Habrá 15 sesiones de narración oral en el Palacio del Infantado a cargo de narradores profesionales para un público muy reducido.  Habrá 15 sesiones de narración oral en el Palacio del Infantado a cargo de narradores profesionales para un público muy reducido.

El Maratón de los Cuentos celebrará su 29 edición con 
un formato ‘semipresencial’ del 25 al 27 de septiembre

Habrá Maratón, será en un único escenario y durará todo el fin de semana. Sanidad ha dado el visto bueno a la propuesta de Maratón de los Cuentos en formato semipresencial que la asociación organizadora, el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil (SLIJ), ha decidido mantener para el fin de semana que había previsto, del 25 al 27 de septiembre, con participación virtual de la ciudadanía a través del envío de cuentos grabados y con 15 sesiones de narración oral en el Palacio del Infantado a cargo de narradores profesionales para un público muy reducido.  

“Estamos cerrando ya la programación de un Maratón que intenta ser fiel al espíritu de siempre y que mantiene actividades similares a las habituales, dentro de las circunstancias tan excepcionales”, explican desde la Junta Directiva del SLIJ. Así, toda la actividad se concentra en el Infantado -no habrá actividad paralela de calle ni otras actividades como Monucuentos, Inauditos o conferencias- y será retransmitida por ‘streaming’ para que el público que no pueda acceder a un patio limitado a menos de 50 butacas pueda disfrutar de todas las sesiones. Entre sesiones, se verán cuentos enviados por aficionados, que recibirán su pin a domicilio. Además, durante toda la semana, ya en los días previos, varios colectivos con más de 15 artistas decorarán los escaparates de la Calle Miguel Fluiters y los aledaños del Infantado con instalaciones artísticas vinculadas a cuentos, en una actividad que pretende ambientar las calles y fomentar el comercio local.

“Seguir adelante con responsabilidad”

Las complicaciones existentes a causa de la pandemia de coronavirus para celebrar el evento -que había sido aplazado de su fecha habitual en junio- han impuesto este escenario semipresencial. Aunque desde la organización se había trabajado este verano en una programación más fiel a las ediciones convencionales, las circunstancias de las últimas semanas han inclinado a la organización hacia el segundo de los tres escenarios previstos -ni el más optimista ni tampoco el más pesimista, que pasaba por una celebración exclusivamente telemática-. La Delegación de Sanidad dio el miércoles el visto bueno a la propuesta del SLIJ, que ahora está redactando un Plan de Contingencia en el que se contemplarán todos los detalles de la actividad para reducir al máximo los riesgos de contagio.

“Hemos decidido seguir con absoluta responsabilidad, garantizando todas las medidas de seguridad, porque entendemos que tenemos un compromiso con Guadalajara, que es la ciudad de los cuentos, y porque entendemos que esta cita tan querida no es nuestra sino que pertenece al conjunto de la ciudad”, explica la presidenta del Seminario de Literatura, Concha Carlavilla.

La cancelación del evento habría supuesto la opción más cómoda  para la organización, pero no la mejor: “no podíamos resignaros a que 2020 fuese un año en blanco, había mucha gente trabajando ya en actividades muy interesantes y muchos profesionales estaban pendientes de nuestra decisión”, explica. “La cultura es un bien de primera necesidad, imprescindible en estos tiempos de pandemia y ha venido demostrando un comportamiento ejemplar, los lugares de la cultura están siendo lugares seguros”, añade Carlavilla, que no se olvida del apoyo que desde la asociación se quiere dar a los artistas y a los empresarios vinculados a este sector y, en particular, a este evento que es Fiesta de Interés Turístico Regional.

Actividad virtual

La actividad virtual de esta edición requiere la colaboración de la ciudadanía. Este año no podrán subirse al escenario del Infantado para contar sus cuentos en el carrusel de 48 horas, pero sí podrán enviar sus cuentos grabados. En la página web www.maratoncuentos.org se encuentran todas las indicaciones para enviar el cuento. A cambio, quienes participen recibirán un pin del Maratón en sus domicilios.

“Animamos a toda nuestra gente a participar, a que cuenten sus cuentos también este año y a que lo hagan, si les parece bien, desde sus lugares preferidos de la ciudad”, explica Carlavilla. Tienen hasta la noche del domingo 20 para enviar sus archivos de grabación.

Actividad presencial

Durante todo el fin de semana, entre las cinco de la tarde del viernes y las tres de la tarde del domingo, los cuentos volverán a tomar el escenario principal del Patio de los Leones del Palacio del Infantado. Esta vez, sin embargo, se interrumpirá por las noches y el público deberá acudir con butaca preasignada -para ajustarse a la normativa sanitaria vigente-, mediante un sistema de reserva previa que será anunciado la semana que viene. Cada dos horas, habrá una sesión de cuentos contados por un narrador para 49 personas que conformarán el público de cada sesión. La organización está cerrando el cartel de profesionales. 

El Maratón de los Cuentos llegará al conjunto de la población a través de retransmisiones en directo por internet en sus canales de difusión. Además, habrá maratones paralelos -confirmados ya los de fotografía y de ilustración- y el Maratón de Redes propondrá, como es habitual, difusión de contenidos e interacción a través de Facebook, Twitter e Instagram. Entre las actividades propuestas estará una versión virtual de los ‘cuentos mínimos’, la dinámica sección de la madruga del sábado al domingo en el zaguán del Infantado.

Escaparates decorados

Una tercera vertiente del formato de Maratón de este año mantiene la vinculación del evento con las calles a través de una iniciativa liderada Muart.G en colaboración con otros colectivos artísticos y la Asociación de Comerciantes de Miguel Fluiters, a través de la cual una quincena de artistas va a realizar instalaciones inspiradas en cuentos en los escaparates de los comercios. Los visitantes podrán acercarse a verlas y descargarse en un código QR el contenido literario al que hacen referencia. “Se trata de un itinerario artístico que va a permitir vestir de cuento nuestra ciudad” a través de la unión de un artista con un cuento y con un comercio de la ciudad.

Visto 399 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.