Podemos a 818 votos de conseguir un diputado en Guadalajara

Podemos a 818 votos de conseguir un diputado en Guadalajara

Durante una buena parte de la noche Podemos fue la tercera fuerza en la provincia. Sin embargo, según avanzaban los minutos, el partido de Pablo Iglesias vio como le surgía, a la derecha, un firme competidor. Se trataba de Ciudadanos, que acabó rebasando a la formación de izquierdas hasta hacerse con el tercer diputado por la provincia de Guadalajara. 

A pesar de su cuarto lugar en las votaciones para el Congreso, Podemos consiguió un más que digno resultado. En total, 23.736 sufragios, lo que supuso  el 17,46% del total. Precisamente, los cálculos realizados por el partido señalaban que, si alcanzaban el umbral del 17% de apoyos en la provincia, conseguirían un puesto en el Congreso. Pero no se contó con la fortaleza sobrevenida de Ciudadanos, que en el último momento llegó a los 24.554 de los sufragios –el 18,06%–. Por tanto, entre ambas agrupaciones sólo hubo 818 papeletas de distancia, que han impedido que Ariel Jerez acceda a la Carrera de San Jerónimo.

En este sentido, la número dos al Congreso por Podemos, Marta Miranda (Ariel Jerez el número 1 no estaba en la sede de Guadalajara, sino en Madrid en la noche electoral junto con el resto de cabezas de lista de la formación morada), reconocía que, a nivel nacional, esperaban unos resultados que les situaran por encima del PSOE. Finalmente, no ha ocurrido así, ya que los socialistas han conseguido 90 representantes frente a los 69 de la formación de Pablo Iglesias. “Pero pasar de cero diputados a casi 70 ya es un logro importantísimo”, explicaba. 

En cualquier caso, Marta Miranda dejaba claro que “Podemos no quiere ningún sillón”. Desde la formación morada se aboga por llegar a “acuerdos puntuales” basados en el diálogo. Y, como ejemplo, Miranda señalaba los posibles pactos que se podrían alcanzar con Ciudadanos para cambiar la Ley Electoral, o con el PSOE y otras fuerzas de la izquierda para diseñar y discutir políticas sociales. “Hay que volver a aprender a dialogar, que eso es la democracia”, anunciaba.

Al mismo tiempo, la candidata se congratulaba de que los partidos conservadores no consiguieran la mayoría absoluta en España. “No podrán seguir con su política de recortes neoliberal”, añadía. Y no le temblaba la voz al asegurar que “Podemos ha venido para quedarse, para gobernar, para hacer un cambio en el país que necesitamos urgentemente y para decirle a los señores poderosos que hasta aquí hemos llegado”.

Una noche de infarto 

Por tanto, el de este domingo, 20 de diciembre, fue un recuento intenso en la sede de Podemos. En ningún momento se perdió la esperanza de conseguir un representante por la provincia. Desde que a las 20.00 horas cerrasen los colegios electorales en la península y se empezaran a conocer las primeras encuestas a pie de urna, la atención fue en aumento. Así, estalló la alegría cuando los mencionados sondeos dibujaban a la formación morada como la ganadora en el País Vasco, en Cataluña –como así ocurrió finalmente– o, incluso, en Madrid.

Se trató de una emoción inicial que se vio confirmada según iban apareciendo los primeros datos oficiales, bien fueran nacionales, regionales o provinciales. De hecho, hubo amplias sonrisas a medida que se cantaban los resultados de localidades como Bustares, donde Podemos quedó en primer lugar, o Las Navas de Jadraque, en la que la formación morada ocupó el segundo puesto.

Esta alegría contenida se compartió con aquellos simpatizantes o interventores que iban entrando a la sede. Cada uno de ellos contaba sus experiencias y sensaciones durante un día electoral muy largo, a la par que apasionante. Incluso, según avanzaba el recuento, se comentaban las correlaciones de fuerzas y el nuevo escenario político que se dibujaba en España tras las elecciones.

Sin embargo, los ánimos decayeron cuando se escapó la posibilidad de que Ariel Jerez se convirtiera en diputado. Un anhelo que se esfumó por tan sólo 818 votos. Ciudadanos fue el beneficiado. Pero, al mismo tiempo, en la formación morada se era consciente de los resultados cosechados a nivel nacional, que la han dado 69 procuradores y, por tanto, un amplio margen de maniobra.

Pero si el recuento de los votos para el Congreso fue apasionante, no lo fue menos para el Senado. En este caso, los candidatos de Podemos-Guadalajara quedaron en los puestos séptimo, octavo y décimo, sólo superados por los tres del PP, los tres del PSOE y uno de Ciudadanos. A pesar de ello, los de Pablo Iglesias no consiguieron representación. Una circunstancia comprensible, ya que, en cada provincia, sólo se eligen cuatro sillones y, debido a la falta de proporcionalidad del sistema actual, los partidos mayoritarios son los que suelen llevarse «el gato al agua».

No obstante, la cabeza de lista a la Cámara Alta, Begoña Rojas, hacía un balance positivo de la situación. ”Se ve que la gente ha confiado en Podemos”, indicaba. De hecho, la formación se convirtió en la tercera más votada en la provincia. En cualquier caso, desde el partido de Pablo Iglesias se insistía en la reforma del Senado, para, entre otros fines, convertirla en una institución de representación territorial.

{module Robapaginas Google}

Visto 1295 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.