Presentación del libro 'Antonio Buero Vallejo. Una digna lealtad' de Antonio Pérez Henares "Chani" reeditado por la Dipitación de Guadalajara. Presentación del libro 'Antonio Buero Vallejo. Una digna lealtad' de Antonio Pérez Henares "Chani" reeditado por la Dipitación de Guadalajara.

Cuando Buero mató al Tenorio y otros detalles de su biografía bajo la pluma de "Chani"

“Antonio Buero Vallejo me acompaña desde los quince años, cuando escribí mi primer artículo periodístico para una revista de los alumnos del Instituto Brianda de Mendoza en 1969; trataba de Antonio Buero Vallejo y fue censurado… Qué cosas ¿eh?”. Antonio Pérez Henares, “Chani”, recordaba así su primer acercamiento a este gran escritor alcarreño “maestro de literatura pero, sobre todo, de vida”.

Años después, el periodista acabaría escribiendo un libro sobre Antonio Buero Vallejo que, esta vez, sí fue publicado en 1998 y que ahora ha sido reeditado por la Diputación Provincial de Guadalajara en el marco de los homenajes por la efeméride del dramaturgo.  “Antonio Buero Vallejo, una digna lealtad” es el título de esta obra, fruto de largas conversaciones entre el autor y Buero, en la casa de éste, en las que “pausadamente iba desgranando sus recuerdos”. Antonio Pérez Henares ha agradecido, además, que Antonio Buero Vallejo le corrigiese personalmente el libro, “sabido es que tengo cierto problema con las tildes y las comas”, se reía Chani, “y cuando él me lo corrigió quedó impecable”.

Este libro, “el primero de carácter biográfico que se escribió sobre mi padre y gracias al cual yo también aprendí cosas”, según declaraba Carlos Buero en la presentación, es un compendio de anécdotas y vivencias de toda una vida.

Pérez Henares confesaba que el dramaturgo se recreaba vivamente en sus recuerdos de la infancia y su primera adolescencia, “señal de que quería a Guadalajara, desde luego mucho más de lo que la Guadalajara oficial le quiso a él”; pero también narra historias como el agradecimiento que mostró siempre con el jurado que le otorgó el Lope de Vega pese a ser “un rojo condenado” y la amistad que le unió desde entonces a los miembros del jurado, provenientes de familias como la de los Luca de Tena.

También se narra cómo Historia de una escalera se estrenó poco antes del 1 de noviembre para poder sustituirla pronto con el tradicional Don Juan Tenorio, pero tuvo tanto éxito que finalmente permaneció en cartelera y Buero, cuya seriedad debía ser solo aparente, decía entre risas que era “el Capitán Centella, el que mató al Tenorio”.

No todo era humor en la vida del alcarreño, cuyo paso por prisión y la sentencia a muerte a la que hubo de enfrentarse en dos ocasiones, también se reflejan en la obra. “De cincuenta condenados que eran solo quedaron dos”, explicaba Chani, Buero tuvo la muerte tan cerca que llegó a entregar a sus compañeros sus pertenencias en la cárcel. “Es como que te maten pero sin el tiro”, reflexionaba Chani.

Otras cuestiones que aparecen son conocidas por todos, como la convivencia en prisión con Miguel Hernández y se famoso retrato pero pocos saben, apuntaba Chani, que a su padre lo fusilaron los rojos y que Buero no llegó a rescatarle. “Las historias de padre e hijo retratan la atrocidad tremenda en la que no pueden volver a caer los españoles” apuntaba el autor.

Por ello, Chani ha destacado que a Buero le caracterizaba, “su dignidad, lealtad y fidelidad a unas ideas” y una “firmeza que no estaba reñida con él la templanza, el diálogo y la capacidad de reconciliación”.

Valga como ejemplo que los únicos pasajes que Antonio Pérez Henares decidió eliminar del libro de Buero “tenían que ver con gente que no se había portado bien con él”. El dramaturgo le sugirió que los eliminase y “fue lo mejor que pude hacer”, concluía el autor de esta obra que vuelve a estar disponible y que permitirá a los alcarreños y a cualquiera tenga interés, acercarse a los recuerdos de este hombre, “cumbre máxima de las letras alcarreñas”.

 

 

Visto 1765 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.