Francisco Rodríguez Tejedor nació en Sacecorbo en 1957, aunque reside habitualmente en Madrid. Francisco Rodríguez Tejedor nació en Sacecorbo en 1957, aunque reside habitualmente en Madrid.

El claxon, una parábola sobre la vida y la muerte

El autor alcarreño Francisco Rodríguez Tejedor acaba de publicar su cuarta novela: un thriller  que se pretende trepidante, sorprendente y de argumento muy original, que se mueve en la delgadísima línea que separa la vida y la muerte, la cordura y la locura, y el odio, el amor y el perdón.

¿Cómo te sentirías al escuchar en la radio del coche, que una persona de tu edad y con un automóvil como el tuyo acaba de morir mientras conducía, precisamente, por la misma apartada carretera por la que tú transitas?

 Probablemente detendrías de inmediato tu auto en el arcén sintiendo un pálpito extraño, mientras te auscultas y chequeas y, luego, respiras hondo: “No soy yo”.

Pero, ¿y si luego no pudieras arrancar de nuevo el coche, ni bajar las ventanillas, ni romper los cristales, ni pudieras salir del vehículo por mucho que lo intentaras? Demudarías, sin duda, el color de tu cara y pedirías ayuda aporreando una y otra vez el claxon.

Una novela, donde el claxon se convierte en la única voz con la que el protagonista puede comunicarse con el resto del mundo que, de repente, se convierte en desconocido y extraño para él. Un protagonista, por otra parte, que ya no podrá salir jamás del coche en el que ha quedado atrapado.

El claxon, una parábola sobre la vida y la muerte, que son las dos caras de la luna: una brillante a ratos y la otra,  oscura e impenetrable siempre. Porque como decía Oscar Wilde : “A veces podemos pasar años sin vivir en absoluto. Y, de pronto, toda nuestra vida se concentra en un solo instante”

BIOGRAFÍA DE FRANCISCO RODRÍGUEZ TEJEDOR

Nació en Sacecorbo (Guadalajara) en 1957, aunque reside habitualmente en Madrid.
Experto en economía internacional y negocios globales ha sido director ejecutivo en una de las grandes multinacionales españolas del sector financiero, aunque su gran vocación ha sido la literatura a la que se dedica plenamente y en exclusiva en la actualidad.

Entre sus obra cabe destacar: El día que fuimos dioses, de ambiente internacional y prosa cuidada e intimista, se centra en las profundas ansias de realización personal y en las grandes pasiones, con el amor a la cabeza, del ser humano. Los mejores 101 momentos de amor, un recorrido sorprendente y, a la vez, ordenado, por todas las fases de la  relación amorosa y de la soledad y el desamor. Memorias del sauce curvo, una refrescante y rejuvenecedora experiencia para el lector que volverá a sentirse niño de nuevo con esta novela de recuerdos y, a la vez, de esperanzas en los tiempos amargos y tristes en los que vivimos. Ambientada precisamente en el pueblo natal del autor, Sacecorbo, durante los años sesenta.

Gran amante del séptimo arte, se ha adentrado en él como guionista y productor en Victorita, Victorita… ( 2013), exitoso cortometraje protagonizado por Imanol Arias y basado en su novela El día que fuimos dioses. El largometraje El claxon se encuentra en proyecto de diseño y preproducción en el que interviene también su productora Indira Films.

Al finales de 2016 está previsto el inicio del rodaje de un thriller, ambientado en Argentina y el sur de España en el mundo de las drogas y de los ajustes de cuentas del cual es co-guionista, así como autor de la novela de la historia: La venganza es un menú de varios platos,  que se publicará en 2017.

Visto 1156 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.