Pepe Viyuela tras recoger el Premio Especial al actor comprometido en el FESCIGU. Pepe Viyuela tras recoger el Premio Especial al actor comprometido en el FESCIGU. Foto: J.Fraile.

Pepe Viyuela: "Hay que implicarse para hacer un mundo mejor"

El Fescigu entregó anoche sus premios con ‘Timecode’ y ‘Down by love’, como principales cortos ganadores

Tras cinco días intensos de la fiesta del cine con el Fescigu anoche llegó el momento de la entrega de premios, este año con más galardones que nunca, efecto del incremento de los patrocinadores, que dan al Festival de Cine Solidario en su décimo cuarta edición, solvencia de futuro, tras varios años en la cuerda floja de las apreturas económicas. En una espectacular gala, con el Teatro Buero Vallejo casi lleno, se desvelaban los nombres de los ganadores, donde ‘Timedcode’ de Juanjo Giménez y ‘Down by love’ de José Corral son los máximos triunfadores con los premios a Mejor Corto Español y Mejor Corto Europeo de la Sección Oficial, en la que competían 24 cortos preseleccionados, llevándose además del trofeo un premio de 2.000 euros.

Pero el galardón más aplaudido no fue el de ningún cortometraje, sino el que recibía, antes de comenzar a desvelar los premiados, el actor Pepe Viyuela, reconocido por su compromiso social. Más allá de su trayectoria profesional, ya no solo como actor, sino también como escritor,  Pepe Viyuela que combina el humor con la solidaridad y desde hace veinticinco años es miembro activo de Payasos Sin Fronteras, una ONG con la risa como vacuna para los niños.

Y un Pepe Viyuela totalmente cercano, que se hartó de hacerse fotografías con todo en el mundo en el hall del Buero, subía al escenario a señalar que "cualquiera de nosotros puede ser mañanana un refugiado" y que "nadie nos debe quitar el espacio de la lucha para hacer este mundo un poco mejor". "Creo que no merezco el premio, hago esto porque creo que debo hacerlo, el reconocimiento está bien, pero está mejor que nos impliquemos", apuntaba Viyuela, "porque las instituciones europeas no están a la altura".

Después de recibir este premio especial, patrocinado por Obra Social La Caixa, Pepe Viyuela daba las gracias a su manera, con una payasada sobre el escenario, "es lo que hago en los campos de refugiados porque vosotros, ellos, todos nos reímos de los mismo". Quedó demostrado cuando tdo el patio de butacas era un eco de carcajadas viendo al cómico tratando de colocarse la guitarra para un concierto que nunca empezó.

Con música africana, de la mano del trío Muhsilwán, que descubrió instrumentos tradicionales del continente africano tan sorprendentes como la flauta nei, comenzó la gala de clausura, conducida por los actores Montse de la Cal y Manolo Cal. La denuncia de la situación de los refugiados, hilo conductor del Fescigu de este año, estuvo presente en las intervenciones de los directores premiados, en la escenificación que Cal y Cal hicieron sobre el escenario y hasta en la música del Orfeón Jaquín Turina, una vez más impresionante, pues además de interpretar varias bandas sonoras del cine, realizaron su particular versión de "Mediterráneo" de Serrat, para denunciar esas más de 10.000 muertes en el Mediterráneo, solo en los dos últimos año, de inmigrantes que huyen del horror de la guerra en sus países de origen.

Y aunque antes no era habitual, la gala de clausura también tuvo discurso político, el de la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, tras la vuelta de la Junta a la colaboración económica de apoyo al FESCIGU. "El Fescigu es imprescindible", señalaba la consejera, destacando el compromiso social del festival y comprometiendo la continuidad del apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha al mismo, tras reconocer "el abandono de las administraciones", con un plural anónimo.

También habló sobre el escenario la responsable del Área de Negocio de CaixaBank en Guadalajara, Ana María Rubiato, como patrocinadora del premio especial, para asegurar que su entidad "comparte los valores de este festival".

Los cortos premiados

Y hasta siete galardones se entregaron a los cortos en el que hasta ahora ha sido el palmarés más amplio del Fescigu, que este año ha tenido como jurado a Amparo Climent, Manuel Gómez Pereira, Belén Macías, Fernando Ramallo, María Pedroviejo y Tote Trenas, todos ellos presentes en la Gala de clausura y encargados de entregar los principales premios de la sección oficial, además podrán presentarse a los Premios Goya, al ser el FESCIGU uno de los festivales preseleccionadores de estos galardones.

El premio ganador se desdoblaba en dos con el matiz de Mejor corto Europeo y Mejor Corto Español, aunque al final los dos cortos ganadores eran de producción española. ‘Timecode’, producida por Nadir Films y dirigida por Juanjo Giménez, se llevó el Premio Mejor Corto Español, que recogía el director que ya se llevó hace unos meses la Palma de Oro en Cannes. “Lo que está pasando con este corto supera todas las expectativas, ojalá esto durase para siempre”, reconocía Juanjo Gómez

El Mejor Corto Europeo, fue para ‘Down by love’, un corto de animación de José Corral, que recordaba como en 2003 presentó su primer corto a concurso precisamente en la primera edición del Fescigu. “Da gusto ver cómo ha crecido este festival y ha encontrado su propia identidad”.

El Premio de la Prensa, que era novedad este año, otorgado por ocho medios incluido Guadaqué, recayó sobre el cortometraje vasco ‘Dantzariak’ de Axier Salazar, quien al recoger el premio, lo dedicaba a al periodista Gorka Landaburu, víctima del terrorismo de ETA, en quien está inspirado la protagonista del corto y el mensaje que con él quiere transmitir,  “por un mundo sin olvido, pero también sin odio”.

Y el Premio del Público fue para ‘The Postmodern Pioneer plaque’, con todo el humor visual de Boris Kozlov en el sarcasmo de falso documental, para poner de manifiesto la estupidez humana en la histeria de sus "singularidades". Recogía el premio el productor del corto, Eric Foinquinos, pues el director recogía ese mismo día otro premio por este corto en Berlín.

Otro premio nuevo este año, aunque fuera de la sección ofical, fue el de Conciencia Social, elegido por las diez asociaciones que han participado en el Hall Solidario del Fescigu: Ecologistas en Acción, ACCEM, Guada Acoge, Cáritas, DideSUR, El Rincón Lento, Amigos del Pueblo Saharaui y Caravana de Grecia. Recayó en  ‘Automatic fitness’, que se proyectó en la sección Crisis Crítica y es una denuncia sobre el automatismo humano, la cárcel del tiempo y el dinero. Un corto alemán con dos argentinos como directores, Alberto Couceiro y Alejandra Tomei

La sección de Requetecortos, con 17 películas de menos de siete minutos, proyectadas en esta jornada de cierre, también tuvo dos premios. El requetecorto ganador fue ‘112’ de Wenceslao Scyzooryk, y el segundo premio fue para el documental ‘Recauchutados’, de Carlos Caro, aunque lo ha recogido Gema Rebollo, que explicó que el corto está rodado en Uganda por niños soldado, a los que fueron a enseñar fotografía y cine. Ambos han sido entregados por cuatro refugiados del centro de ACCEM en Sigüenza.

Precisamente elegimos la frase de uno de estos refugiados para despedir este Fescigu 2016 que ha puesto su voluntad de reflexión sobre el drama de la inmigración, pues él lo decía al dar las gracias a Guadalajara por su acogida, "se puede hacer más" , y se "debe hacer más", como reclamaba el genial Pepe Viyuela.

GALERÍA GRÁFICA FESCIGU 2016


Medios

Visto 1842 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.