilo, por mí, perfecto” asegura.

Recordaba Dani Pérez que, los primeros tres años, se llevó a cabo una programación distinta que actualmente, se apostó por grupos desconocidos o que estaban empezando. “Desde hace 5 años, hemos cambiado la estrategia y hemos apostado por grupos de renombre” señala.

Esto no les ha impedido seguir contando con grupos emergentes como Supersubmarina, que acudían a Guadalajara con un disco en el mercado y volvieron con éxito, o Fuel Fandango, que llenaron en su primera visita y repiten este año. Otros como Leiva no llenan, aunque Dani lo achaca a que el grupo puso la entrada demasiado cara, a 23 euros, y “la situación económica ya no está para eso” apostilla.

“Cuando una banda repite es porque les gusta” asegura, aunque matiza que, si llenan en la primera, algunas bandas en su segundo concierto ponen la entrada cara y no llenan. “Tienen que tener claro los grupos que esta es una ciudad pequeña y que es mejor 500 personas a 15 que 200 a 20 euros, pero eso depende del grupo. Yo no pongo los precios” aclara Dani.

Supersubmarina han acudido dos veces y con llenazo ambas./FOTO: Cedida Sala Óxido. Nacho Izquierdo.Panorámico Musical y música hecha en Guadalajara

Muestra de que están abiertos a todo tipo de música es que llevan muchos años colaborando con el Panorámico Musical, haciendo desde la noche Mariskal Rock hasta el Qubocultural.zip. “Los últimos años, lo hemos hecho prácticamente aquí, porque no había presupuesto para más, pero lo que importa es que siga habiendo música” declara.

Una de las propuestas del Panorámico que ha ido ligada a la Óxido desde su origen es el QuboCultural. “Desde hace 3 años, José Luis de Mambo y yo somos los que estamos organizando Qubo, pero no creo que se haga otro año más” anuncia Dani con un atisbo de pesadumbre.

Justifica que visto lo que ha pasado los tres últimos años, “sin ningún tipo de ayuda con la cantidad de artistas que hay, es muy difícil, así que, el del año pasado me temo que fue el último, porque el precio de la entrada no se puede subir y organizarlo es muy caro”. Argumenta que son 15 horas de música y que eso hay que pagarlo. “Todos queremos lo mejor en la puerta de casa y gratis y eso es imposible” lamenta.

Hablando de quejas, una de las que más se repiten es que los grupos de Guadalajara no tienen espacios. Dani responde que en la Sala Óxido, siempre que los grupos que acuden lo permiten, se añade un telonero de Guadalajara. “Es innumerable la de grupos de Guadalajara que ha tocado aquí. Y los grupos están encantados de ser teloneros” apostilla.

Destaca Dani que claro ejemplo de que apuestan por lo local es la celebración del festival Desalkarriados. “Más que nosotros por los grupos de la ciudad no hace nadie. Este año, al Desalkarriados le hemos dado un toque solidario porque es necesario y lo seguiremos haciéndolo siempre que siga siendo necesario” especifica.

Lehendakaris Muertos es uno de los grupos de renombre que ha traído la Óxido./ FOTO: Cedida Sala Óxido. Nacho Izquierdo.Una ciudad de músicos, pero no de público


Comentaba Dani Pérez que es paradójico que, en una ciudad pequeña como Guadalajara haya tantos grupos, pero tan poco público en los conciertos de las bandas locales. Hace un cálculo rápido, “puede que haya unas 60 ó 70 bandas, porque en la propia Sala Óxido hay 16 grupos ensayando y, el resto de sitios de ensayo está lleno”.

“Es un contraste que la mayoría de la gente de aquí vaya a conciertos a Madrid y no apueste por acudir aquí y, sin embargo, hay muchos grupos” comentaba. Y no sólo hay muchos grupos, también, están apareciendo muchos Dj’s, a los que la Óxido también les da su espacio.

“Se apuesta por Dj's de Guadalajara que vengan con otros de renombre, como Marco Bailey o Zepo. Bailey no fue tan bien como pensábamos porque a lo mejor no era tan conocido en España, pero internacionalmente es de lo mejor. Zepo llenó porque es más conocido en España” argumenta.

Buena oferta musical en Guadalajara

En cuanto a la oferta musical de la ciudad, Pérez manifiesta que le encanta que haya muchos conciertos. “La Semana de la Música y otras iniciativas son perfectas para la ciudad, aunque parece que se está encasillado en algunos espacios” lamenta.

Señala que el cartel de la Semana de la Música es bueno y variado, pero destaca que “todos los grupos salvo Ocean Colour Scene han pasado por la Sala Óxido. Y éstos no han venido porque su caché es muy alto y no pueden acudir sin ayuda institucional” matiza.

También, se queja de que los medios de comunicación locales no dan cobertura a la música que se hace en la ciudad. “Por ejemplo, las actuaciones de Guadalajara no salen nada más que en GuadaQué y en otros tres medios, el resto no se fijan” critica.

Mamá Ladilla vuelven invitados para el 8º aniversario./FOTO: Cedida Sala Óxido. Nacho Izquierdo.Actuaciones preferidas en la Óxido

Cuestionado por las actuaciones que más le han gustado en 2012, Dani responde: “Me quedo con Supersubmarina que repitieron en 2012 e hicieron otro llenazo y podrían haber llenado tres salas. También, con Los Chichos porque me sorprendieron, fue un llenazo no esperaba tantísima gente. Y me quedo con Bongo Botrako porque son de esos músicos que me encanta como tocan, es impresionante como suenan”.

Si ampliamos el margen temporal a desde que llegó a la Sala, Dani no duda: “Desde que entré, lo que yo quería era traer a S.A., así que, me quedo con el primero de sus conciertos por eso, porque tenía muchas ganas de traerlos. Los he traído tres veces, pero me quedo con la primera”.

Otros conciertos se le han quedado en la memoria, pero porque no llegaron a llenar como se esperaba, como la Vargas Blues Band que estuvo en la Sala Óxido, aunque no llenó (hace pocos días no quedó una entrada en el Teatro Buero Vallejo con 1.000 butacas), y Raimundo Amador “también lo traje, pero la sala llevaba un año cerrada y no llenó, a veces, cometes errores, pero de estos también se aprende” afirma Dani.

Ante la duda de si algunos “pinchazos” son por falta de promoción, Dani responde que cree que les da suficiente promoción: pegando carteles, con anuncios en televisión y a través de las redes sociales, por eso, no entiende que haya gente que no llegue a enterarse de que se va a celebrar un concierto.

Antes de depedirse, Dani quiere dejar claro que si la Sala Óxido continúa funcionando es por “la gente que viene habitualmente, ellos son los que mantienen esto abierto, porque si no, no sería posible. Por eso, les invito a que vengan al concierto del viernes 5, porque traemos a tres grupos que hemos traído más veces, pero que nunca habíamos conseguido juntar en una sola noche y que nos gustan mucho” manifiesta.

No olvida que el regalo que hacen a los fieles es Adam Bomb, que actuará gratis el lunes 8 de abril. “Es muy bueno, yo creo que les va a gustar” concluye sonriendo.

Visto 3137 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.