Las miradas de los nominados al Premio Nacional de Fotografía

Las miradas de los nominados al Premio Nacional de Fotografía

La Sala Azul del Palacio del Infantado ha acogido hoy la inauguración de la exposición fotográfica que aúna los trabajos candidatos al Premio Nacional de Fotografía que se otorgará en la tarde de mañana en una gala en el Teatro Auditorio Buero Vallejo.

Un buen número de curiosos, la mayor parte de ellos venidos de diversos rincones del país y pertrechados con sus propias cámaras de fotos y con las acreditaciones para participar en la Semana Nacional de la Fotografía, paseando por la sala comentando las imágenes expuestas y posando junto a sus favoritas y junto a los autores, Victoria Planas, Gràcia de la Hoz y Julián Negredo, que no podían faltar a la inauguración.

Después de admirar las tres colecciones de fotografías, los asistentes se han desplazado al salón de actos para participar en una mesa redonda con los tres autores nominados al premio, moderada por Juan Ramón Velasco, el presidente de la Agrupación Fotográfica de Guadalajara (AFG). En ese espacio, los tres fotógrafos  han mostrado su agradecimiento por haber sido reconocidos por la AFG y seleccionados para este Premio Nacional de Fotografía y han podido explicar cómo reaccionaron tras recibir la propuesta de presentar una colección al concurso y en qué ha consistido finalmente el trabajo expuesto.

Gràcia De la Hoz se decantó por los retratos ya que, aunque no le gusta encasillarse, reconoce que es con lo que más disfruta. Tras darle muchas vueltas decidió que las barbas serían el hilo conductor de su colección “Retratos con barba”, para la que fotografió a una buena selección de sus conocidos barbudos más pintorescos.

A Julián Negredo también le costó buscar una idea para su muestra y, finalmente, está le llegó como un regalo en forma de viaje a Bilbao donde, aunque le cayó “la del pulpo”, consiguió hacer una buena serie de fotografías al Guggenheim. Sin embargo, consideraba que aún “les faltaba algo”, y se acordó de unas fotos que había tomado a la estatua de un golfista y, aficionado a la fotografía creativa, decidió montar un campo de golf sobre las caprichosas formas del museo bilbaíno.

Victoria Planas, sin embargo, ya tenía un proyecto en mente y decidió que esta era una buena oportunidad para realizarlo. De un viajé que realizó al sur de China y norte de Vietnam, tenía una gran cantidad de material fotográfico que había realizado en una ruta d seis días por campos de arrozales. Su idea era seleccionar las fotografías requeridas por las condiciones del concurso y crear con ellas una gran panorámica que pudiese asemejarse a los campos inmensos y de “un verd indescriptible” que ella vió, alternados con algunos de los personajes con los que se toparon en el camino. “Entre arrozales” es, entonces, una serie fotográfica con un orden visual de forma que se consigue encadenar, a través de las ondulaciones de los bancales de arroz, distintas imágenes individuales como si de una panorámica se tratase.

Aunque “la suerte está echada” de cara al Premio Nacional de Fotografía, a todos los participantes en estas jornadas les esperan un buen número de actividades previstas para el fin de semana. Actividades que ha explicado brevemente el presidente de la AFG, Juan Ramón Velasco, entre las que se incluyen visitas a “las tripas del Auditorio Buero Vallejo” y al Centro de la Fotografía y la Imagen Histórica de Guadalajara (CEFIHGU), además de una ruta turística que se realizará el domingo con el fin de que los participantes puedan fotografiar nuestra ciudad y editar un libro que, previsiblemente llevará por nombre Objetivo Guadalajara, y que recoja nuestra ciudad vista a través de los ojos y las cámaras de este grupo de fotógrafos venidos de toda España.

Visto 1042 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.