Brihuega muestra sus voces más corales

Brihuega muestra sus voces más corales

Desde Brihuega se acercaban este viernes a Guadalajara los componentes del Coro-rondalla Virgen de la Peña para presentar su  trabajo en el campo de la música tradicional, un CD  con 12 composiciones de orígen alcarreño, principalmente briocense, con algunos añadidos de otras comarcas paisanas o regiones vecinas.

El concierto de presentación del disco, Música tradicional alcarreña,  en Guadalajara,  era incluido en las actividades que desarrolla  la Fundación Siglo Futuro, siempre relacionadas con la difusión de la Cultura, y era su presidente JUAN GARRIDO quien hacía las presentaciones repasando vivencias de tiempos brihuegos, recorriendo la esencia de la villa altoalcarreña  con lugares, gentes y paisajes que sin duda forman parte de la memoria y, como no, de las letras del cancionero popular alcarreño, protagonista en la siguiente hora y media.

Así, Rondalla y coro fueron ocupando sus lugares en el coqueto escenario, eso sí, un poco apretados porque  las dimensiones van un poco justas para veinte al tiempo, pero que iba muy bien para dar empaque al sonido coral. 

Una a una, las composiciones musicales fueron saliendo de bocas e instrumentos para convencer, encantar diría yo, a un auditorio casi repleto de público.

El Coro-Rondalla Virgen de la Peña es además de una agrupación musical, asosiación cultural y su labor se extiende a lo largo de todo el año investigando y recopilando  cuanto hayan relacionado con la música tradicional.  Sus orígenes se remontan al grupo “Virgen de La Peña” que se fundase en los primeros 80 por el Párroco Don Antonio Herrera y unos cuantos entusiastas hasta 1988. Hoy en día muchos de sus componentes proceden del coro parroquial que han aportado nueva savia a la agrupación.

Coplas, jotas , seguidilllas, mayos, muchos de repertorio popular y otros tantos con Antonio Herrera o Rafael Yela como autores son referencia en las rondas que aún se pueden ver en algunos pueblos, y fueron apareciendo en el MODERNO con un pequeño apunte sobre su orígen y estilo previos. Así, comenzamos un viaje musical por Brihuega y aledaños, no olvidemos los mayos de Yela, que nos tuvo por las Alcarrias tan felices. Tampoco olvidaron que al jotero, o coplero, alcarreño le gusta jotear en aragonés, navarro, extremeño o lo que le echen, así que se pusieron el cachirulo un rato -metafóricamente, claro- y sonaron aires moncayos. Tampoco faltó un guiño a la Ronda capitalina del Alamín con una adaptación alcarreña del villancico, que por cierto tuvieron representación y que se incluyen en la recopilación.

En resumen, interesante encuentro, magnífico trabajo y un chute de “paisanidad”, palabro que me invento y  que sería algo así como paisanaje y regusto por lo nuestro, todo junto.

{module Robapaginas Google}


Visto 1661 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.