Kiko Veneno desgrana su discografía en Guadalajara. Kiko Veneno desgrana su discografía en Guadalajara.

Kiko Veneno desgrana su discografía en Guadalajara

En el fin de semana que cierra el ciclo de conciertos Ferial 21 Kiko Veneno ha sido el encargado de dinamizar la tarde-noche con un recorrido por todo su repertorio en el que se ha echado de menos algo de percusión. 

El año pasado se premiaba y reconocía la independencia de toda su carrera con el Premio de Honor Mario Pacheco  al músico, también reconocido con el Premio Nacional de las Músicas Actuales en 2012. Y es que el artista lleva más de 40 años en la industria y es toda una institución, uno de los pesos pesados de la programación de este último ciclo de conciertos en Guadalajara.

El concierto, como nos han acostumbrado en este ciclo, era en un escenario poco vestido dos sillas y las guitarras que junto con el kazoo acompañarían a las letras de Kiko. 

El concierto progresaba y se sucedían las canciones que nos guiaban por su trayectoria profesional  y su particular fusión de géneros. Desde su primer disco (Veneno) hasta sus últimas canciones con alusiones a la pandemia y situación más actual. Sorprendía a los presentes con “La Leyenda del Tiempo de Camarón”, en la que en su momento tuvo una participación y a la que no acabó de hacer justicia, quizá por la falta de acompañamiento, el cambio de la voz o quizá el público no supo hacerse a esta adaptación. 

También se hizo presente su reciente participación con C. Tangana con la canción de “Los Tontos”, a la que, como al resto de concierto le faltaron hasta las palmas y eso quizá fue culpa de un público que no acababa de calentar. Puede que solo cuando llegaron “Echo de Menos”, “En un Mercedes Blanco” y “Volando Voy” se escuchasen los ecos del escenario y empezaban a aflorar las palmas y ademanes. 

No fue por falta de ganas por parte del artista que interactuaba con el público, receptivo a peticiones y acercándose para darle al concierto un carácter algo más particular, pero no acabó de ser redondo. 

El concierto acabó por todo con el que es ya un himno de la música y la historia de España (Volando voy) y dejando un mejor sabor de boca entre los espectadores que disfrutaron de la tarde del sábado acercándose un poco más a este emblema de la música española.

Visto 327 veces