Cela siempre en La Alcarria

Cela siempre en La Alcarria

Cela siempre en La Alcarria. Así se llama la exposición inaugurada ayer en el Centro San José de Guadalajara que se podrá visitar hasta el 24 de septiembre que usa la dedicatoria que el propio Cela escribió en el Libro de Honor de La Diputación poco después de recibir el Nobel, “unas letras que llevan mucho significado implícito”, dijo el presidente, “porque Cela siempre estará con nosotros".

Es una amplia exposición que son tres a la vez y que muestra pinturas, fotografías, objetos, recortes prensa, todo relacionado con Cela, La Alcarria y el libro que lo ligó a esta tierra, a la que asisten también los estudiantes del "Journey to the Alcarria", que acaban aquí su viaje tras diez jornadas cargadas de sensaciones para reencontrarse con las referencias que de sus propias vivencias que llegan rescatadas desde el pasado en imágenes retrospectivas.

expo-Cela2

Al entrar al la sala de Arte una enorme imagen de un hombre enorme da la bienvenida; es Camilo José Cela protagonista en toda la muestra que es un acto más de los dedicados a la figura del insigne literato en el centenario de su nacimiento y  los 70 años del Viaje a La Alcarria, como se encarga de recordar el presidente de la Diputación.

La sala está repleta de personalidades y de público porque el acto no se lo ha perdido nadie. Hay pintores, poetas, periodistas, fotógrafos, escritores, políticos, militares..., muchos amigos de Cela y otros simplemente admiradores de su obra y la mayoría de ellos han puesto su granito de arena en la exposición cedidendo recuerdos u obras propias. 

Aquí está  José Antonio Alonso, el hombre de nuestras músicas, usos y costumbres, que forma parte activa de la exposición mostrando en el panel de cultura tradicional su profunda experiencia. También Jesús Orea, periodista de notable pluma autor de los textos de los paneles y el catálogo.

Expo-cela-5

Observando con el detalle de una de las obras expuestas encontramos a Antonio Herrera Casado, cronista provincial mientras escucha el comentario de Francisco García Marquina, sin duda el mayor conocedor de Cela entre los presentes, sobre alguna de las mil vivencias que conoce; junto a él Jesús Campoamor, pintor y poeta, que cede algunos de sus cuadros para la ocasión. 

José Ramón López de Los Mozos, etnólogo se interesa especialmente por el detalle de una fotografía de Santiago Bernal al que luego busca para para conversar, aunque resulta dificil, porque ese Bernal cargado de años y paciencia, apoyado en el bastón, que acompañó a Cela en 1972 cuando regresó a la Alcarria para conmemorar el 25 aniversario de su viaje, es uno de los más ocupados en recibir felicitaciones. Su colección de fotografías inéditas ha sido un gran trabajo, que con ayuda de la fotógrafa Paula Montávez, se ha rescatado de esos negativos que Bernal nunca olvidó.

expo-Cela-3

Tras el revuelo inicial, en el que todos parecen haber tomado al asalto la exposición, se hace un pequeño silencio y comienzan la inauguración. A la presentación del presidente siguieron las palabras del presidente del Senado, Pío García Escudero, que acudía a Guadalajara a acto electoral, pero no se ha querido perder esta exposición y recordar a ese Cela senador, contando alguna de sus anécdotas y sus intervenciones en la cámara baja.

Y los viajeros del Journey to the Alcarria forman parte de la foto principal escuchando atentos hasta que les toca turno, porque recibirán aquí el diploma de la Diputación de Guadalajara acreditativo de su viaje que uno a uno van recogiendo, algunos olvidando protocolos y abrazándose a los presidentes como si fueran su tío, otros bailando o cantando, anécdotas que elevaron el tono bienhumorado del evento y provocaron sonrisas y algún aplauso, aunque también rodaba alguna lágrima en esta despedida.

Y no solo era por el adiós de los viajeros, sino también por las palabras de Cela, estas pronunciadas en su segundo Viaje a la Alcarria en 1985 y recogidas por Nueva Alcarria: "Supongo que dentro de 25 años se me pondrán unas nuevas placas en la Alcarria, y lo que si prometo es que dentro de 40 años volveré a andar el país, no sé en qué suerte de vehículo, aunque es posible que sea en una nube, que es donde solemos viajar los espíritus puros”.

Al salir de la exposición un paisano comenta si dentro de unos siglos Don Camilo será recordado como alcarreño... alguien le mira desdeñoso y le contesta, “don Camilo es alcarreño, naciera donde naciera”. Hace cien años, por cierto.

Expo-Cela-4

{module Robapaginas Google}

Visto 1542 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.