La primera proyección de 2019 (El Pósito, 12 de enero, 20 horas, entrada libre) incluye la ópera de Puccini Gianni Schicchi y tres grandes temas interpretados por la gran diva de la ópera. La primera proyección de 2019 (El Pósito, 12 de enero, 20 horas, entrada libre) incluye la ópera de Puccini Gianni Schicchi y tres grandes temas interpretados por la gran diva de la ópera.

Homenaje a Montserrat Caballé con 'Vive la ópera en Sigüenza'

'Vive la Ópera en Sigüenza' comienza el año con la proyección de la ópera en un acto Gianni Schicchi de Giacomo Puccini, sobre un libreto de Giovacchino Forzano, inspirado en el 'Paraíso' de la Divina Comedia, de Dante, y con un homenaje a la gran Montserrat Caballé.

La aficionada musical Zoila Paradela, con el patrocinio del Ayuntamiento de Sigüenza y la colaboración de la Asociación de Empresarios, ha elegido para iniciar las proyecciones de 2019 esta ópera breve, con el fin de homenajear también a la gran diva de la ópera, recientemente fallecida, eligiendo para ello tres temas emblemáticos. La cita es en El Pósito, el próximo sábado, 12 de enero, a las 20 horas, con entrada libre.

Gianni Schicchi fue estrenada en el Metropolitan de Nueva York en 1918, como última parte de Il tritico. La versión que se va a proyectar el próximo sábado, día 12 de enero, a las 20 horas correspondie a la Orquesta Filarmónica de Londres, con dirección musical de Vladimir Jurowski, en el Festival Glyndebourne (2004). Los papeles protagonistas corresponden a  Alessandro Corbelli, Felicity Palmer, Marie Mclaughlin, Massimo Giordano y Sally Matthews. 

La trama, ambientada en Florencia en 1299, se desarrolla en torno a la muerte del rico Buoso Donati. Los parientes buscan con ahínco el testamento del tacaño Buoso, hasta que su joven nieto Rinuccio lo encuentra y, antes de entregárselo a los parientes, consigue el consentimiento de su desagradable tía Zita para casarse con Lauretta, hija del campesino Gianni Schicchi. Al leer el testamento, sin embargo, los parientes se dan cuenta de que Buoso ha dejado todas sus pertenencias a los monjes de Signa como expiación de sus pecados. Ante la desesperación de la familia, que ve evaporarse la fortuna del tío, el astuto Schicchi, a ruegos de su hija, elabora un plan perfecto: se disfraza de Buoso, ocupa su lugar en el lecho mortuorio y hace llamar al notario para redactar un nuevo testamento. Los familiares, mientras éste llega, intentan sobornar a Schicchi para quedarse cada uno con la mejor parte de la herencia; Gianni dice que sí a todos pero, a la hora de la verdad, se adjudica la mayor parte de los bienes y obliga a la gruñona Zita a pagarle un buen pellizco al notario, por si acaso. Los familiares intentan recriminarle su acción, pero él los amenaza, recordándoles cómicamente la pena en que incurrirían por el delito cometido, que en la Florencia de finales de siglo XIII consistía en cortar una mano al culpable. Schicchi se justifica al final: su hábil estratagema ha permitido a Rinuccio casarse con Lauretta ¿De qué mejor manera podían acabar los dineros de Buoso?

Puccini concibió Il trittico como una trilogía en la que las partes tuviesen una relación con la Divina Comedia de Dante, obra que se divide en tres grandes bloques: “Infierno”, “Purgatorio” y “Paraíso”. 

Parece que el compositor no siguió fielmente su idea original y las tres óperas en un acto que compuso, aunque tienen relación con los apartados de la obra dantiana, no son más que un pretexto lejano. Así, en Il tabarro, obra de trama siniestra y sin esperanza, puede verse como trasfondo el “Infierno”; Suor Angelica representaría el “Purgatorio”, ya que en ella se comete un pecado mortal que finalmente es perdonado y la protagonista alcanza la salvación eterna; Gianni Schicchi, la más vital y esperanzadora, reflejaría el “Paraíso”. Como muy bien acierta a destacar el musicólogo italiano Mosco Carner, la representación de Il trittico de forma completa y en una sola jornada permite que el contraste entre las tres actúe como un poderoso agente dramático, reforzando el impacto de cada una de ellas. Puccini se quejó en diversas ocasiones de que se representasen algunas de ellas de forma separada, oponiéndose a que Il trittico fuese “tan brutalmente despedazado”.

Gianni Schicchi entró en el mundo de la comedia operística italiana con gran fuerza, ya que contiene unas grandes dosis de comicidad, sobre todo en lo que se refiere al personaje principal, interpretado por un barítono, que lleva el peso de la comedia convenientemente reforzado por los pintorescos parientes.

La proyección de esta ópera,  de sólo 55 minutos, ha sido programada ex profeso para incluir, de manera adicional, tres temas interpretados por Montserrat Caballé, en homenaje. Una primera pieza está extraída de una gala por el centenario del Metropolitan de Nueva York, celebrada el 22 de octubre de 1983. La diva interpreta, junto a José Carreras, el final de la ópera 'Andrea Chénier', de Giordano 'Vicino a te s'acqueta l'irrequieta anima'. Para finalizar la sesión, la diva interpreta un par de temas de 'Norma' de Bellini, extraídos de la mítica grabación de esa ópera en Orange en 1974.

Visto 450 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.