Ilustrando los cuentos con objetos del museo para felicitar al Maratón

Ilustrando los cuentos con objetos del museo para felicitar al Maratón

Érase que se era... una ciudad volcada en el mundo de los cuentos, una ciudad que podría llamarse Guadalajara. Érase que se era... un pequeño museo uno en el que se guarda la historia de toda una provincia, un baúl en el que cabía toda su memoria... Érase que se era, que ese Museo quería hacer un homenaje al Maratón de los Cuentos en su aniversario y eligió 25 de ellos, uno por año cumplido, y empezó a planear una exposición que se llamaría ‘Érase que así era’.

Y así nace el primer regalo de cumpleaños para el 25 Maratón de los Cuentos de Guadalajara, y para toda la ciudad, de la mano del Museo provincial, que ha sido capaz de ilustrar 24 cuentos clásicos y uno tradicional de Guadalajara, "El preso de Uceda que mató al dragón", con objetos de los fondos etnográficos del Museo y de donaciones o préstamos de colecciones particulares, para dibujar en tres dimensiones esas imágenes que nuestra memoria infantil atesora, en el lenguaje visual de los cuentos que pinta la imaginación de cada cual.

Una moneda de la época de Alfonso XIII es la propina del  Ratoncito Pérez, una vasija del siglo XI la lámpara de Aladino, un hueso de buitre de finales del siglo XVIII la flauta de Hamelin, un zurrón de paja y centeno de principios del XX, es el zurrón que canta,  unas antiguas herramientas de carpintero sirven para fabricar a Pinocho y un perchero del siglo pasado espera el traje invisible del Emperador. Todo esto y mucho más en un derroche de imaginación y ternura, fruto de la colaboración a varias bandas, entre el Museo Provincial, el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil de Guadalajara, el Archivo Histórico Provincial, particulares que han cedido objetos de sus colecciones y algunas voluntarias que han participado muy activamente, como Ana Ongil y Susana Martínez. La comisaria es Mª Luz Crespo, extrabajadora del Museo Provincial, mientras que José Antonio Borrás se hecho cargo del diseño expositivo y del montaje.

Tocaba hacer entrega de este regalo tan especial este viernes, inaugurando la exposición que se encuentra en el salón de linajes del Palacio del Infantado, espacio compartido del Maratón de los Cuentos y el Museo, y el director del Museo Provincial de Guadalajara, Fernando Aguado, recordó que los museólogos también son, como los cuentistas, “contadores de historias” y dijo que el recado de esta exposición era “que los niños se acerquen al museo de una manera agradable y divertida y que en el futuro recuerden su paso por esta institución”.

Advertía Aguado que cuatro años de política de austeridad, aparte de despidos e historias personales muy duras, "han hecho que ya no hay niños en este Museo, donde los visitantes han descendido un 55%", y que éste es un modo de volver a acercarse a los niños, "gracias a la colaboración y generosidad de mucha gente", a quienes nombró uno por uno. Felicitó al Maratón de los Cuentos, con quien deseó compartir otros 25 años de vida, y para el que reclamó incluso la declaración de Patrimonio de la Humanidad, más allá de la del Infantado.

Blanca Calvo, como presidenta del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, era quien "desenvolvía" este regalo, con toda la emoción. "Esta exposición se ha hecho con mucho amor, alegría y mucha cooperación” ya gradecía al equipo del Museo, por tener la idea, esta posibilidad de "vivir la fantasía".

Calvo anunciaba que una de las mesas de debate del Maratón de los Cuentos analizará cómo hacer de Guadalajara una ciudad todavía más de cuento, y abogaba por una exposición permanente como esta, para Guadalajara.

Y la comisaria de la exposición, Mª Luz Crespo, guíaba la primera visita a la exposición, con pequeños y adultos, entre ellos la exdirectora del Archivo Provincial, Riansares Serrano, candidata al Senado por el PSOE y la concejala de Ahora Guadalajara, Susana Martínez, y muchos de los que han colaborado en la muestra, al tiempo que desvelaba la trama de ese cuento tan particular de Guadalajara, que a muchos sorprende encontrar en esta exposición y que es el guiño particular a la  provincia de Guadalajara, rescatado del libro de Eulalia Castellote y José Manuel Pedrosa, "La mujer del pez y otros cuentos tradicionales de la provincia de Guadalajara".

La apertura de la exposición durante este primer fin de semana está contando con la posibilidad de que los niños participen en unas visitas guiadas por la contadora y actriz profesional guadalajareña Marta Marco, tanto el sábado como el domingo de once a doce de la mañana.

Desde este viernes y hasta el 17 de julio, el Salón de Linajes ofrecerá esta visita en horario de martes a sábado de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas, los domingos de 10:00 a 14:00 horas; y, desde el 16 de junio, en horario de mañana de 10:00 a 14:00 horas, con posibilidad de visitas guiadas por las tardes, previa reserva en el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil.

{module Robapaginas Google}


Medios

Visto 2365 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.