El escritor y abogado Lorenzo Silva estuvo colegiado en Guadalajara durante unos años por su ejercicio profesional. El escritor y abogado Lorenzo Silva estuvo colegiado en Guadalajara durante unos años por su ejercicio profesional.

Lorenzo Silva analizó en Guadalajara la relación entre derecho y literatura

El Ilustre Colegio de Abogados (ICA) de Guadalajara acogió ayer una interesante conferencia del escritor y abogado Lorenzo Silva que versó en su mayor parte sobre la relación del derecho y la literatura.


A su llegada, Lorenzo Silva recordó haber formado parte del Ilustre Colegio de Abogados de Guadalajara durante sus años de ejercicio como abogado por la relación laboral que mantuvo con una empresa eléctrica durante años y la relación de esta con la provincia de Guadalajara. Recordaba perfectamente su número antiguo número de colegiado y, aseguró, mantiene la colegiación como ejerciente pero en la vecina comunidad de Madrid donde reside.

En su conferencia, Lorenzo Silva abordó las conexiones que existen entre el derecho y la literatura con multitud de ejemplos extraídos de sus propios libros y de otros autores, también examinó como la realidad aparece o no en la literatura española, y, por último, reflexionó sobre las muchas dimensiones jurídicas que existen y cómo se insertan estos argumentos jurídicos en el relato del momento actual que atraviesa España.

Silva reconoció que su vocación de escritor se despertó en su adolescencia pero que, convencido de la dificultad de vivir de esta profesión, decidió estudiar derecho para encontrar una manera de ganarse la vida. Mantuvo que esta elección le ha permitido aportar características propias a sus novelas como el conocimiento jurídico o el uso de la palabra para buscar el matiz y el detalle. A través de la abogacía, aseguró, “me acerqué a una profesión que me hizo ver la importancia de persuadir en el discurso”.

El escritor realizó una crítica dentro y fuera de la abogacía por la falta de cultura jurídica que existe en la sociedad y, según valoró, el fallo de comunicación de los juristas para transmitir ese lenguaje.

Por último, Lorenzo Silva valoró el momento que atraviesa el país asegurando que “los conflictos de la sociedad española son muchos, no solo Cataluña. El modelo está agotado en muchos aspectos. No quiero decir que el modelo haya sido malo, todo lo contrario, si no que hay que mejorarlo. La situación actual es una situación de crisis expandida en todos los terrenos”. Mantuvo, asimismo, que la  única manera de canalizar todos los desajustes del sistema es que la Justicia resuelva las situaciones de conflicto.

Al finalizar la conferencia, el Decano del ICA de Guadalajara, Emilio Vega Ruiz, mostró su disposición porque Lorenzo Silva no sea el único literato que visite la sede colegial porque, valoró, se había abierto una interesante vía para conocer la relación de otras disciplinas, como la literatura, con el ejercicio de la abogacía o, en general, con la administración de la Justicia.

Entre el público asistente, cabe destacar la presencia de altas autoridades judiciales como la presidenta de la Audiencia Provincial, Isabel Serrano; el juez decano, Jesús Villegas; así como el secretario coordinador, Miguel Marcos; y el decano de los procuradores, Andrés Taberné; además de otros letrados de la provincia y otras personas interesadas en la obra del autor que, por cierto, ambientó la segunda novela de la serie de Bevilacqua y Chamorro, El alquimista impaciente, en Guadalajara.

Visto 351 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.