Amaral fue el plato fuerte en la noche del sábado en el Gigante y no defraudó. Amaral fue el plato fuerte en la noche del sábado en el Gigante y no defraudó. Fotos: Néstor Muñoz

Gigante a jornada completa y épica con Amaral

Dos entregas del Festival Gigante nos deparaba la jornada del sábado. Al más que aceptable resultado de los conciertos del viernes se añadían las citas de Santo Domingo, que desde las doce de la mañana ofrecía música y la cita de tarde y noche, de nuevo en la Fuente de la Niña, con el denso programa musical donde destacaba sobremanera Amaral.

En la mañana del sábado la Plaza de Santo Domingo parecía desierta mientras la primera banda hacía sonar su música en el escenario. Como si nadie hubiese madrugado para la entrega matinal, pero es que “Lorenzo“ ayer volvía a hacer sudar a las piedras y la gran explanada era un tostadero. Pero la imagen era engañosa ya que el público andaba refugiado en la pérgola, cerca del refrescante brebaje, o enfrente, bajo los soportales. Inusual situación con los artistas tocando de lado, la plaza con dos valientes que descubrieron alivio en el remojón de la fuente y el resto en dos largas filas laterales... "Para el año que viene, que pongan la pérgola en horizontal, cruzando la plaza; así no los vemos de lado”, decía uno los espectadores.

Pese a la calorina, poco a poco el ambiente musical se hizo con los mandos y los tres conciertos previstos animaron el corazón de Guadalajara, que se mostraba vital y bulliciosa. Alguno piensa que la oferta es muy fuerte para ser por la mañana, para gustos los colores, pero siempre se dijo que la música no tiene horas si no estados de ánimo. Así que unas dosis de indie pop-rock y unas gotas de garaje tampoco van mal para poner ritmo en el cuerpo con el sol en lo más alto.

Para eso estaban Los News que tiraron de “automedication”, a base de rock potente, casi punk – y sin casi- y un buen montón de descargas en forma de temas musicales de frenética factura.  Cobijados a la sombra y enfrascados en su charla, dos músicos ven por momentos a Datsun y en otras fases a los Hives, y es que estos andaluces tiran de estilo incendiario en su directo.  Primer aperitivo contundente, como torera picante, que tuvo que tocar de lado para mirar al personal.

En la segunda ronda la tapa esta vez llegaba con un pop guitarrero y optimista de manos de Señores, especialistas festivaleros que no se pierden uno, a poco que puedan.  “Lorenzo” pegaba aún más, pero la sombra avanzaba y poco a poco la plaza se fue poblando. Alguna pistola de agua y unos niños que tomaron la fuente más próxima a San Ginés como piscina municipal, dieron ejemplo a algunos, y los juegos acuáticos se hicieron protagonistas. pero nadie se quejaba por la mojadura colateral.

Cerrando la matiné Gigante los chicos de Aire Canadá, trajeron desde Murcia su “parques y genios” con algunos temas más en un repertorio alegre y fresco que dejó muy buen sabor de boca; hicieron del final de la mañana una fiesta pese a ser muy poco conocidos. Una agradable revelación y otra muesca en su buen camino, aunque breve porque llevan cuatro días, que ese suma a la lista de opiniones positivas que recogen.

La fiesta se estiraba por el centro con vermú largo al cobijo de música con Djs, en la plaza del Concejo, San Esteban y colaterales.

Son las cinco de la tarde y la siesta sigue quejándose de haber sido abandonada demasiado temprano. “Lorenzo” sigue pegando como si se le gastara el helio este día y la escena del viernes se repite. Siete estupendos y bravos espectadores, siete, a las cinco de la tarde. Si es que es hora taurina oiga... Un cachondo nos cuenta que “lo mismo no tocan los que abren concierto porque son Embusteros... (pausa larga, ojos de gafas de broma y carcajada contenida...) “Pfff,¡ Juaaassss!”. Humor que no falte que salvo sombra tenemos de todo.

Tiene que desanimar un poquito ver el estadio tan desangelado desde el escenario, pero hay pundonor y además el Festival Gigante tiene ya cierto nombre y todos confiesan estar contentos de formar parte del cartel. Buena señal para el evento musical arriacense.  En cuanto a su música, la de Embusteros, decir que el trío cordobés expuso una amplia muestra de su trabajo que gira en círculos fusión rock-electrónica. Muy interesante propuesta que nos deja con ganas de sondear en profundidad su última entrega, “ La verdad”.

Esto ocurría en el escenario Gigante y simultáneamente en el Coca-Cola, o escenario enano, ya que sus escasos 6X4 metros y una camioneta para encajar al batería se hacen agobiantes, sobre todo si el grupo es numeroso (en este escenario numeroso es un cantautor). Esto se lo apuntamos en el debe al Gigante y a Coca-Cola por cutres. Decíamos que en el escenario diminuto abría cartel Sonograma, rifts guitarreros sin estridencias y pop de mensaje. Amenos, pero a estas horas un poco triste todo y no por ellos.

La sucesión de conciertos era un hecho y así, Morgan subía a escenario Supersubmarina para mostrarnos un potente repertorio de esta banda nacida en 2012 en torno a Carolina de Juan que ahora es un componente más. Más gente en el césped, pero todavía poca. Y así nos encaminábamos a “lo gordo”. Uno tras otro fuero protagonistas Verela, Exsonvaldés,  Ryser & the lemons, Aurora & the betrayers... Hacia las 22:00 horas ya eran miles de personas deambulando de un lado a otro, cambiando su posición según donde estuviese el concierto y haciendo uso de las instalaciones dispuestas.

Con la noche, las zapatillas luminosas de neones de color cambiante aportaban una idea de la moda de ferias y la gente gozaba por fin de la “fresca” bailando, cantando o simplemente tumbados en el césped en alguna zona donde la música permitía hablar. Así encontramos a una pareja de Getafe que ha destinado el verano a girar por todos le macro festivales de la piel de toro, lo que nos permite preguntarles como ven el festival alcarreño en relación a otros  “Gigante está mejor de lo que en principio nos imaginábamos; no es como los megafestivales de la costa pero tiene carteles atractivos y más calidad que fama, aunque lo van arreglando”.

Efectivamente Gigante ya es apetecible. Para un músico, incluidos los foráneos, aparecer en la selección les parece cada vez más importante y los círculos donde se corre la voz son cada vez más amplios. Si van algo más despacio es porque no han cogido el tranquillo a lo tocante con los medios y es manifiestamente mejorable el trato. Otra cosilla por pulir.

Second, Sidecars, Valparaíso, Miss Cafeína, Quique González y los detectives, Shinova... La gente se sabe todo, lo aplaude y baila. Tres conciertos después todavía los grupos de chicas tararean ese “mira como floto, mira como vuelo”, que Miss Caffeina les ha metido en el alma, y los machotes de al lado se quedan con la demostrada calidad de Quique González con su larga carrera y amplísima discografía. Ellos técnicos, ellas emotivos; cada cual tiene sus argumentos para preferir a unos u otros, pero todos esperan el “gordo” de la noche: Amaral. En realidad no todos; tres chicos con rastas al acabar la noche concluyen que “en los concierto de Amaral no se pilla cacho; todos lo saben”; no hay argumento científico, creemos.

Las pistas de la Fuente de la Niña estaban a rebosar, como vaticinamos en la jornada del viernes, igual que la zona de acampada, casi sin césped visible. Miles de personas se rendían a la inigualable voz de Amaral y la sencilla, casi minimiza música y maravillosas letras, algunas ya consolidados himnos pop de la historia musical española que la gente se sabe. Se podría asegurar que la banda aragonesa ha conseguido que millones de personas se conozcan al dedillo hasta la última coma de todo su repertorio, incluido su último trabajo, "Nocturnal". Enorme de calidad y evidencia de superación en una carrera que muchos ya consideran insuperable.

Fantásticos en un pulcro concierto llenando de magia el escenario Gigante que proyectaron sobre un variopinto público que contaba con gente de todas la edades. Un abuelo cantaba con su nieto a grito pelado, “ sin ti no soy naaaadaaa”. Por otra zona, gigantón barbado parecido al Goliath del Capitán Trueno , - cosas de la moda indie-  se abrazaba tiernamente con su pareja  mientras cantaban una letra que hacían suya.  Gente distinta  pero entregada en masa  anoche a esta formación que ha puesto buena parte de la banda sonora de los últimos años en España. Y es que da gusto escuchar la calidad instrumental de Juan Aguirre complementando a la perfección a Eva Amaral, que hasta contando anécdotas o presentando a los músicos seduce. Buen recuerdo el  que deja Amaral, muy cariñosos con Guadalajara y especialmente con quienes se han erigido en protagonistas indiscutibles por su forzada ausencia, Supersubmarina.
Terminaron como todos esperábamos siendo la banda que más público ha atraído al Festival y con  otro  gran concierto para recordar....Eso sí, ni un bis, que el tiempo iba medido.

Tras Amaral el público comenzó a marcharse, aunque aún miles de personas quedarían pendientes las últimas actuaciones. En el Coca Cola nuestros paisanos Alice's Cream presentaban su flamante Cd producto de varios años de trabajo tras su regreso. Porque el trío alcarreño, cuarteto en adelante, retomaron una carrera comenzada a principios de los 90 con el nombre de Ritual, pero decidieron hacer cuenta nueva y renombrarse con tan alimenticio nombre. No tuvieron demasiada suerte coincidendo con la parte fuerte del cartel y tampoco les fue muy bien el tema del sonido, pero se repusieron y sacaron adelante un encuentro que con la incorporación de Ricardo Castro con las teclas, mostró un salto cualitativo hacia adelante. Rock sin concesiones que en ocasiones nos lleva a ver algo de Doors, por usar un referente, que ha ganado sustancialmente con los nuevos arreglos a cuatro instrumentos, o cinco con la ármonica. Muy veteranos pero mucha proyección en su camino. Bien por Alice's Cream.

Aún faltaban por ver varios conciertos. Monarchy llegaban desde Londres ofreciendo los que antes era techno pop y ahora es Synth-pop. Para hacernos una idea con ejemplos digamos que Communnards, Jimmy Sommerville o New order, todos ellos exponentes ochenteros, podrían serlo. Sin duda, con avería técnica incluida y explicada con mucha coña por Andrew Amstrong. Son el trío del momento en la Pérfida Albión (Inglaterra), y lo demostraron anoche, desplegando un poderío techno que da la razón a quienes creen que están en el camino de ser muy grandes. Y encantados de estar en Guuarrrlajara... Y como se pone el personal de contento cuando lo dicen los músicos.

Reseñar también la luminosa puesta en escena de Grises. Los vascos se presentaban con sus sonidos pop dance, electro pop se dice ahora, y pusiesen al personal en trance antes de la sesión Vdj de los hermanos Redondo, Videoframe. Son enérgicos y espectaculares con temas muy pegadizos y bailables, pero anoche abusaron un poco de ráfagas luminosas al público que no dejaban ver el concierto, pero eso se arregla atando la mano del técnico de luces un ratito.

Eran las cuatro de la mañana cuando llegaba el final, con  el turno de los dj's y la sesión dance. Si es complicado hacer una buena sesión sólo con música pensemos en la complicación de mezclar imagen al tiempo. Bueno, pues eso es algo que manejan con soltura los hermanos Redondo que nos llevaron hasta pasadas las cinco al mundo del baile.

En resumen, un Festival Gigante sigue creciendo con más cosas positivas que negativas. Con el récord de abonos logrado, ni un sólo incidente reseñable -sólo algún pasado de copas- y con más de 15.000 visitantes entre  las dos jornadas. La consolidación es un hecho, pero ni siquiera los mas antiguos pueden garantizar su continuidad, así que lo dejaremos en que se ha ganado una cuarta entrega con creces.  Hay algunos aspectos vitales que mejorar, pero eso sin duda no es problema para una organización, Malvhadas,  que no espera a incorporar lo último, como esas curiosas pulseras inteligentes que te daban acceso y servían para pagar o acceder a los diferentes servicios. Seguro que 2017 tendrá másmucho más Gigante y nos quedamos expectantes.

GALERÍA GRÁFICA FESTIVAL GIGANTE SÁBADO Fotos: Néstor Muñoz

 

 

Visto 3231 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.