Luis Alberto de Cuenca quiso enmendar la métrica al Arcipreste de Hita

Luis Alberto de Cuenca quiso enmendar la métrica al Arcipreste de Hita

“Esto de no tener que hacer carrera eclesiástica y que le nombren a un arcipreste es fantástico y me siento muy honrado de ser Arcipreste de Hita, porque adoro al Arcipreste de Hita desde pequeño”  Esto es lo que manifestó el poeta, traductor y ensayista, Luis Alberto de Cuenca, nada más recibir ayer en Hita, la placa de nombramiento de “Arcipreste del Año”, de manos de su alcalde, José Ayuso, quien desvelaba que el nombramiento de Cuenca había sido sugerido por el profesor Manuel Criado de Val, creador del festival Medieval de Hita, durante varios, antes de su muerte.

Y el propio Cuenca, daba razones para esto, cuando enseñaba un pequeño ejemplar del ”Libro del Buen Amor”, de la edición Crisol, con apenas 14 centímetros de alto, “que compré cuando tenía 13 años y costaba 55 pesetas”, libro que le cautivó no solo en la lectura, sino también en el empeñó de corregir la métrica, ““me cabreaba que las cuadernas vías, tetrástico monorrimo, no estaban perfectas”, he incluso en traducir al castellano moderno, tarea inacabada que remató la estudiosa española medievalista, María Brey Mariño, como explicaba el filólogo.

“El Arcipreste de Hita es una figura actual y lo seguirá siendo siempre porque rezuma vida”, aseveraba Cuenca, relatando también su relación con Criado de Val, “uno de los grandes revitalizadores del mito del Arcipreste de Hita en el siglo XX”, al que su abuela adoraba cuando salía en televisión hablando de lengua, y del que acabó siendo compañero, en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, años después y también colaborando en el Congreso de Caminería Hispánica, otra de las pasiones de Criado de Val, con un trabajo sobre los Caminos de Amadis de Gaula.

Y antes de leer algunos poemas suyos, de su última antología publicada, que entregó al Ayuntamiento de Hita como obsequio, y otro más del “Libro del Buen Amor”, en romance castellano, Luis Alberto Cuenca reiteraba su orgullo y agradecimiento por el nombramiento y su compromiso por difundir el mensaje de la villa de Hita , “por todos los lugares por los que tenga que discurrir en este año y siempre”.

Previamente a este nombramiento fue Juan Garrido, presidente de la Fundación Siglo Futuro, quien trazó la semblanza y trayectoria de Luis Alberto Cuenca, desde su formación en el colegio del Pilar junto a personajes como Aznar o Villalonga, pasando por su trayectoria como estudioso de la literatura, llegando a ser Premio Nacional de Traducción y académico de número de la Real Academia de la Historia, también como poeta (Premio Nacional de Poesía 2015) y recalando también en su etapa política, en la que llegó a ser secretario de Estado de Cultura, durante cuatro años con Aznar como presidente, etapa que el propio Cuenca apuntó que estaba zanjada.

La viceconsejera de Educación de Castilla-La Mancha María Dolores López, también participa en el nombramiento de Luis Alberto de Cuenca como ‘Arcipreste del año’, y tras felicitar al poeta en nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha, señaló que tanto él como los arciprestes nombrados en años anteriores –José Sacristán, Juan Echanove, Andrés Aberasturi, Manuel Galiana y Emilio Gutiérrez Caba- pueden sentirse copartícipes del reconocimiento que en el Día de la Región hará efectivo el Gobierno de Castilla-La Mancha con la entrega de la placa al Mérito Regional concedida al Festival Medieval de Hita, que se lleva celebrando desde 1961.

La viceconsejera también elogió la figura de Manuel Criado de Val, “y su acción visionaria para saber ligar el hecho literario al futuro de Hita” ydestacó la importancia del patrimonio inmaterial en Castilla-la Mancha para llegar a afirmar que “bendito problema el de una tierra que en un año como éste parece que debe repartir esfuerzos y atención en celebrar a Cervantes, a Cela y a Buero Vallejo”.

Y aunque no tomó la palabra también presidía el acto en representación de la Diputación provincial, el alcalde de Jadraque y diputado, Alberto Domínguez, mientras que Garrido excusaba la ausencia del delegado de la Junta, Alberto Rojo, por un compromiso de boda.

Volvió a llenarse el salón de actos de la Casa Museo, con el reclamo del alcalde a las Administraciones presentes, de poder contar con una sala más grande, pues se quedó pequeña con la presencia de medio centenar de vecinos, algunos medios, y otras personalidades como la senadora Ana González, el pintor Jesús Campoamor o la periodista Cristina Morato.

Además de la placa del nombramiento Luis Alberto Cuenca recibió, como ya es habitual una cesta de productos de la tierra, con espárragos de la Vega del Badiel, miel y queso de Hita, y una bonita cerámica que representaba al arcipreste, dedicada a su mujer, que también le acompañaba en el acto.

Vecinos y autoridades compartieron un ágape posterior, antes de poner fin a la jornada con un estupendo concierto de la Banda Klandestinos, a la luz de la luna, en las ruinas de San Pedro.

 


Galería Gráfica Luis Alberto de Cuenca, Arcipreste Fotos J. Fraile

{module Robapaginas Google}


Medios

Visto 2356 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.